Por mucho tiempo el turismo vacacional se encuentra controlado por el pensamiento netamente económico y las investigaciones sociológicas. En esta página web se mantiene una visión más balanceada: los turistas mismos y el encuentro con su destino vacacional. Los turistas toman lo que se les ofrecen y lo usan para sus propios propósitos; son precisamente estos propósitos los que nos interesan y más que 25 artículos en esta página web tratan de eso: el turismo de los turistas. Agregué un artículo nuevo sobre "el cambio climático" dentro del rubro "Turismo" (julio 2020).

En febrero 2020 agregué un artículo nuevo en el rubro "Turismo" con el título "La Fenomenologia y el Turismo".

El Turismo (1)

Tema: El Turismo (1)

Regresar a Temas

El Calentamiento Global: Mitos, Hechos y Preguntas

Todos los derechos son del autor Marinus C. Gisolf. Se prohíbe la reproducción total o parcial sin mención de la fuente

El presente artículo fue desarrollado en conjunto con P. Dercksen, Mcs.; M. Th. Baayen, Mcs.; F.van Sluijs, Ir. cuyas contribuciones aportaron enormamente a la calidad y el contenido del artículo.

1. Introducción

El presente ensayo sobre el tema del calentamiento global y los cambios climáticos en general, nació a raíz de una confusión creada por una serie de publicaciones con contenidos contrarios, políticas ambientales ambivalentes, acuerdos internacionales cuestionados, y ciertas teorías con sus seguidores y sus detractores, lo que nos deja en un estado de no saber a quién creer ni lo que está pasando en este mundo. Las temperaturas de la atmósfera parecen que están subiendo, lo que la mayoría de los científicos, expertos en general, políticos y la gente de la calle, han podido apreciar durante los últimos 50 años o quizás mucho más atrás. El clima cambia continuamente, lo que es uno de los pocos aciertos en una materia sumamente confusa, sin embargo el porqué de dicho incremento, y más específicamente, hasta qué punto el ser humano puede influenciar las temperaturas en la atmósfera por un incremento o una disminución de la producción del CO2 (dióxido de carbono), abre una discusión amplia y a veces vehemente. Como parte de una serie de conversaciones sostenidas con amigos que tienen diferentes intereses en este tema, llegamos a la pregunta ¿Cuán importante es el papel del ser humano en el cambio climático? En búsqueda de respuestas a esta pregunta, empezamos una investigación propia de lo que se puede encontrar en el Internet sobre estos temas y que resultó en un camino de descubrimiento lleno de sorpresas, intrigas, manipulaciones, hasta un punto en que parece claro que no existe una explicación ni solución sencilla, sino un sistema climatológico que es no-lineal, caótico y retroalimentado, lo que hace que sea casi imposible pronosticar el clima de mañana.

 2. Los temas más discutidos

Se pueden dividir los temas más relevantes acerca de la problemática climática en cuatro ejes, y de seguido elaborar una síntesis (se mencionan solamente las páginas Web más relevantes):

 2.1 El clima y el calentamiento climático

El primer tema es del calentamiento del clima de la Tierra, y para ser más exacto, cuánto es, su desarrollo y el porqué del mismo. Durante el holoceno, cuando terminó la última glaciación (hace unos 12.000 años), entró el planeta en una época interglaciar con temperaturas que paulatinamente están subiendo, sin embargo, no siguen una línea recta, sino que muestran altas y bajas (Mayewski et al., 2004 ). Por ejemplo en Europa hubo un período más caliente durante el imperio romano, luego una pequeña edad de hielo entre 1300-1400, y luego hubo picos alrededor del 1650, 1770 y 1850 (D.J. Easterbrook) .

Los factores que contribuyen a los cambios del promedio de las temperaturas globalmente, forman un conjunto bien complicado relacionado con la Tierra y el universo. Aquí se pueden mencionar las manchas solares, cambios en el ángulo del eje del planeta hacia el sol, los corrientes termales de los océanos, reflexión de la radiación en la superficie de la tierra o los gases invernaderos, entre otros (Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, 2004).

Además, el clima representa un sistema no-lineal, caótico y retroalimentado que, por su alto grado de complejidad, dificulta los pronósticos exactos, o sea, todavía faltan muchas piezas de este rompecabezas.

Lo que queda claro, es que las variaciones en la temperatura de la Tierra y su atmósfera, tienen muchas causas y no dependen solamente de las concentraciones de CO2, sino que están reguladas por una serie de factores que pueden servir como retro-alimentadores positivos o negativos, cuyas influencias son difíciles de calcular. Por ejemplo, la función del vapor de agua y las nubes, todavía está sujeta a investigaciones, igual que los factores relacionados con la nieve y el hielo. Otro ejemplo es el papel que cumplen los océanos en el transporte de calor entre los dos polos (AMOC por sus siglas en inglés en el Atlántico y el PDO en el pacífico), y cuya influencia parece ser subestimada en relación con su influencia en el clima y los cambios de las zonas climatológicas, incluyendo los polos mismos. A pesar de que se han medido temperaturas más altas en el aire de los polos, el verdadero problema no es ese, sino las temperaturas de las corrientes marinas, veamos por ejemplo el resumen presentado por Judith Curry, 2017.

En relación con los océanos, también están los fenómenos del Niño y la Niña, que han tenido influencias fuertes sobre el clima en ciertas zonas del planeta (Piskozub, J. and Gutowska,D., 2014).

Las razones existentes detrás de los cambios en temperatura y en el comportamiento general del clima, no están claras tampoco. El glaciólogo suizo Schluchter (Preusser,F.; Graf, H. R.; Keller, O.; Krayss, E. & Schlüchter, C., 2011) mostró que durante el holoceno se han experimentado importantes variaciones en temperaturas. En el caso de los glaciares, descubrió que su longitud ha estado sujeta a variaciones, y hasta experimentado cambios en los límites de su vegetación arbórea, (ver Schlüchter).

Lo que se puede establecer entonces, es que el clima sí cambia, que sí existe una tendencia de calentamiento y que estos datos no muestran nada nuevo, porque en el largo pasado del planeta se han experimentado cambios bastante más drásticos. Luego de estos puntos generales sobre el clima, seguimos con la aparición del ser humano en el escenario.

 2.2 El clima y el ser humano

El segundo tema de importancia trata del grado en que el ser humano por sus acciones puede influenciar en el clima, y en qué medida y niveles lo hace. La deforestación o los elevados niveles de las emisiones de CO2, son dos ejemplos en que el ser humano parece tener una influencia directa sobre el desarrollo del clima. La cuestión del papel que tienen las emisiones del CO2, se han estudiado por más de cien años y específicamente desde los años ochenta del siglo pasado se ha aumentado dicho interés, no solamente por parte del sector científico, sino también a niveles políticos (ver sección 2.4).

Repasando una parte del extenso cuerpo de publicaciones acerca del calentamiento global, se nota que la discusión alrededor del efecto del CO2 domina los debates, las opiniones y la polémica. La influencia de este gas con efecto invernadero ha sido discutida, primero que todo, por su grado de influencia, luego, por sus fuentes de emisión y la contribución de cada una y, finalmente, por la forma en que el tema del CO2 es utilizado a niveles políticos y económicos (ver sección 2.4). El efecto invernadero ocurre porque los gases de efecto invernadero permiten que la luz del sol (radiación de onda corta) atraviese la atmósfera. La tierra absorbe la luz solar, se calienta, y después re-emite energía por medio de radiación infrarroja y de onda larga. La última sale y es absorbida por los gases de efecto invernadero en la atmósfera. Por tanto, ésta se calienta, reemitiendo radiación de onda larga en todas direcciones. Parte de ella retorna a la superficie de la Tierra, sin embargo, dicho efecto contribuye más que todo al calentamiento de la atmósfera, mientras que la energía que se acumula en la superficie de la tierra está sujeta al proceso de convección del aire superficial, que la hace subir a las capas superiores de la atmósfera. El aire calentado permite también el aumento del contenido de vapor de agua, que funciona como retroalimentación positiva que a su vez permite un aumento adicional de la temperatura. Por otro lado, cuando el aire húmedo sube al nivel donde se presenta el punto de saturación, se inicia la precipitación, que favorece la pérdida de energía y reducción de la temperatura. Por lo anterior, se cuestiona si este proceso produce una retroalimentación positiva o no. En primer lugar, es importante medir y monitorear los cambios de la temperatura de la atmosfera. Las distintas superficies de la Tierra (húmedas y secas) tienen sus propias características. El agua del océano se calienta lentamente en el tiempo, en tanto que las superficies secas se calientan más rápidamente, sin embargo, pierden la energía inmediatamente cuando la fuente del calor –sol o aire caliente-desaparece.

Aparte del CO2, hay más factores que influyen, de una u otra manera, en el desarrollo del clima, como es por ejemplo el vapor de agua, que forma una mayor parte de los gases invernaderos y cuya presencia en la atmósfera depende, entre otros, de los bosques existentes en el planeta. El calentamiento urbano es otro factor que juega su papel, sin embargo, faltan datos e investigaciones más profundas para precisarlo. Como se ve, son bastantes los factores que influencian el sistema climático a muchos niveles diferentes, como es el caso de los corrientes oceánicos mencionados anteriormente. Lo que queremos saber es cuán grande es esta influencia humana sobre el sistema climático y, sobre todo, si el ser humano con sus actuaciones puede influenciar en el clima.

2.3 El ser humano y el clima

El tercer tema que surgió de aquellas búsquedas y conversaciones, es la forma en que la intervención humana influencia en el clima (influencia antropogénica), y además en qué medida el ser humano puede cambiar sus influencias negativas o positivas sobre el clima, y más específicamente, sobre el calentamiento global, a pesar de que no siempre queda claro cuáles son sus efectos ni sus consecuencias. Lo que queda patente, es que este tema abre el camino a otra discusión sobre la influencia de las actividades humanas sobre el medio ambiente. Parece que en los medios de comunicación, a veces se mezcla la noción del ambiente con la del clima y – peor todavía – se sugiere una relación directa entre los dos, cuando lo cierto es que cualquier influencia del clima sobre el ambiente, y viceversa, es indirecta, pues se trata de sistemas no lineales que son objeto de una retroalimentación constante.

Para empezar, está el asunto del CO2, que tiene influencias deseables y que al mismo tiempo puede ser dañino. El CO2 es de importancia vital para la vegetación y fauna en general, y un aumento de su contenido en la atmósfera ayuda al crecimiento de las plantas y explica parcialmente el porqué del aumento global de zonas verdes durante las últimas décadas. El CO2 producido por las actividades industriales, forma una parte de los llamados “gases invernaderos”, de los cuales el vapor del agua es el más importante. Los efectos de dichos gases sobre la atmosfera, también forman una parte del complejo sistema climático que actúa en el planeta. Durante los últimos 400.000 de años (que incluye 4 épocas glaciales), el contenido del CO2 estuvo alrededor del 280-300 partes por millón (ppm), lo que es bajo tomando en cuenta que el mínimo para asegurar la vida es de 150 ppm. (ver detalles). En períodos anteriores fue bastante más alto.

Además, se debe tomar en cuenta que para la horticultura, por ejemplo, lo ideal sería un contenido de por lo menos 1.000 ppm. Ahora el nivel es de 400 ppm. Una parte de la discusión acerca del papel del CO2 es hasta qué punto es el responsable del aumento en la temperatura global. Ya en 1896 el científico Arrhenius calculó que cuando el contenido de CO2 se multiplica por 2 (q226), el aumento de la temperatura global podría ser de un grado y vea Lewis, N. y Curry, J.A. (2014).

Todavía falta mucho por investigar para saber realmente cómo funcionan estos sistemas, y al mismo tiempo, se debe tomar en cuenta que las emisiones humanas suman más o menos un 4,5% de toda la circulación del CO2 en el globo. Luego, generalmente se subestima la importancia del vapor de agua, más que todo para manejar la temperatura en las superficies de la Tierra, por lo tanto, la deforestación causa un tremendo daño al manejo hídrico del ambiente (Yale School of Forestry and Environmental Studies) July 24, 2018 (ver detalles).

Los países, obviamente, tienen que reaccionar a la amenaza que significa el cambio paulatino del clima, el cual demanda medidas preventivas como consecuencia del mismo. Las medidas que se pueden considerar conciernen el incremento del nivel del mar (donde también juegan las fuerzas tectónicas), largos períodos de sequía, un exceso de lluvias o un aumento en la fuerza de los huracanes, a pesar que según el IPCC su frecuencia se ha disminuido un poco. El incremento de urbanizaciónes a nivel mundial podría jugar un papel importante y podría afectar al clima más que los niveles del CO2 solos.

Las razones detrás del porqué de estos tipos de climas extremos, pueden ser de variada índole (Atmospheric, Oceanic and Planetary Physics, Department of Physics, University of Oxford, Oxford, United Kingdom). Igualmente, no se tiene certeza de si estos esfuerzos globales por disminuir la emisión de CO2, al final tendrán efectos positivos o no.

 2.4 El clima de la Tierra y el clima según el ser humano

El cuarto tema es de diferente índole, y se refiere a las actitudes, decisiones y políticas de las diferentes sociedades respecto al cambio climático y el manejo del medio ambiente. Gran parte del debate sobre los cambios climáticos no se trata tanto de hechos científicos y datos verificables, sino que gira alrededor de temas políticos y económicos, la planificación al corto y mediano plazo y, más que todo, sobre la influencia del ascendente financiero al momento de la toma de decisiones. En otras palabras, para que la información generada por los científicos sobre el clima llegue al público en general, debe pasar por una serie de filtros relacionados con nociones políticas, intereses financieros o el manejo de la opinión pública, y que pueden causar una distorsión, cambio u omisión de información.

Por ejemplo, Maurice Strong advirtió que se necesita un cambio hacia estilos de vida cuyos patrones de consumo sean menos dañinos para el ambiente. El mismo Strong fue el primer presidente del Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP por sus siglas en inglés) y los tres temas principales de este programa fueron la polución del aire, la terminación de los recursos fósiles y el papel del CO2. De allí nació el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, conocido como IPCC por su acrónimo en inglés, fundado en 1988 y cuya misión es proveer al mundo de una opinión objetiva y científica sobre el cambio climático, sus impactos y riesgos naturales, políticos y económicos, así como las posibles soluciones respuestas. Por lo tanto, desde su principio la tarea del IPCC fue generar información específica para ayudar a la toma de decisiones con respecto a los cambios del clima y la influencia de la actividad humana en ellos. En 2007, el premio Nobel de la Paz fue otorgado a partes iguales entre IPCC y Al Gore.

El IPCC es primero que todo una organización política, y sus informes están basados en las contribuciones de muchos científicos de alto nivel, pero con el transcurrir de los años muchos de ellos se dieron cuenta que fue poco el material que se usó directamente en los informes publicados. Fue una de las razones por las que el IPCC fue criticado, y en el 2010 se produjo una investigación dirigida a corregir la capacidad de mantener la transparencia y la cobertura de un amplio rango de enfoques científicos, junto a sustanciales mejoras en el procedimiento, a fin de minimizar errores en el futuro.

Durante los últimos cincuenta años, después de la publicación del “Informe del Club de Roma” (q189), que nos advirtió sobre la problemática del medio ambiente y el calentamiento global, se han publicado una serie de pronósticos sobre algunos acontecimientos en el desarrollo del planeta que no fueron del todo acertados, como por ejemplo el caso que los combustibles fósiles, que se suponía empezarían a escasear a partir del año 2020 (q227).

Otro ejemplo son las cifras publicadas por el IPCC, que tienden a ser más altas que aquellas reportadas por distintas universidades alrededor del mundo . En concordancia con los informes anuales del IPCC, se cambió el término Calentamiento Global por el Cambio Climático, con énfasis del papel del ser humano en ello. O sea, se convirtió la problemática del clima en un asunto que concierne a todos y no solamente a la industria pesada, las guerras o el uso exagerado de automóviles.

Creció así un movimiento cuya misión fue crear una conexión directa entre el medio ambiente y el clima, dando a entender que los dos están fuertemente influenciados por las acciones y actividades del ser humano. El eslabón que tenía que vincular el clima con el medio ambiente, fue más que todo el CO2, que se usó como principal causante del calentamiento global, pero que al mismo tiempo podría ser controlado por el ser humano. Para tal propósito, el mundo necesita de billones de dólares para que inviertan, entre otras cosas, en neutralizar, o al menos disminuir, las emisiones del CO2. Desde hace muchos años, la mayoría de organizaciones internacionales, tanto a nivel político (ONU, UE) como a nivel financiero (BM, FMI) han dado prioridad exclusiva a toda iniciativa relacionada con el cambio climático, tanto que incluso se habla de una “crisis climática”. Lo que se enfatiza en el manejo de esta supuesta crisis, es la capacidad de reacción ante los efectos de la crisis, así como a las malas prácticas e ineficiente manejo de los seres humanos desde el siglo diecinueve. Se trata, entonces, del manejo de riesgo y de daño, de los sistemas de alerta temprana, de la adaptación y la capacidad de recuperación, entre otros, para justificar las inversiones que requiere este sistema financiero mundial para asegurar su continuidad. O sea, se abre un panorama de influencias financieras y políticas con un interés directo en el asunto del CO2 en todas sus facetas, y que suelen interpretar los resultados de las investigaciones científicas a su conveniencia.

 3. El Calentamiento Global: Mitos, Hechos y Preguntas

Nuestras búsquedas por el Internet, nos han conducido por caminos complicados a través de sistemas no lineales, caóticos y retroalimentados, lo que hace cualquier pronóstico del comportamiento del clima en el futuro, sea una tarea sumamente difícil. Se investigó la relación entre el clima y el calentamiento global, luego la influencia recíproca que existe entre el clima y las actuaciones humanas, y también la forma en que se ha utilizado esta enorme cantidad de información que aparece en los medios de comunicación, en las redes sociales, tanto a niveles políticos como económicos, entre otros.

Existe una serie de argumentos a favor y en contra de las diferentes aproximaciones para abordar los temas relacionados con el cambio climático. A continuación, un resumen por puntos de nuestros resultados más importantes:

1. Parece obvio que el clima cambia por ser una condición inherente a su sistema; en esta era interglaciar hay una tendencia al ascenso de las temperaturas globales, a pesar de que en los últimos mil años han existido fluctuaciones en las temperaturas, por razones que aún se desconocen.

2. Aparte de este aumento moderado en la temperatura (dentro de un rango de 1-2 grados C. durante los últimos 100 años), se puede esperar un aumento más grande. El interrogante es si el aumento del contenido del CO2 en la atmósfera (de un nivel de 280 ppm a finales del siglo diecinueve, hasta un de 400 ppm hoy), contribuye significativamente al aumento en la temperatura global. Nuestras investigaciones nos indican que sí existe una influencia en este sentido, pero en forma muy moderada, más que todo porque no existe una relación directa, sino que su influencia está sujeta a la concurrencia de una serie de otros factores – una situación típica para un sistema no-lineal. Además, el CO2 es solamente uno de varios otros gases invernaderos.

3. La influencia humana sobre el clima existe, más que todo a nivel de las emisiones de gases como el CO2, pero además por el manejo de los bosques y la deforestación-reforestación, aunado a la polución de las aguas o el aire, y, en general, por el manejo del medio ambiente, que concierne primero que todo a la calidad de vida del ser humano y que tiene, luego, su influencia en el clima, aunque por la complejidad del sistema climático esta influencia no queda bien definida ni en términos de efectos, ni de consecuencias. Es importante resaltar que el clima es una cosa, pero sus consecuencias para el medio ambiente encierran en sí una problemática diferente.

4. Queda establecido que los resultados científicos obtenidos por diferentes universidades alrededor del mundo, no apuntan claramente en una sola dirección, sino que se prestan para distintas interpretaciones, lo que inicialmente conduce a debates dentro del mundo científico, y que luego se prestan para múltiples interpretaciones políticas, económicas, populistas o ambientalistas, dependiendo del interés de quienes las interpretan. Relacionado con este tema está la enorme grieta que se abre entre las interpretaciones políticas y el desarrollo de las investigaciones científicas independientes. Podría ser una coincidencia que en una época de post-capitalismo con estructuras de poder cambiantes, tengamos un aceleramiento cambio climático, pero todo parece indicar que esta coincidencia es arreglada y que concuerda con las metas de una reactivación económica. Según la organización independiente Inteligencia Climática (CLINTEL) no existe una emergencia climática, y subraya la importancia de que la ciencia climática debe ser menos política, mientras las políticas climáticas deben ser más científicas.

Hemos expuesto una serie de hechos y observado una serie de mitos en el sentido de lo que el público en general cree sin tener fundamento, sin embargo, nos quedamos con más preguntas que respuestas. Una de ellas tiene que ver con las reacciones o respuestas de parte de las diferentes religiones o grupos religiosos, frente al calentamiento global. Hasta donde sabemos, hay poco en el Internet respecto de las posiciones oficiales de líderes religiosos, referente a las posibles medidas que se pueden proponer a nivel global para remediar los efectos de los gases invernadero. A ese silencio, se le une una abierta falta de interés en el tema, por parte de los dos países más poblados del mundo: La República Popular de China y la India. A nivel de Internet, al menos, no se ha notado ninguna campaña masiva para enfrentar el calentamiento global, mientras que sí se notaron extensos programas dirigidos a un manejo más sostenible del medio ambiente. La importancia de estas dos observaciones, es que apuntan al término “global” y hasta qué punto esto se refiere al mundo entero o si está restringido al mundo Occidental, vinculado a su vez a un sistema neoliberal-capitalista.

Ahí está el interrogante sobre las influencias político-económicas que nos lleva a más incertidumbres. Ahora, si tomamos en cuenta la pandemia del COVID-19 al principio del año 2020, y las consecuencias profundas que han conllevado para todas las economías en el mundo, debe quedar claro que los grandes jugadores en el tablero mundial, tales como los EEUU, la UE, Rusia o la República Popular de China, no darán mas prioridad al cambio climático, sino que se enfocan en salvar sus economías del colapso. También debe quedar claro que salvar el medio ambiente y apoyar un desarrollo sostenible donde se combate también la pobreza, el hambre y el racismo, entre otros, quedará relegado a posiciones inferiores en la agenda. Es el mundo en desarrollo – el tercer mundo – quien sufrirá más, y es obvio que va a necesitar de los enormes préstamos ofrecidos por el primer mundo.

Parece que la urgencia por frenar el cambio climático va a disminuir, pero lo que debiera realmente preocuparnos a todos nosotros, es el medio ambiente y su desarrollo sostenible, que no pueden seguir subordinados al desarrollo económico, sin que esto no solamente dañe seriamente el medio ambiente, sino también, hasta cierto punto, el clima del planeta.

El presente artículo fue desarrollado en conjunto con P. Dercksen, Mcs.; M. Th. Baayen, Mcs.; F.van Sluijs, Ir. cuyas contribuciones aportaron enormamente a la calidad y el contenido del artículo.

» Este sitio no es comercial y no genera ingresos, por lo tanto se agradezca a las personas que lo usan activamente (trabajadores en turismo, estudiantes o académicos) por hacer una donacion, pequeña o simbólica como sea, por medio del botón DONATE (sistema Paypal) al final de esta página «

Deja un comentario


7 × = 35


La Fenomenología y el Turismo

Todos los derechos son del autor Marinus C. Gisolf. Se prohíbe la reproducción total o parcial sin mención de la fuente

Fenómenos, Experiencias y Yo: una Introducción a la Fenomenología

Resumen

El presente ensayo sobre la fenomenología tiene como propósito desmitificar el término, y al mismo tiempo, explicar la importancia de abrir la mente hacia la experiencia subjetiva como fuente de conocimiento de la realidad que vivimos cada individuo. Por lo tanto, una descripción de la fenomenología es muy personal y no puede ser de otra forma porque la experiencia propia de cualquier acontecimiento o fenómeno está centrada en el proceso de experimentar y concienciar. La índole de esta presentación es educativa más que todo, y está dirigida a estudiantes de ciencias sociales en general. Al final he agregado un sinopsis sobre el uso de la fenomenologia en el turismo.

Introducción

Debe quedar claro que cada individuo experimenta según la escala de experiencias ya puestas en la memoria y basadas entonces en las nociones, imágines, prejuicios e impresiones previas. Involucrar nuestros criterios personales dentro de cualquier evaluación de fenómenos externos y llevar estos criterios a nivel interrelacional nos lleva a una interpretación muy amplia y rica en contenido de la realidad que vivimos desde dentro de nosotros mismos. Lo que debemos comprender es que cualquier cosa que nos pase, o que suceda a nuestro alrededor es una posible fuente de información. Todo depende de si tenemos una razón particular para extraer determinado hecho o acontecimiento de su contexto para ser presentado por sí mismo. Esto también significa que para ser reconocida como tal la información tiene que ser de interés específico para alguien.

Nuestra propia existencia encarna una determinada representación e interpretación del mundo vivido y nuestro contacto con las cosas está siempre mediado por prejuicios y expectativas, donde el uso de lenguaje juega un papel preponderante. Cualquier respuesta a una pregunta acerca de la realidad se halla manipulada de antemano, ya que siempre existe una precomprensión acerca de todo lo que se piensa. Se comprende mediante la comparación de lo que se necesita entender con algo que ya se conoce. Entender es circular y se está en un círculo de interpretación. Una frase, por ejemplo, es una unidad de entendimiento. Las palabras se entienden con relación al significado de toda la frase, mientras el significado de la frase depende del significado de las palabras individuales en la frase. Un concepto deriva su significado del contexto donde se encuentra, pero el contexto está formado por los elementos a los cuales da significado, que cierra el círculo. En este sentido la lógica – que tiende a ser lineal – no es suficiente para el entendimiento.

Además, las cosas no tienen un significado en sí mismas, pues significan algo distinto para alguien que se proyecta como verdulero, como deportista o como científico, por ejemplo. Cada una de estas proyecciones determina en vista de qué hacemos uso de las cosas. El verdulero ve una fruta de su punta de vista comercial, que es distinta a la mirada de un biólogo o de una persona con mucho hambre. O sea la fruta no es un ‘dato’ neutral que tiene existencia fuera de nuestra percepción, sino depende de la intención a cual es sometida y luego apreciada. Otra forma de describir esta idea es distinguir entre diferentes estructuras de una cosa: existe una apariencia cambiante dependiendo de nuestra intención y del lugar donde se encuentra, lo que se llama la primera estructura de una cosa; luego una cosa tiene características físicas que hace que la cosa se queda estática durante el tiempo y en la fenomenología se llama la segunda estructura. Dentro de la línea de pensamiento de Descartes las dos estructuras son al revés – lo matemático/físico primero, una línea de pensamiento que todavía domina en gran parte del mundo.

La fenomenología se dirige primordialmente a la primera estructura, y por lo tanto utiliza descripciones de atmósferas, ambientes, y lo que Husserl denomina la observación categorial y se puede relacionar con la poesía y el arte en general. Es por eso que los “fenomenólogos” se sienten en una posición opuesta a las ciencias matemáticas y físicas, que estudian solamente la segunda estructura de las cosas. Como consecuencia se puede sintetizar nuestra percepción de los fenómenos también desde otro ángulo: dentro del ámbito de la fenomenología se supone que todo individuo tiene una visión diferente del mundo y por ende de cada fenómeno. La silla que está en frente tuyo es diferente para cada uno que la observa, mientras desde un punto de vista Cartesiano (de Descartes) supuestamente todo el mundo ve la misma silla. Nuestra experiencia es mucho más rica en contenido que solamente lo que se percibe por las sensibilidades y dentro de la tradición fenomenológica se dirige a los significados que tienen las cosas en nuestra experiencia, y más específicamente el significado de objetos, eventos, el flujo de tiempo, el si-mismo y el otro, así como se presentan dentro de nuestro mundo vivido.

Se puede añadir que la distinción entre el conocimiento de nuestra percepción de la cosa y el conocimiento de la cosa en sí es el tema fundamental del filósofo griego clásico Platón. En su Teoría de las Formas, la realidad inteligible tiene las características de ser inmaterial, eterna, y por lo tanto ajena al cambio, y constituye el arquetipo de la otra realidad, la sensible que es constituida por lo que ordinariamente llamamos “cosas”, y que tiene las características de ser material, sometida al cambio, y que resulta no ser más que una copia de la realidad inteligible.

La fenomenología de Husserl

 La fenomenología tiene sus raíces en los finales del siglo XIX a partir de un movimiento filosófico de A. Brentano (1838-1917) y luego de E. Husserl (1859-1938). La fenomenología como desarrollada por ellos, reemplazó los paradigmas reinantes del positivismo y adoptó la percepción individual como un recurso confiable para la producción de conocimiento. Se puede entender como una extensión de las ideas de Immanuel Kant (1724-1804). Kant argumentó que los Noúmena, cosas desconocidas por si mismas, tienen que ser distinguidos de los Fenómena, que es el mundo como aparece ante la mente. Kant insistió que lo que se experimenta en la mente es la realidad y que ningún objeto es cognoscible por sí mismo si no es a través de la intervención de la subjetividad de quien observa.

Una definición completa de lo que es la fenomenología es paradojo, porque no tiene un enfoque central temático. Efectivamente no es doctrina ni una escuela filosófica, sino un estilo de pensamiento y un método que es abierto a experiencias cada vez renovándose con resultados diferentes, lo que puede confundir a cualquier persona que intenta definir el significado de la fenomenología. La fenomenología como campo de la filosofía se puede distinguir de otros campos, tales como la ontología (el estudio de lo que es, o la existencia); la epistemología (el estudio de conocimiento); la lógica (el estudio del razonamiento válido); la ética (el estudio de lo bueno o malo) entre otros.

La fenomenología según Husserl concierne básicamente la reflexión sistemática y el estudio de las estructuras del consciente y los fenómenos que aparecen en actos de conciencia. Literalmente la fenomenología es el estudio de los “fenómenos”: apariencias de cosas o cosas como aparecen en nuestra experiencia o las formas en las cuales experimentamos cosas, o sea los significados que las cosas tienen dentro de nuestra experiencia. La fenomenología se puede diferenciar claramente del método Cartesiano que ve el mundo como objetos, juegos de objetos y objetos actuando y reaccionando el uno al otro. La fenomenología es el estudio de las estructuras de conciencia experimentada desde el punto de vista de la primera persona, el “yo”. La fenomenología estudia la estructura de un amplio rango de tipos de experiencia, tales como la percepción, el pensamiento, la memoria, la imaginación, la emoción, el deseo y la fuerza de voluntad, y hasta la conciencia corporal, la acción física, la actividad social y la actividad lingüística. La estructura de estas formas de experiencia involucra lo que Husserl llama la intencionalidad, o sea la dirección de la experiencia hacia las cosas en el mundo tratando de una consciencia de o acerca de algo. Una experiencia está dirigida hacia un objeto a base de su contenido o significado (lo que representa el objeto, también históricamente) en conjunto con las condiciones apropiadas aplicadas.

Según Descartes (siglo XVII) y luego el positivismo entre otras escuelas de pensamiento, el ser humano tiene un cuerpo y un alma, el último vinculado con la facultad de la razón. El ser humano existe porque piensa – una actividad del alma que forma parte del razonamiento, mientras también tiene dimensiones físicas, tamaño y forma, o sea está matemáticamente definido. Se hace una separación bien marcada entre la persona (cuerpo y alma) y el mundo. En la fenomenología se niega dicha separación y tampoco aceptan que las cosas sacan su significado primordialmente por su tamaño o medida. La negación de la separación sujeto-objeto fue introducido originalmente por Brentano y su pupilo Husserl. Ellos aplicaron la noción de la intencionalidad: los fenómenos psíquicos poseen una dirección hacia algo, mientras los objetos físicos no la tiene. La conciencia no está puesta dentro de uno mismo (Descartes), sino contiene una actividad continua del Yo caracterizada por una intencionalidad hacia las cosas.

La fenomenología para Husserl es la ciencia que trata de descubrir las estructuras esenciales de la conciencia, y se caracteriza por ir en búsqueda de experiencias originarias y exponerlas en su contexto. Este contexto implica considerar por una parte, un mundo exterior que le da sentido al fenómeno y por otra parte un mundo interior que da cuenta de cómo es percibida la experiencia como un todo, y desde la perspectiva del que la vive. La conciencia es “conciencia de”; es un fluir de experiencias que no se detiene, o sea toda audición es audición de algo (una canción por ejemplo), toda visión es de algo (una silla o una flor) o toda voluntad apunta a algo querido. Uno de los conceptos que se usa en la fenomenología es el si-mismo que existe en comparación con el otro. Sin el otro no hay un si-mismo (yo) y la forma en que se experimenta el otro no se puede separar de la forma de que se experimenta a si mismo. La continuidad del ser-si-mismo se logra en una relación y no tanto en un proceso netamente interno.

Otro pilar en que se construye los conceptos y métodos fenomenológicos es la noción de la esencia de una cosa. La fenomenología se presenta como una reflexión filosófica que quiere fundamentar firmemente la objetividad del saber mediante un método, cuya principal regla es dejar que las cosas mismas se hagan patentes en su contenido esencial, a través de una mirada intuitiva que haga presente las cosas tal como se dan inmediatamente para él o ella que las vive y poniendo entre paréntesis el juicio sobre la validez de los presupuestos, opiniones e interpretaciones acerca de ellas. El objetivo de la exploración fenomenológica es ser consciente de que se aplica sistemáticamente para reducir los efectos de prejuicios a través de observaciones repetidas y estudios críticos. En la fenomenología es preponderante buscar una esencia libre de prejuicios, memorias o expectativas y es justamente esta búsqueda que parece como pelar una cebolla sacando capa por capa hasta llegar a la esencia de una cosa o fenómeno – una búsqueda que también se llama ‘epoché’ o poner entre paréntesis los contextos dentro de nuestra mente. Por ejemplo el acto de ver una flor es una experiencia sin importar si se puede tocar la flor, si la ve en el Internet o en un sueño. La confrontación con esta “flor” es la experiencia consciente sin importar su estado físico, que es dominio de la segunda estructura fenomenológica.

Los “fenomenólogos” clásicos (entre comillas, porque la fenomenología no es algo exacto y cada uno tiene su propia versión) distinguen dos métodos principales, aparte de otros corrientes en el área extensa que comprime la fenomenología. El primero trata de describir el tipo de experiencia exactamente como la encontramos dentro de nuestras experiencias (corrientes y pasadas). Entonces Husserl y el francés Merleau-Ponty (1908 – 1961) hablaron de una descripción pura de experiencias vividas. En el segundo método interpretamos un tipo de experiencia relacionándola con las características relevantes del contexto. Según esta linea el filósofo alemán Martin Heidegger (1889 – 1976) usó el término de la hermenéutica, o sea el arte de interpretación dentro de un contexto y más específicamente en contextos sociales y lingüísticos.

La fenomenología y la ciencia

La fenomenología se ha aplicado en casi cada rincón del desarrollo del conocimiento del ser humano y por ejemplo en el caso de la psicología influenciada por la fenomenología se ha convertido más en una exploración de las relaciones que un individuo mantiene con su exterior que una exploración del individuo mismo. Si esta relación se dirige hacia un objeto, dentro de este proceso el objeto adquiere una dimensión subjetiva y humanizada. Aquí vale el ejemplo de que cuando una persona sufre depresiones en estos momentos el mundo en su alrededor parece estar gris, oscuro y frío. Por un lado el ser humano se refleja en las cosas, pero por otro lado el significado de las cosas influencia al ser humano. Una cosa en si mismo (Descartes: ‘chose matérielle’) se niega. Una de sus aplicaciones bien conocidas es la terapia Gestalt que se desarrolló originalmente en los EEUU. Gestalt terapia es un acercamiento holístico (incluyendo la mente, el cuerpo y la cultura) y se concentra directamente en el presente. Se relaciona también con la terapia existencial con énfasis en la responsabilidad personal en cada acción y en el valor de la relación entre Yo – Tu dentro de la terapia.

A nivel de investigaciones académicas la fenomenología acepta la percepción individual como un recurso confiable para la producción de conocimiento y aplica más que todo un método cualitativo tratando de evitar los prejuicios y suposiciones preconcebidos acerca de las experiencias humanas, los sentimientos y respuestas a situaciones particulares. Basada en el impresionismo entre otros, la hermenéutica desarrollada por Heidegger propuso un camino nuevo que enfocó específicamente en el significado y no en las medidas. Permite al investigador profundizar en las percepciones, perspectivas, entendimientos y sentimientos de la gente quien ha experimentado y vivido efectivamente el fenómeno o la situación en observación. O sea se puede describir la fenomenología como la investigación y descripción de los fenómenos como son experimentados conscientemente por las personas que los viven. Se dirige primordialmente a través de conversaciones y entrevistas, aparte de la observación directa y el estudio de material fotográfico, filmado etc. No importa el grado de experiencia de los participantes, ni sus antecedentes sociales, culturales o ideas preconcebidas porque el enfoque es en cuatro aspectos claves de la experiencia: el espacio vivido, el cuerpo vivido, el tiempo vivido y las relaciones humanas vividas. También el elemento del contexto implica que se investiga siempre en situ bajo condiciones naturales y no clínicas. El abordaje en las investigaciones académicas es de carácter holístico, lo que apunta también al contexto y al supuesto que un todo es mayor que la suma de sus partes; además parece evidente que la fenomenología en este sentido invita a un acercamiento multidisciplinario de investigación.

Algunos fenomenólogos conocidos

Hubo una serie de filósofos o sociológos que contribuyeron o aplicaron los pensamientos fenomenológicos. Un ejemplo es Karl Marx (1818 – 1883), que pone el problema fenomenológico de las apariencias en el centro de su crítico de la economía política, tratando de revelar las interconexiones y las relaciones sociales explotadoras. Merleau-Ponty (1908 – 1961), se comprometió con la concepción husserliana de el Lebenswelt (mundo vivido) y le haría entender la filosofía como actividad fenomenológica de interrogación del mundo. El método descriptivo de la experiencia vivida le resultará adecuado para abordar los problemas existenciales. Jean-Paul Sartre (1905 – 1980) creía que nuestras ideas son un producto de las experiencias de la vida real y que las novelas y obras de teatro pueden describir muy bien estas experiencias fundamentales dentro del mismo rango que los ensayos discursivos filosóficos. Además para Sartre la intencionalidad aplica a las emociones tanto como a cogniciones, a los deseos tanto como las percepciones. Es interesante mencionar que Michel Foucault (1926 – 1984, sociólogo y filósofo francés) no quería tener nada que ver con las ideas fenomenológicas a pesar que gran parte de sus obras respiran este mismo sentimiento, argumentando que para él la fenomenología es demasiado personalizada y dirigida al Yo, mientras dentro de sus conceptos el ser humano forma intrínsecamente parte de una formación discursiva y por ende un episteme – o sea lo individual sucumbe a lo social y al ambiente.

Algunas aplicaciones de la fenomenología

Al final de este breve ensayo sobre un tema sin límites se mencionan algunos conceptos que se han desarrollado bajo la influencia de un “ambiente fenomenológico”:

  • Holístico > El holismo es un concepto creado en el año 1926 por Jan Christiaan Smuts que describió como “la tendencia de la naturaleza a usar una evolución creativa para formar un todo que es mayor que la suma de sus partes”. En términos generales, holístico indica que un sistema y sus propiedades se analizan como un todo, de una manera global e integrada, ya que desde este punto de vista su funcionamiento sólo se puede comprender de esta manera y no sólo como la simple suma de sus partes.

  • Liminalidad > La liminalidad proviene de la palabra latina limen, y significa umbral. El término fue inventado y presentado por el antropólogo francés Arthur Van Gennep en 1909 para describir un rito de iniciación de adolescentes como adultos. Luego en los años sesenta se aplicó la liminalidad a conceptos de transición de un estado al otro donde es difícil apreciar el límite fronterizo entre un concepto y otro. En el ámbito de la liminalidad las fronteras en vez de separar, sirven como una vía de interacción y confluencia.

  • Emic-Etic > la fonemática o fonología (phonemics en inglés) es el estudio de las fonemas, que son juegos de sonidos producidos en un idioma específico y que representan un significado entendible para los parlantes nativos de este idioma. Las fonemas se relacionan con solamente un idioma y su cultura específicamente y por lo tanto cada idioma tiene su fonología. Por otro lado está la fonética (phonetics en inglés) y es simplemente el estudio físico y acústico de los sonidos del habla en general para todos los idiomas en el mundo. Los términos emic y etic fueron introducidos en el campo de la lingüística por Kenneth Pike en 1967 y luego estos conceptos fueron utilizados en la antropología indicando con emic el conocimiento y las interpretaciones narradas por su gente desde dentro de una cultura, mientras etic refiere a generalizaciones del comportamiento humano desde el punto de vista del investigador (científico). En términos generales se puede comparar emic con un acercamiento fenomenológico mientras etic inclina más a un pensamiento Cartesiano.

  • Espacio-Lugar-Ciberespacio > Las fronteras de los espacios son flexibles y han sido construidas de una manera simbólica e interpretativa. Los espacios por lo general son frios y emocionalmente inaccessibles. O sea espacios pueden tener ciertas características, sin embargo nunca tiene carácter. Sin embargo un lugar implica un espacio alcanzando más allá de materia física y transciende las calidades tangibles tales como el tamaño, las proporciones o características: un lugar es lo que la gente hace con un espacio por medio de su apego emocional y la interacción – son espacios humanizados. Un ejemplo es la diferencia entre un cuarto hotelero (espacio para dormir) y el dormitorio propio en su casa (lugar para dormir). En el caso del ciberespacio, se trata de que el Internet es una infraestructura que se puede interpretar como un ambiente virtual donde las leyes de la física no aplican, porque su contenido no tiene masa ni tamaño, o sea no hay límites de naturaleza física. La relación convencional entre el espacio físico y el tiempo se juntan en el ciberespacio: un mundo intangible pero real, donde no rige las interpretaciones Cartesianas, sino la imaginación humana como instrumento para promover las relaciones sociales. El ciberespacio no compite ni con los lugares, ni con los espacios, sino los complementan por su habilidad de relacionar sin ocupar ningún “espacio”, pero igual a la arquitectura provee una infraestructura para la interacción social.

La fenomenología y el turismo

Dentro de los estudios del turismo la fenomenología ha servido como un camino hacia la descripción y el entendimiento de la experiencia vivida tanto por los anfitriones como los húespedes. Se trata entonces de un encuentro del uno con el otro, donde el otro desde la óptica fenomenológica refiere a la gente de afuera, o sea viajeros, peregrinos, comerciantes, o turistos entre otros. Dentro de la tradición hermeneutica de Heidegger, se enfatiza la noción del estar-en-el-mundo, donde se trata dar significado a nuestra ser dentro del mundo vivido por medio de representaciones y análises. Importantes nociones dentro de este mundo vivido (Lebenswelt) son los espacios y los lugares. El enfoque fenomenológico de las prácticas de viajar enfatiza los espacios con límites flexibles basados en interpretaciones simbólicas que invitan a este encuentro entre lo que hay “aqui dentro” con gente “de afuera”, donde se produce una interacción entre participantes tantos humanos como materiales. Dentro de este contexto se puede entender el espacio donde vive la gente como un lugar para ellos: un espacio humanizado. Lo que significa que el encuentro se desarrollo entre la gente local, que vive en sus lugares, y los extranjeros que encuentran espacios ajenos para ellos. Al momento de meterse y interactuar en este espacio ajeno – y quizas hasta hostil – las personas de afuera pueden tratar convertirlo en un lugar para ellos, dependiendo, entre otros, de su estado liminal. Es precisamente esta parte del encuentro que está moderada por un concepto casi tan viejo que la humanidad misma: la hospitalidad como conjunto de costumbres, etiquetas y derechos. Significa, entre otros, que lo económico en el fenómeno del turismo, no es más que una parte de un concepto más amplio.

Los estudios e investigaciones del turismo dentro de un marco fenomenológico se han concentrado por el momento más que todo en las experiencias vividas por parte de los viajeros. Se tratan entonces de estudios cualitativos con énfasis en lo descriptivo y con un espacio amplio para interpretaciones y reacciones de parte de los investigadores.

La perspectiva dominante del turismo desde la última parte del sigle 19 y adelante se basó en una tradición positivista y siguió las lineas cartesianas, donde se consideraron a los visitantes como clientes y lo local en general jugaron el papel de proveedores. En estos casos también se aplicaron investigaciones a base de métodos fenomenologicos para medir la satisfacción del cliente por ejemplo, sin embargo se ignoró el hecho que el encuentro entre “nosotros, los locales” con “ellos, los visitantes” abarca un alcance mucho más amplio en diferente niveles socio-económicos basados en un entendimiento mutuo y en nivel de poder igualitario. En este respeto el concepto de emic puede jugar un papel en investigaciones científicas.

Este breve ensayo sobre la fenomenologia sirve primero que todo para crear una conciencia para las diferentes formas el ser humano puede ver el mundo y luego para abrir el camino para formas no-lineales de razonar reconociendo la subjetividad como fuente de conocimiento.

Este sitio no es comercial y no genera ingresos, por lo tanto se agradezca a las personas que lo usan activamente (trabajadores en turismo, estudiantes o académicos) por hacer una donacion, pequeña y simbólica como sea, por medio del botón DONATE (sistema Paypal) al final de este página

Deja un comentario


1 + = 8


EL ENFOQUE REFLEXIVO EN EL TURISMO

Todos los derechos son del autor Marinus C. Gisolf. Se prohíbe la reproducción total o parcial sin mención de la fuente

Introducción.

El enfoque reflexivo en el turismo está basado en los conceptos de solidaridad, tanto entre turistas como entre los destinos turísticos con las generaciones futuras. El factor vinculante entre los turistas y los destinos locales está directamente relacionado con el bienestar del planeta, así como con la estimulación de un tipo de desarrollo que permita a las poblaciones satisfacer sus necesidades, garantizando, al mismo tiempo, que las futuras generaciones pueden satisfacer las suyas de la misma o mejor manera. Este enfoque reflexivo tiene que ver con la reciprocidad e interacción con los turistas, por un lado, y con las poblaciones locales, infraestructuras y lugares de interés turístico, por el otro.

La necesidad de acercarse al fenómeno llamado turismo de una manera diferente a las actuales percepciones del término emana de la llamada urgente a una implementación eficaz de un desarrollo turístico que sea solidario y sostenible. Los primeros actores en responder a esta solicitud fueron las organizaciones de viajes, las autoridades gubernamentales, así como los propietarios de hoteles y atracciones de turísticas, pero de alguna manera la mayoría de las gentes implicadas en el rubro dejaron a los turistas fuera del debate. Este hecho es sumamente significativo ya que son precisamente los turistas quienes desempeñan el rol más importante dentro del proceso y, por lo tanto, son los protagonistas principales de esta historia. El caso en parte puede ser explicado por el hecho, que el concepto “turismo” se desarrollo a partir de la década de 1950, antes de esto la gente simplemente viajaba, por lo que tal acto era considerado más como una actividad social que un elemento de desarrollo. Cien años atrás uno se quedaría por un par de días con unos amigos en el campo o iría de visita a una playa local, pero durante el siglo XX el concepto de vacaciones evolucionó por completo, tanto que hoy día, en el mundo Occidental, la gente se va de vacaciones al menos 3 o 4 semanas por año. Como consecuencia de una población creciente y de mejores condiciones económicas, es normal que en el mundo desarrollado de Occidente (y más reciente en muchos países asiáticos) millones de personas tomen largas vacaciones. En el siglo XXI las vacaciones se han convertido en algo sagrado, sin lo que nadie parece ser capaz de vivir, en gran contraste con la realidad de los países en vías de desarrollo.

Enormes redes de transporte fueron entonces construidas para autobuses, trenes y aviones con el propósito de enfrentar el rápido crecimiento del sector, al tiempo que grandes cadenas de hoteles eran levantadas frente a playas y montañas, desarrollándose un gran modelo de inversiones que avanzaba de la mano con la aparición de organizaciones internacionales de viajes, así como de una enorme maquinaria publicitaria, todo lo cual hizo que la gente comenzara a hablar de la industria del turismo. Todos aquellos que salían ser simples viajeros se transformaron en los clientes de esta industria (turistas), y lo que antes se consideraba una actividad social, a partir de los años 60, se convirtió en una actividad económica que ofertaba y demandaba productos turísticos. Mientras que los viajeros del pasado aceptaban los sitios de visita tal y como eran, los turistas modernos, por el contrario, insisten cada vez más que su destino vacacional sea adaptado a sus gustos e intereses.

Esta tendencia a visualizar a los turistas como clientes que siempre tienen la razón obstaculiza cualquier esfuerzo serio para trabajar de manera sostenible. Y aún podemos ir un paso más lejos, y declarar que sin la participación activa de los turistas cualquier desarrollo turístico sostenible corre el riesgo de estancarse en algún punto medio del proceso.

Empujando las agencias de viajes o los hoteles hacia un desarrollo sostenible es importante, pero nunca puede convertirse en medidas efectivas si el turista no sabe, no entiende o no esta dispuesto a reaccionar a la llamada de mitigar los efectos de sus huellas. Sintetizando, no hay un desarrollo turístico sostenible sin turistas sostenibles. En este sentido con el uso del término “turista sostenible” no me refiero a aquellas personas que se quedan indefinidamente en un destino, sino a aquellos turistas que tienen una noción de qué se trata la sostenibilidad y tratan de actuar con conformidad.

Hay una segunda razón por la cual es necesario acercarse al turismo de manera diferente: a partir de los años 80 adelante puede ser observada una tendencia que ha sido comúnmente llamada “postmodernismo”, que sin ir demasiado profundo en su significado y alcance, se refiere a cierta disposición de las personas los fuertes lazos por cierto lugar o cultura paulatinamente cederán paso a sentirse ligados con cierto tiempo o era. La gente tiende a sentir que el tiempo y el espacio parecen estar comprimidos, de manera tal que dejan de tener un sentido menos articulado de sí mismos para comenzar a experimentar una identidad fragmentada y vivir una especie de pluralismo cultural.

Hay un nuevo replanteamiento acerca de la identidad, así como del significado y el lugar que la gente ocupa en el mundo. De esta manera, el pluralismo cultural, una característica principal dentro del ámbito del postmodernismo, es ahora más asequible gracias a los amplios horizontes a los que se abre el turismo. Como consecuencia un gran número de actividades y experiencias que legítimamente pueden ser categorizadas como turismo han aumentado considerablemente. Pareciera que casi toda dimensión de la cultura humana tiene ahora el potencial para convertirse en una forma derivada de turismo. Además, la creciente preocupación acerca del aumento de los índices de consumo, convierte al turismo en una actividad arquetípica del postmodernismo ya que su ser instrumental está basado en el consumo de artefactos y entornos, ya sea naturales o creados, así como de la cultura de los distintos lugares y pobladores.

Bajo la influencia del postmodernismo se puede distinguir entre los turistas una tendencia creciente de mayor interés en la autenticidad como resultado de un mundo, donde la gente tiene un sentido de alejamiento de la naturaleza y donde la vida diaria se experimenta como siendo non-auténtica. Parece que los turistas buscan más su propio camino y seleccionan lo que les parecen y rechacen lo que no cabe dentro de sus conceptos de algo novedoso, diferente y auténtico. Hoy en día es cada vez más frecuente ver que los turistas ya no persiguen tanto la oferta turística, y por el contrario, buscan la manera de diseñar por si mismos sus propio plan de vacaciones.

La influencia de los medios de comunicación, el carácter sociocultural múltiple de las sociedades, combinado con una religiosidad que disminuye y una incredulidad que va en aumento, han marcado el estilo de vida de muchas sociedades alrededor del globo.

Un aumento del individualismo entre turistas que se interesan por una búsqueda del yo interno y la autorrealización, al igual que el papel que la naturaleza y autenticidad juegan en esta búsqueda, son tendencias que ponen a los turistas no sólo en el centro de atención, sino que también implican la necesidad de aceptar al turista como un partícipe, ya que es el turista mismo quien ha comenzado a desarrollar nuevos intereses y visiones sobre el tema. Además, la creciente incertidumbre que la gente siente por presente y futuro los impelen a sentir una especie de nostalgia por un hermoso pasado de autenticidad idealizada. Los turistas a menudo viajan a países del tercer mundo tratando de encontrar algo de ese pasado en pequeños pueblos y ciudades donde el tiempo parece haberse detenido.

Los cambios económicos en el ámbito turístico, así como los acontecimientos socioculturales en la mayoría de las sociedades occidentales no necesariamente cuadran con la necesidad urgente de implementar un desarrollo de turístico sostenible, y ya que esto es de vital importancia para la supervivencia de nuestro planeta, hay una necesidad igualmente urgente de formular de nuevo algunas suposiciones básicas sobre la actividad turística.

PARTE I

La piedra angular de la reflexividad en el turismo: el encuentro de los turistas con su destino vacacional.

Eliminando la separación económica del turista (como cliente) por un lado y del turismo (como industria) por el otro, y uniendo estas dos fuerzas en una actividad social mayor llamada turismo, estaríamos sentando las bases para la incorporación gradual de los turistas dentro de los procesos del desarrollo sostenible. Esto puede ser alcanzado colocando como centro de la acción no tanto a los turistas como tales, sino a las experiencias que estos viven. Estas experiencias son la base fundamental del turismo, pero nadie puede comercializarlas, ya que están circunscritas al ámbito íntimo y personal de cada turista

Este sublime momento, en que se vive y se procesa una experiencia, representa el punto de encuentro entre los turistas y el destino vacacional, en el sentido más amplio del término. Por lo tanto, cuando hacemos un enfoque reflexivo del turismo encontramos que este momento es el eje alrededor del cual gira el turismo, teniendo siempre en cuenta que debe de existir un justo balance entre los beneficios adquiridos, tanto por los turistas como por el destino luego de su tangible (y a veces intangible) encuentro. De esta manera los turistas son una parte inherente e integral del turismo.

Esto quiere decir que tanto los tour operadores, agencias de viajes o demás oferentes involucrados, deben ser vistos como agentes intermediarios y no como la espina dorsal de esta actividad. Ellos ayudan a que turistas y destino se hallen mutuamente e influyen en ambos, tratando de que durante la mayor parte del tiempo armonicen y congenien. Las organizaciones de viajes en general obtienen beneficios económicos de esta relación, más hoy día hay un número creciente de ellas que son propulsadas por otros motivos también que van más allá de lo financiero.

El momento trascendental en que se da el encuentro entre los turistas y su destino posibilita la oportunidad de vivir una experiencia. Similar al acto ingerir una comida, donde hay una entrada de calorías, del mismo modo el turista recibe impulsos a través de los sentidos, en una especie de admisión sensorial. Ampliaremos esta idea de consumo de calorías y llamaremos a estas señales que impactan los sentidos como admisión o consumo de calorías del primer impacto, o Calprim, por su abreviatura. Estas calprim son procesadas por el cerebro. Cada unidad consumida y procesada de calprim es lo que conocemos como una experiencia, que es exactamente lo que los turistas buscan en última instancia. De hecho, estos turistas pagan tan solo para tener la posibilidad de consumir calprim, con el objetivo de obtener una experiencia como resultado de este consumo. Para más información sobre Calprim, de un clique aquí.

Los turistas seleccionan su destino vacacional basados en ciertos intereses personales o sintiéndose atraídos por algún sitio en particular, como una cascada famosa, un parque nacional o una ciudad de fama mundial. Llamamos a sitios o circunstancias de interés turístico como Fuentes de Calorías de Primer Impacto o Fuencalprim, por su abreviatura. Cuando estas tienen la importancia suficiente como para que los turistas seleccionen a partir de ellas su destino vacacional (macro o micro), las llamamos FuencalprimPrimaria. Cerca de estas puede haber atracciones turísticas de menor tamaño desarrolladas para turistas, las cuales son conocidas como Fuencalprim Secundaria (un pequeño museo, un viaje por los rápidos de un rio o un jardín botánico).

Aparte de estas, hay un entorno en el que se desenvuelve la vida diaria de los pobladores locales; la clase de fuencalprim, que se halla a la vera de una carretera y que puede conformar una experiencia potencial sin costo monetario alguno. Llamamos a estas fuentes Fuencalprim Compartidas, porque la población local las comparte con los turistas. Otra admisión posible de calprim puede ser producto de encuentros casuales o situaciones repentinas, las cuales conocemos como Fuencalprim Incidentales (los accidentes también forman la parte de estas fuentes, desafortunadamente algunas de estas experiencias pueden tener consecuencias negativas). Para más información sobre Fuencalprim, de un clique aquí.

El turismo consiste en un gran número de personas, organizaciones, hoteles y otros tipos de establecimientos; medios de transporte y muchas otras entidades que forman un modelo complicado de redes y relaciones. Los turistas también forman parte de estas redes.

Para una mejor comprensión del enfoque reflexivo es importante saber que hay una diferencia fundamental entre las fuentes principales y secundarias de calprim, por un lado, así como entre las fuentes compartidas y las incidentales por el otro. Las primeras son desarrolladas expresamente para turistas, mientras que las segundas forman parte de un destino con o sin la presencia de turistas. Un paisaje encantador, un pueblo pintoresco, la comida local o un viejo roble están allí de todos modos y los turistas no tienen que pagar por ellos, ninguna reservación tienen que ser hecha y ninguna organización de viajes está implicada en el encuentro de los turistas con estas fuentes.

En realidad, una parte importante de las experiencias vividas durante las vacaciones provienen precisamente de las fuentes compartidas. Estas proporcionan a los turistas no sólo las impresiones generales de un lugar (lo que se conoce como “la atmósfera” de un lugar), sino también acerca de pequeños detalles tales como un olor particular, un sonido o algo de orden más humano, como una sonrisa.

El estilo de vida de los turistas.

Dentro del alcance limitado de las vacaciones – o del hecho de ser un turista – podemos distinguir diferentes tipos de turistas, basados principalmente en sus rasgos de carácter y modo de vivir. Podemos establecer una escala del estilo de vida de los turistas (EVT) con dos extremos, y como a menudo es el caso con cualquier actividad social, la mayoría de la gente puede ser colocada en algún sitio medio de la escala.

El izquierdo extremo de esta escala se ubican aquellas personas que son individualistas y que por lo general viajan solos o con compañero/a. Ellos elaboran sus propios itinerarios y viajan a su propio ritmo y paso. Son de carácter pro activo, tratan de evitar los típicos sitios turísticos (fuencalprim primaria) y muestran un marcado interés por las poblaciones locales y su cultura. El trabajo voluntario, al igual que el encuentro consigo mismos y con los miembros de otras culturas, es para ellos de suma importancia. Estas personas se desafían a sí mismas en situaciones extremas – física o socialmente – poniendo especial énfasis en su propio desempeño. Este es el extremo idealista de la escala, y ya que estos turistas tratan de apartarse de las normas habituales, también podemos referirnos a dicho lado como la parte alocéntrica de la escala del estilo de vida.

El otro lado de la escala nos da un perfil de la gente que no quiere padecer ningún tipo de contratiempo, les gusta tener todo arreglado de antemano pues el relajamiento y la despreocupación son sus objetivos principales. Su principal preocupación es de orden físico, por lo tanto sus intereses están relacionados con los baños de sol, masajes, balnearios o cirugía plástica, solamente por mencionar unos cuantos. Ellos no tienen ningún interés particular por los habitantes del lugar o su cultura. Por las características de estos turistas podríamos llamar a este extremo derecho de la escala como la parte psychocéntrica (o egocéntrica)de la escala del estilo de vida.

La disposición sobre adonde ir, así como la mutación del pre-turista en un verdadero turista, implica la toma de una serie de complicadas decisiones. El tiempo disponible, el presupuesto, la modalidad de viaje o el medio de transporte, son algunos de los elementos que deben de ser analizados. Los turistas ubicados en los extremos diferentes de la EVT manejarán sus decisiones de manera diferente. Así, por ejemplo, aquellos del lado alocéntrico de la escala tratan de pagar directamente por la mayoría de sus actividades a proveedores localizados en el destino, en tanto que los egocéntricos se inclinan por negociar con las agencias y operadores turísticos localizados en sus países de origen.

Los turistas ubicados al lado izquierdo de la escala EVT prefieren las fuencalprim de orden compartido, en tanto que aquellos del lado contrario se inclinan más por fuencalprim de tipo primaria y secundaria. Esto no sólo tiene que ver de modo de vida, sino, también, con la forma en que las personas viven sus experiencias. La gente a la izquierda de la escala ingiere mucho mas calprim del inesperado, lo cual significa que ellos no saben exactamente que esperar de antemano y por lo general son más abiertos a experimentar con todo lo que esté ocurriendo a su alrededor. Los turistas ubicados al lado derecho, sin embargo, saben con bastante certeza que pueden esperar, por lo que su ingesta calórica coincide bastante con sus expectativas originales. Esto puede ser desventajoso ya solamente se ve lo que se espera, dejando de lado muchas otras cosas que pueden estar acaeciendo en el entorno. Sin embargo, así es como estas personas desean que sus vacaciones: un conjunto de lugares, situaciones o circunstancias previstas de antemano, las cuales desean experimentar sin dar espacio a problemas o situaciones sorpresivas. Para más información sobre el estilo de vida de los turistas, de un clique aquí.

El Destino Vacacional.

Ya que hemos dicho que el enfoque está basado en una relación recíproca entre los turistas y sus destinos vacacionales, debemos entonces darle un vistazo más cercano a lo qué un destino es.

Un destino consiste de:

1. Viajeros:

1A Turistas;

1B Viajeros que están de paso por el lugar (y que pueden convertirse en turistas por unos cuantos días); inclusive los visitantes de un día caen en esta categoría;

2. Infraestructura Turística:

2A Atracciones turísticas diseñadas expresamente para turistas y provistas con las facilidades necesarias para su disfrute (fuentes primarias y secundarias);

2B Hoteles, restaurantes, tiendas de suvenires, centros de información, y caminos construidos para turistas, transporte, agencias y operadores, etc.

3. Infraestructura Local: casas, escuelas, tiendas, bancos, clínicas, local autoridades locales, etc. para el uso de la población local o de cualquier que se halle allí, mucha de esta infraestructura es considerada como Fuentes compartidas para los turistas;

4. Pobladores Locales, incluidos aquellos que a pesar de no ser de la zona están viviendo en el lugar en ese momento;

4A Aquellos que mantienen algún tipo de relación con los turistas, los viajeros o la infraestructura;

4B Aquellos que no están directamente relacionados con los turistas.

Del esquema anterior podemos deducir que los destinos turísticos van más allá de representar los intereses heterogéneos de unos grupos participantes de todas las condiciones sociales, como propietarios de establecimientos, gerentes, turistas, agricultores locales, empleados y aún inversionistas, desarrolladores e intermediarios

¿Podemos llamar a un lugar un destino turístico cuándo no hay allí turistas? Unos pueden argumentar que un destino turístico recibe su nombre porque el destino está preparado para recibir turistas, mientras que otros sienten que sin turistas no hay turismo ninguno. Mi punto de vista es que un destino se convierte en destino turístico cuando hay turistas, quienes, por lo tanto, forman una parte intrínseca de ese destino. Esto también quiere decir que un destino turístico puede ser llamado así a pesar de que no está orientado a la recepción de turistas, los cuales simplemente llegan por una razón u otra, siendo este precisamente el tipo de casos que ejemplifica muchos de los efectos negativos que el turismo puede tener: la falta de preparación apropiada en un destino para recibir a los turistas.

Al mismo tiempo habría que concertar en que el término “turista” tiene que ser visto en el sentido más amplio posible: muchos destinos turísticos viven de visitantes que llegan solo por un día (como las playas) o participantes en seminarios o conferencias, etcétera, mientras que en el sitio pueden haber pocos “turistas” en el sentido estricto de la palabra.

Con el propósito de atraer a turistas y hacer que un sitio se convierta en un destino turístico, es necesaria la participación de muchas entidades. Están, además de los accionistas y propietarios de los establecimientos en el destino, toda una serie de intermediarios entre turistas por un lado y entre las atracciones turísticas, la infraestructura y las poblaciones locales por el otro, que por lo general operan fuera del la área del destino o aún desde otro país o continente. Estos intermediarios consisten principalmente en organizaciones de viajes que pueden operar en el país de destino o en el país de origen de los turistas, pero también pueden incluir cámaras o juntas nacionales de turismo, así como a organizaciones no gubernamentales. Ellos proveen a los turistas de información focalizada, imágenes materiales e información objetiva. Su papel en relación al destino es por lo tanto indirecto, pero tanto el poder persuasivo que ellos tienen sobre la opinión de los turistas acerca de su elección vacacional, como la posición dominante que ocupan dentro de los niveles de suministro información, hacen que en la práctica estas organizaciones de viajes ejerzan una influencia importante sobre el destino.

Las autoridades gubernamentales son un participante muy influyente, cuya labor se ve reflejada tanto hacia lo interno como hacia lo externo del destino. Su papel puede tener una importancia fundamental, aunque su ausencia no se traduzca necesariamente en la carencia de un modelo de desarrollo eficaz sostenible. Establecer políticas de corto, medio y de largo plazo para el desarrollo de un área debería ser una tarea que involucre a todos los participantes implicados en el proceso, pero en la práctica nosotros a menudo encontramos un vacio comunicacional considerable entre las autoridades por un lado y entre los empresarios privados por el otro.

El establecimiento de las políticas para lograr un desarrollo de turismo específico sostenible es un asunto complicado, por lo tanto todos los grupos involucrados deberían tener claro en sus mentes que todo versa sobre la posibilidad de provocar la ingesta de calprim a partir de fuentes principales o compartidas. La infraestructura necesaria y adecuada debe generarse a partir de la necesidad de proteger el entorno y no de la necesidad económica de generar ganancias. El encuentro entre los turistas y el destino tiene que ser visto bajo esta luz, misma que también debiera iluminar a las autoridades gubernamentales en sus políticas y acciones.

PARTE II

Los Turistas y el Desarrollo Sostenible

Introdujimos la idea de este enfoque reflexivo, ya que los turistas tienen que estar implicados en el desarrollo sostenible de una forma más efectiva. Hay 3 caminos a través de los cuales esto puede alcanzarse: motivándolos y creando una necesidad, forzándolos a través de requisitos y regulaciones, o mediante una interacción entre los turistas y el destino, o sea, un acercamiento reflexivo.

Primero, para que los turistas jueguen un papel más activo en un desarrollo sostenible tienen que recibir una adecuada dosis de motivación. La motivación conducirá al nacimiento de una necesidad, que a su vez hará surgir las primeras expectativas con respecto a un destino determinado. La suposición básica aquí está en que los turistas, una vez que han decidido su destino vacacional, desarrollan no sólo las expectativas correspondientes, sino que también se va formando una relación de interés directo con respecto a ese destino, lo que al mismo tiempo provocara un cierto grado de involucramiento con el sitio, que una vez seleccionado es visto con una luz diferente y el turista lo ve como SU destino.

Por lo general este interés se traduce en el hecho de que los turistas puedan desarrollar en primer lugar un sentimiento de participación económica (dejando, por ejemplo, tanto dinero como sea posible en el destino mismo y no con organizaciones de viajes), en segundo lugar un sentimiento de solidaridad, específicamente con las futuras generaciones (tanto las propias como con aquellas de la gente en el destino), en tercer lugar debería haber un compromiso con la protección de la diversidad biológica, en cuarto lugar un sentimiento de responsabilidad social y en quinto lugar respeto a las otras culturas.

Mencionamos aquí cinco niveles diferentes en que los turistas pueden mostrar su interés, nociones que deberían ser compartidas por la mayor parte de sus iguales. Estos niveles a su vez pueden ser trocados en un modelo de comportamiento uniforme entre turistas en el destino, de manera que puedan ser vistos como un grupo más o menos homogéneo que desempeña un papel en el desarrollo sostenible del lugar. Una preparación adecuada y fundamentada en los cinco niveles antes mencionados puede producir un denominador común entre los turistas en cuanto a su relación con el destino turístico.

Estos mismos cinco aspectos hacen referencia a los tres pilares en los cuales se fundamentan los conceptos de desarrollo sostenible: planeta, gente y beneficio (en inglés: Planet, People, Profit). En el caso de la participación económica esto es obvio; los elementos de solidaridad y compromiso que se refieren al planeta, mientras la responsabilidad social y el respeto cultural se refieren a la gente. En este caso tanto el interés como el involucramiento con un destino, están relacionados con una reciente tendencia en que las personas buscan relacionarse con personas de otras culturas. El creciente interés que la gente muestra por la forma de vida de otras personas y por lo que sucede con el medio ambiente en general, parece estar estrechamente vinculado a muchos portales de Internet, de los cuales las redes sociales como Facebook y Twiter son los más significativos.

Así como los turistas selectivos pueden insistir en que su alojamiento sea, de una u otra manera, certificado, igual ahora en muchos países hay sistemas de certificación de sostenibilidad. La Internet juega una parte importante en cuanto a esto, y en el caso de los turistas que hacen sus reservas por medio de organizaciones de viajes pueden insistir a fin de tanto los hoteles como las atracciones seleccionadas cuenten, en la medida de lo posible, con certificado de sostenibilidad. Es importante señalar el hecho de que la mayoría de los turistas saben lo que es un CTS, y que tienen al menos un cierto interés y motivación para demandar que elementos de sostenibilidad tengan su peso a la hora de seleccionar pequeños destinos vacacionales.

Encontramos aquí una clara diferencia entre los turistas del lado izquierdo y los del lado derecho de la EVT. Aquellos turistas más idealistas (alocéntricos) insistirán mucho más en el empleo de infraestructura certificada en cuanto a sostenibilidad, que aquellos que se alojan en un lujoso complejo hotelero del tipo “todo incluido”, por ejemplo.

Los actores principales para motivar a los turistas son las organizaciones de viajes mismas y los medios de comunicación – los primeros por medio de las imágenes materiales y los segundos través del imagen mental.

Un segundo modo de involucrar a los turistas para que apoyen practicas sostenibles es simplemente forzándolos a ello. Las regulaciones sobre la energía y el empleo de agua, así como las prácticas de reciclaje pueden ser ejemplos de estas regulaciones, que emanadas tanto a nivel gubernamental como de agrupaciones o asociaciones en el destino, han demostrado ser eficaces. El acceso limitado a las áreas naturales protegidas es otro ejemplo acerca de las regulaciones o la “limpieza” en los medios de transporte.

En términos prácticos esto significa que las organizaciones de viajes deben entregar a los turistas una lista de lo que se permite y no permite. Esta lista de lo que “se puede y no se puede” es bastante larga (relativa al comportamiento ecológico, social y cultural y de cómo manejar el aspecto financiero) ya que los turistas deben tener bien claro lo que no es conveniente hacer durante sus vacaciones (un punto interesante para aquellos ubicados la ala egocéntrica de la escala EVT).

Otra opción sería que los turistas se sometieran a un pequeño examen (confeccionado por organizaciones gubernamentales y colocado “online”) para asegurarse de que los turistas mitiguen su impacto sobre el medio ambiente. Para empezar, los turistas tendrían que firmar una declaración de comportamiento sostenible, de la misma forma en que las agencias de viajes también tienen que publicar una declaración de sostenibilidad.

En una próxima etapa y en los casos de visitas a áreas naturales protegidas podemos pensar en elaborar un tipo de examen un poco más especializado. Hay dos ventajas que lograríamos con esto: en primer lugar sería una forma de asegurarnos un comportamiento más o menos sostenible de parte de los turistas, y luego sería una forma de crear un interés en la problemática de la sostenibilidad

Desde el punto de vista del enfoque reflexivo del turismo, la secuencia será así: las entidades gubernamentales o las agencias de viajes obligan a los turistas a estudiar los aspectos de sostenibilidad , luego los turistas los estudian y desarrollan un interés por ella (por poco que este sea), lo cual nos lleva a un mejoramiento del comportamiento turístico, que a su vez estimula a la gente local a tomar consideraciones de la misma índole.

El grado de conciencia que los turistas deberían tener sobre el entorno, así como las huellas de su paso por el destino, nos debería llevar cuestionarnos acerca de si el lujo y la suntuosidad son realmente necesarios para definir los destinos turísticos. Muchos de los turistas aprovechan sus vacaciones para experimentar cosas de las que carecen en sus casas, y los ambientes lujosos son el tipo de esas cosas que reflejan este tipo de conducta. Mientras que en los años 80 muchos turistas aceptaban como normal el hecho de alojarse en habitaciones con baño compartido, hoy en día algo así les parece inconcebible y la mayor parte solicita habitaciones con lujosos baños privados (preferiblemente con Jacuzzi), enormes pantallas planas de TV HD, DVD, Wi-Fi y mini bar. Debiera de una forma de aclararle a los turistas de que el lujo que les rodea no tiene incidencia alguna en la cantidad o calidad de experiencias que puedan obtener, y de que no existe absolutamente nada de autenticidad en el.

Sin embargo, la mayoría de movimientos producen a la vez sus contra efectos, y de esta manera vemos como cada día aumentan las ofertas de mercado para aquellos turistas que se hallan al lado izquierdo de nuestra escala de ETV, y que comúnmente están más interesada en las cosas simples y auténticas, desprovistas de todo lujo y suntuosidad.

Otra forma de regular el comportamiento de los turistos es por medio de editar la escogencia disponible. Las agencias de viajes tanto como la infraestructura turística deben ofrecer al turista solamente lo que está de acuerdo con los principios de una desarrollo sostenible.

El tercer modo de involucrar a los turistas con el destino es generando una interacción entre ellos, también conocido como acercamiento reflexivo. Para esto es importante que aceptemos al turista como un socio de primer orden dentro del proceso. El momento clave de las vacaciones se da cuando los turistas admiten sensorialmente las dosis de calprim, lo cual nos da un ejemplo de esta interacción entre estos y el destino. Por lo tanto, es menester que hagamos un análisis un poco más profundo acerca de la manera en que esta reflexividad trabaja en el turismo:

Tres niveles de reflexividad

En sociología el término reflexividad se usa de varias maneras.

Ante todo tenemos la reflexividad que está relacionada con la acción: actuamos basados en una cierta expectativa, de manera tal que reafirmamos cada vez más aquello que esperamos obtener con respecto a algo. Cuando circulan rumores diciendo que la bolsa de valores caerá, la gente venderá sus acciones debido a esta expectativa y como reacción a esta conducta, obviamente, la bolsa vera bajar sus índices. Uno de los usos en el turismo es lo que llaman ” la profecía auto cumplida “: una persona pone una cantidad enorme de expectativas sobre una parte específica de sus vacaciones y tratando de evitar todo aquello que sea contrario a ello, se asegurará de tener realmente la experiencia increíble que desea tener. Cuando un turista indica que según él la mayor experiencia de la vida será visitar las Islas Galápagos, entonces este turista hará todo lo posible, tanto de forma consciente como inconsciente, para que en efecto, esta visita, una vez realizada, sea de lo mejor que ha hecho en su vida.

Las expectativas juegan una parte importante en el turismo, pero a menudo únicamente están referidas al caso de los turistas, y olvidamos que en el destino también hay expectativas, pero en mi opinión no ha sido realizada bastante investigación a este respecto, con el propósito de averiguar qué medida estas expectativas influyen en algunos de los actores en el proceso turístico.

La reflexividad de acciones aplicada al turismo refiere a los prejuicios, ideas y expectativas fijas que ambas partes del encuentro pueden mantener y por lo tanto los actores no van a ver otra cosa. Cuando los turistas esperan que la gente local se viste en forma tradicional y los locales efectivamente se visten en tal forma para satisfacer a los turistas, el encuentro entre ambos pierde el contacto con la realidad.

Tema: Expectativa)

 

En segundo lugar se aplica al actor él mismo: por ejemplo el psicólogo que tiene que psicoanalizarse a él mismo. En otras palabras, todas aquellas gentes que analizan el turismo, deberían de ser igualmente analizadas. Este análisis atañe al papel que cada actor tiene que realizar en las varias actividades del turismo y preferiblemente debe de ser realizado por otros actores involucrados en el proceso. Esto quiere decir que los turistas tienen que ser analizados por aquellos que pertenecen o laboran en el destino. Las necesidades, expectativas, la forma de de vivir las experiencias, así como las experiencias finales que estos conseguirán, tienen que ser estudiadas a profundidad apoyados en una metodología de abordaje que contemple variables psicosociales.

Los turistas tienen que ser analíticos y críticos con respecto aquellas cosas que les preocupan del destino, independientemente del consumo de calprim y las subsecuentes experiencias que vivirán. El análisis que los turistas hagan de un destino en relación con sus expectativas juega, por lo tanto, un papel tan importante como la investigación que hace el gerente de una fuencalprim con respecto a la conducta de sus clientes.

Tema: Evaluación

El tercer lugar tenemos la reflexividad que se da entre el actor y acción: el investigador, que al investigar influye sobre el objeto de su investigación y por lo tanto nunca puede conseguir un resultado objetivo. Para llegar a conocer la verdadera cotidianeidad que viven los pobladores locales de un pequeño pueblo, por ejemplo, a los turistas les gusta mucho echar “una ojeada entre bastidores” a la actividad diaria de estos, pero al hacerlo afectan la normalidad del lugar, obteniendo como resultados de sus observaciones un cuadro poco fiel de la misma realidad que intentan comprender. Es tanto el interés que tienen por experimentar situaciones veraces y auténticas, que al final, debido a su entusiasta intromisión, terminan consiguiendo todo lo contrario. Este es el nivel de reflexividad que mejor nos muestra la influencia que tanto el turismo como los turistas, pueden tener sobre una población local y su cultura.

Por lo tanto, en el turismo, la autenticidad juega un rol muy importante ya que está relacionado con todo aquello de naturaleza singular y única, con fuertes lazos socio-culturales. Esta autenticidad tiende a diluirse cuando se ve sometida a políticas de masificación, o se ve regulariza siguiendo patrones de globalización. De igual manera, los pobladores del lugar, en su afán por mostrar a los turistas algo realmente autentico y único, caen en una especie de estandarización de la realidad, perdiendo aquello, por lo tanto, todo rastro de autenticidad.

Es precisamente este elemento reflexivo el que nos permite apreciar la diferencia que hay entre las distintas acepciones que se le da a la autenticidad. Existe la posibilidad de que algo sea real y objetivo, pero esto no nos da certeza que la experiencia obtenida sea auténtica. Muchas veces la historia tejida alrededor de un objeto puede inducir a que se sienta como auténtico al ser parte de la relación tripartita que hay entre los turistas, el objeto y su imagen.

Esto nos conduce un poco más allá, hacia una autenticidad existencialista, ligada al ego de las personas y las diferentes formas en que cambian su percepción o experimentación de un fenómeno. El estar pescando en el manso recodo de un rio puede transmitir una sensación de paz y quietud, algo que se podría considerar una experiencia auténtica sin lugar a dudas, y que sin embargo, no se haya necesariamente ligada a una fuente de calprim claramente definida.

Otra vez tocamos aquí las importantes diferencias que hay entre las fuentes principales y secundarias de calprim, que han sido establecidas para el uso exclusivo de los turistas, y las fuentes de orden compartido, que existen independientemente de la presencia de turistas o no. Estas fuentes no pueden ser parte de un escenario controlado, de lo contrario se convertirían en atracciones turísticas y dejarían de ser parte, por lo tanto, de la cotidianeidad de los pobladores locales. Aquellas fuentes compartidas, que los turistas sienten como auténticas, pueden que no lo sean para los locales. La rutina diaria de un pueblo no está revestida de ningún signo de autenticidad para aquellos que en ella moran, pero que es tremendamente atractiva para los turistas que viven un ambiente totalmente diferente en sus países de origen.

Tema: Autenticidad

La Reflexividad y la Sostenibilidad

Llevando esto a los niveles el desarrollo sostenible, podemos distinguir entre aquellas fuentes que están pensadas para los turistas, y por lo tanto, socioeconómica, ambiental y financieramente manejadas, de aquellas otras de índole compartida y cuyos aspectos de sostenibilidad concierne a los pobladores locales, los cuales tiene una responsabilidad directa en este apartado. Nos referimos con esto a la diferencia que hay entre un desarrollo sostenible y un turismo sostenible, que se encuentra más directamente relacionado con las fuencalprim primarias y secundarias, así como a cualquier otro tipo de infraestructura turística.

Es importante señalar que hemos insistido en hacer una clara distinción en el destino entre aquellas fuencalprim e infraestructura hecha intencionalmente para los turistas y cualquier otra estructura que allí se haya y que no tiene relación alguna con la industria turística. Desde el punto de vista de la sostenibilidad hay una diferencia clara entre estas dos, tanta, que es importante mantenerlas a parte. Los empresarios y operarios turísticos del destino deben saber con claridad que tanto de este puede ser modificado para los turistas y que otro tanto debe de permanecer tal cual es, independientemente de si hay turistas o no.

La interferencia del turismo con respecto al destino llega hasta cierto punto: el turismo termina donde comienza la vida de los locales. Esta tercera instancia de la reflexividad se relaciona no sólo con los turistas y su influencia sobre un destino, sino, también, con la influencia que un desarrollo turístico sostenible puede tener sobre él, así como del modo en que esto afecta la vida diaria de las poblaciones locales.

Cada comunidad tiene su propio compromiso con las futuras generaciones, las cuales pueden ser pujantes y saludables, o débiles e insignificantes. Sin embargo, lo que comúnmente vemos hoy en día es una infraestructura turística, como la hotelera, por ejemplo, que con base en leyes y regulaciones es forzada a ser lo más sostenible posible, en tanto que el resto del pueblo, en donde esta se localiza, puede lucir sucio, anti ecológico y muy lejos de ser carbono neutral.

La influencia que las prácticas de turismo sostenibles tienen sobre una población local puede ser observada en algunas áreas especificas, mas no en la mayoría del territorio, donde el tema se maneja a nivel teórico, prácticamente imposible de ser implementado en la realidad.

Las políticas de desarrollo sostenible continúan siendo materia de resorte institucional (gubernamental), de las organizaciones no gubernamentales, o de cualquier otra entidad pública o privada interesada. Sin embargo dos de los actores principales en el turismo – los turistas y la población local – parecen jugar un papel marginal hasta el día de hoy.

Al aplicar un acercamiento reflexivo al turismo he tratado de aclarar por qué los turistas son el principal participante en el turismo ya que ellos juegan una parte fundamental en el desarrollo del mismo. Igual situación se presenta con respecto a los destinos turísticos, los cuales no se limitan únicamente a un conjunto de hoteles y atracciones turísticas, sino que también incluyen a las poblaciones locales y la cotidianeidad de sus habitantes, quienes igualmente juegan un rol muy importante dentro de la actividad.

En tanto se siga considerando la actividad turística como una variable económica más, será casi imposible que nos demos cuenta de que una gran parte de las experiencias de los turistas provienen de las fuentes compartidas de Calprim. Un desarrollo turístico sostenible que desatiende aquello que no forma parte de la infraestructura turística oficial no puede ser efectivo.

Únicamente colocando el encuentro que se da entre los turistas y todo lo que es local en el centro del desarrollo turístico sostenible, podremos encontrar el balance para una sostenibilidad dirigida a las generaciones futuras, tanto las de las gentes locales, como las de los turistas.

» Este sitio no es comercial y no genera ingresos, por lo tanto se agradezca a las personas que lo usan activamente por hacer una donacion, pequeña y simbólica como sea, por medio del botón DONATE (sistema Paypal) al final de este página «

6 Respuestas a “EL ENFOQUE REFLEXIVO EN EL TURISMO”

  1. Marinus:

    Muy interesante planteamiento, comparto tu posición.

    atte,

    Ludwing

  2. He leido un par de veces tu interesante e innovador articulo y considero que tiene mucho aporte para las futuras concepciones del turismo, que por cierto mucha falta hacen, es importante que se den este tipo de conceptos ya que al momento de hacer investigación se necesita la mayor cantidad de herramientas que faciliten el entendimiento de las propuestas y/o resultados.

    Adelante,

    Pregunta: Podrias darme tu direccion de correo electronico?

  3. Interesantísimo enfoque acerca de una nueva forma de hacer turismo, Marinus. A mí que estoy estudiando la carrera de Licenciatura en Turismo y formando mi propia visión de esta actividad, este artículo me resulta un aporte fundamental para formarme profesionalmente y adquirir herramientas que me ayuden en un futuro a trabajar por un “turismo de enfoque reflexivo”. Personalmente muchísimas gracias por compartirlo!

    • Hola Paula,
      Gracias por su correo y su entusiasmo. Adicionalmente mi articulo sobre la autenticidad es fundamental para entender los nuevos movimientos en el turismo. ,
      Esta invitada a usar cualquier texto mio de internet para sus trabajos de estudio y obviamente le agradezco si menciona la fuente.
      Saludos,
      Marinus Gisolf
      Consultorias en Turismo y Sostenibilidad
      Costa Rica

  4. hola Marinus, en respuesta al correo que me envió le comunico que no habia leido hasta hoy su respuesta, pero si esta accesible, al respecto muchisimas gracias lo voy a tener en cuenta para mis estudios y por supuesto que pienso citar y recomendar la fuente. Saludos

    Paula

Deja un comentario


6 × 6 =


El Enfoque Reflexivo hacia el Destino Vacacional

El Enfoque Reflexivo hacia el Destino Vacacional

Un destino turístico es aquella área donde a los turistas les gusta ir y quedarse por lo menos una noche. El hecho de que los turistas les guste ir allí indica que hay algún tipo de atracción, que puede haber sido hecha específicamente para los turistas (fuentes principales y secundarias de calprim) o bien puede ser algo que la población local comparte con los turistas (fuentes compartidas e incidentales de calprim). Ya que definimos la esencia del turismo como el momento en que un turista experimenta una fuente de calprim, hemos de aceptar que la presencia de todas aquellas cosas o fenómeno que estén revestidas de algún tipo de interés para los turistas son tan importantes como lo es presencia de ellos en el sitio para poder experimentarlos.

Podemos hacer una distinción entre el macro y el micro destino. nUn país en su conjunto puede ser llamado un destino turístico. “¿Dónde vas a ir de vacaciones este año?” “Vamos a México!” Los problemas de sostenibilidad a nivel macro estarían entonces referidos al transporte internacional (via aérea), por ejemplo. A continuación encontramos los destinos turísticos de menor nivel o de pequeña escala, como podría ser un Parque Nacional, un pequeño pueblo o una comunidad rural. Los problemas relacionados con el desarrollo turístico sostenible estarían referidos a un micro marco, en donde la población local tiene una injerencia más directa en estos temas.

Podemos decir que un destino se compone de los siguientes elementos:

  1. Viajeros

1A- Turistas

1B- Viajeros que se hallan en un lugar (y que pueden convertirse en turistas por unos días); los visitantes que llegan por un solo día pueden estar dentro de esta categoría.

2. Infraestructura Turística
2A – Atracciones turísticas deliberadamente diseñadas para turistas y que les proporcionan los servicios necesarios para su disfrute (fuentes principales y secundarios);
2B- Hoteles, restaurantes, tiendas de souvenirs, centros de información, carreteras y otras vías de transporte construidas con fines turísticos, medios de transporte, agencias de viajes, etc.

3. Infraestructura Local: Casas, escuelas, tiendas, bancos, clínicas, instancias públicas, etc. que son utilizadas tanto por la población local como por cualquier persona que se halle ahí, por lo tanto se convierten en fuentes compartidas de calprim para los turistas.

4. Población local, incluyendo no sólo a la población local, sino también a cualquier persona que esté viviendo allí en el momento.
4A – Las personas involucradas con los turistas, con los viajeros y la infraestructura turística.
4B – Aquellos que no están directamente involucrados en el turismo.

Del esquema anterior podemos deducir que lo que se conoce como “destino vacacional” es un asunto muy heterogéneo, con muchas partes interesadas provenientes de todos los ámbitos de la colectividad. Los propietarios de los establecimientos, los gerentes, los turistas o empleados, por un lado, y los inversionistas, los desarrolladores o los intermediarios por el otro.

¿Podemos considerar un sitio como destino turístico cuando en él no hay turistas? Algunos pueden argumentar que un destino turístico existe como tal desde el momento mismo en que ha sido concebido para recibir a los turistas, mientras que otros mantienen la opinión de que sin turistas no hay turismo. Mi punto de vista es que un sitio se convierte en un destino turístico cuando hay turistas, por lo tanto, estos son una parte intrínseca del destino. Esto también significa que un destino turístico puede llamarse así a pesar del hecho de que no este acondicionado para recibir a los turistas – los visitantes simplemente vienen, por una razón u otra, y es precisamente en este tipo de casos cuando se manifiestan muchos de los efectos negativos que el turismo puede traer consigo: la falta de preparación adecuada en un destino para recibir a los turistas.

Arribamos aquí a uno de los temas conflictivos posibles que en muchos casos pueden generar serios problemas en el entorno de un destino turístico: cuando la población local no tiene control sobre la actividad, o simplemente no sabe de qué manera, ni en qué momento, llegarán los turistas. Así, estos simplemente parecen surgir de la nada, están por un tiempo en el sitio y luego se marchan, tan rápido y repentinamente como aparecieron. Con demasiada frecuencia la población local no tiene control alguno de las cosas o fenómenos que parecen atraer a los turistas. Dentro de este contexto hay que recordar que cualquier lugar puede convertirse en un destino turístico, todo depende de cómo este destino se le presente a los pre-turistas, así como en la medida en que esta imagen presentada coincida con sus expectativas.

Para atraer a los turistas y convertir un sitio en un destino turístico, una vez que los turistas han llegado, se hace necesaria la participación de muchas entidades y organizaciones. En este sentido no solo estamos hablando de los inversores que levantan y promueven el destino en sí, sino también de los intermediarios que se hayan entre este y los turistas, por un lado, y los lugares de interés turístico, la infraestructura y la población local por el otro, los cuales, normalmente operan desde fuera del área de destino, e incluso desde otro país o continente. Estos intermediarios son por lo general organizaciones de viaje que se ubican tanto en el país de destino como en el de origen de los turistas, pero también incluye a las cámaras nacionales de turismo, organizaciones no gubernamentales y otras entidades afines, las cuales proveen a los turistas de información focalizada, imágenes materiales y datos objetivos acerca del destino. Su influencia es, por lo tanto, indirecta, pero debido al poder de persuasión que ejercen sobre el turista a la hora de decidir acerca de su destino vacacional, así como a la posición dominante que ocupan en muchos de los niveles de la oferta de información, podemos afirmar que estas organizaciones de viajes desempeñan un rol de suma importancia en el destino turístico.

Hemos dicho que los turistas forman parte importante de un destino vacacional. Ahora veremos cómo los turistas pueden ayudar a dar forma a un destino y viceversa. Es precisamente este enfoque reflexivo al turismo lo que nos puede dar una visión más clara de cómo los conceptos de desarrollo sostenible se pueden implementar con mayor eficacia y de qué manera los posibles efectos negativos causados por la actividad turística pueden mitigarse.

El enfoque reflexivo nos ayuda a obtener una idea más clara acerca de cómo el turismo trabaja: el eje alrededor del cual gira el turismo es el momento en que un turista disfruta de una atracción o fenómeno de interés, es decir, cuando el visitante, a través de sus sentidos y marcos referenciales, ingiere calorías de primer impacto (calprim) a partir de un objeto, lugar o circunstancia (fuente de calprim). Es el momento a través del cual los turistas y el destino hacen contacto y el motivo por el cual se desplazaron hasta ese lugar.La reflexividad puede involucrar a los turistas y su destino vacacional en un sentido aun más amplio permitiéndonos observar las influencias y los efectos mutuos que tiene el uno sobre el otro.


Para tal fin hemos hecho una distinción entre las fuentes que fueron concebidas concretamente para los turistas (fuentes principales y secundarias) y las que forman parte de de la cotidianeidad de los lugareños, que comparten estas fuentes tanto con los turistas como con todo aquel que se encuentre ahí (fuentes compartidas e incidentales). Esta distinción es importante, no sólo porque en muchos casos las llamadas fuentes aportan la mayor parte de las experiencias vacacionales de los turistas, sino también porque hay algún tipo de contacto más directo entre la población local con su cultura, el medio con sus paisajes y los turistas.

Tal como explicamos en la escala de estilo de vida de los turistas (TL scale, vea http://www.tourismtheories.org/?cat=105&lang=es ) aquellos que se hallan hacia el lado derecho de ella suelen disfrutar mas de las fuentes de orden primario y secundario, en tanto que aquellos que se ubican del centro hacia izquierda extremo o tienden a darle a las fuentes de tipo incidental y compartido una mayor preponderancia durante el disfrute de su vacaciones, lo cual en términos concretos significa que hay una mayor influencia del destino mismo que de los flujos de información que manan de las organizaciones de viajes.

Al afirmar que los turistas forman parte sustancial del destino turístico, nos queda demostrar de que manera los turistas pueden ejercer esta participación a fin de ayudar a decidir sobre un destino vacacional.¿Pueden los turistas tener injerencia en cuestiones tales como el desarrollo, conceptualización, alcance y limitaciones de un destino? Claro que sí, más aun, su participación es, en muchos casos, tan valiosa como cualquiera de los otros actores involucrados en el proceso.

Muchas veces en los diferentes destinos vemos como la gente que trabaja en una actividad turística cada uno aporta su visión individual. Con la presencia continua de turistas la situación es diferente. Cada semana hay distintos turistas presentes en el destino – rara vez los mismos turistas aparecen dos veces en el mismo destino (los “repetidores”, como se les llama, representan un bajo porcentaje del total de los turistas). En otras palabras, cuando hablamos de turistas en un destino estamos pensando en el grupo en su conjunto y no en cada viajero de forma individual. Ahora cabe preguntarnos de qué manera se involucran en una actividad común un grupo de personas que no se conocen.

En primer lugar debemos hacer una distinción clara entre los turistas y los viajeros ordinarios, lo cual podemos resumir en los siguientes tres puntos

Turistas:


1. Viajan a un destino sin ningún motivo obligatorio o compromiso anterior, es decir, con fines de ocio y entretenimiento.

2. Viajan con el objetivo principal de satisfacer sus necesidades y expectativas, pensando únicamente en el “yo quiero…” e importándoles poco si el destino puede satisfacer sus demandas.

3. Insisten en el hecho de que el destino debe de adaptarse en cierta medida a sus necesidades; para muchos de los turistas ubicados en la parte derecha de la escala de estilo del turista (TL scale) esto puede significar más lujo del acostumbrado en el destino, en tanto que para aquellos ubicados en el extremo opuesto puede significar menos lujo y comodidad de la usualmente disfrutan.

El escritor norteamericano Paul Theroux agregó un punto más: Los turistas no saben donde fueron, mientras los viajeros no saben a donde van.

Existe la creencia generalizada de que los turistas únicamente se contactan con el destino a través de organizaciones de viajes, lo cual no es del todo cierto, ya que más de la mitad de todos los turistas hoy en día no hacen uso de las organizaciones de viajes, lo que nos lleva al punto de que los turistas, como grupo, deben de tener la capacidad de ejercer cierta influencia en un destino vacacional.

El supuesto básico aquí dice que los turistas, al haber decidido sobre su destino de vacaciones, desarrollan no sólo las correspondientes expectativas, sino, al mismo tiempo un interés directo con respecto al destino seleccionado. Las expectativas de los pre-turistas generan no solo un interés en el destino, también provocan cierto grado de involucramiento: una vez seleccionado, el destino se ve bajo una luz diferente. Este interés, si es genuino, puede traducirse en ciertas acciones o actitudes concretas. En primer lugar, los turistas pueden desarrollar un sentimiento de responsabilidad social, en segundo lugar un compromiso económico, tratando de dejar más dinero directamente en el destino y no a las organizaciones de viajes de viajes, por ejemplo; en tercer lugar desarrollando un sentimiento de solidaridad especialmente con las generaciones futuras (tanto con las propias y como con las de la gente en el destino), en cuarto lugar debe haber una clara intención de proteger la biodiversidad y en quinto lugar debe haber un respeto manifiesto hacia otras costumbres y culturas. Mencionamos aquí cinco niveles diferentes en los que este interés se manifiesta, que consideramos debe de ser una noción o ideología compartida por la mayoría de los turistas, lo que a su vez se traduce en un patrón de comportamiento uniforme entre los turistas en un destino vacacional a fin de de sean visualizados como un grupo más o menos homogéneo que perfectamente puede desempeñar un papel en el desarrollo sostenible de ese lugar. La preparación adecuada en función de los cinco niveles aquí mencionados puede producir un denominador común entre los turistas en cuanto a su relación con el destino turístico.


Los mismos cinco componentes se basan en los tres pilares que conforman los conceptos de desarrollo sostenible: gente, planeta, y beneficio (en inglés: Planet, People, Profit). El compromiso económico obviamente se refiere al beneficio. Los elementos de la solidaridad y la participación se refieren al planeta, mientras que la responsabilidad social y respeto cultural se refiere a las personas.

En este caso el término “interés” hace referencia a una tendencia bastante reciente que hay entre las personas que tienen la sensación de querer participar de forma activa en grupos con que compartan intereses particulares. El creciente interés que las personas muestran por conocer la forma de vida que lleva otra gente o en los problemas que enfrenta el medio ambiente en general parece estar estrechamente vinculado a la evolución de Internet, y las redes sociales como el Facebook o Twitter son las muestras más notables de esto. Debemos tomar en cuenta también que a través de Internet las personas se enfrentan a diario con los desastres naturales y el medio ambiente y son casi que bombardeados con información sobre el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad.

En mi sitio web hay un artículo acerca del suministro y flujo de información turística:

http://www.tourismtheories.org/?cat=91&lang=es

en donde presentamos los tres tipos de información más comúnmente utilizados en el ámbito del turismo: la información objetiva, la información focalizada y la información descriptiva. Sin embargo, recientemente ha visto luz un cuarto tipo de información que cada vez cobra mas interés en la industria: la información social como resultado de la Búsqueda de Información Social (BIS). En los últimos años ha habido un aumento sostenido del número de sitios en la red en los cuales la gente puede hacer preguntas que les son contestadas por grupos de personas o comunidades. Uno de los primeros sitios en operar bajo esta temática fue el portal Answerbag. Desde entonces ha habido una proliferación de sitios similares, de los cuales Yahoo! Answer parece ser el más popular. La idea es muy similar al concepto wiki, de los cuales Wikipedia es el más famoso.

La idea bajo la que funcionan estos sitios está fundamentada en 4 niveles: la plataforma para que las personas envíen sus preguntas al sitio, luego, el mismo lugar sirve como sede para presentar las respuestas, lo cual va generando una comunidad que va creciendo en torno a este intercambio de información y, finalmente, las respuestas se procesan y catalogan en los distintos motores de búsqueda, lo que permite a los usuarios web encontrar respuestas para preguntas previamente formuladas como contestación a nuevas consultas. Estos portales pueden operar a nivel general o estar limitados a determinados grupos o personas que comparten intereses comunes.

Cuando hablamos de comunidad debemos usar el término en el sentido más amplio de la palabra, tanto, que a estos los sitios se les conoce como sitios cQA. Este tipo de sitios hicieron su aparición en Internet a partir del 2003 y desde entonces se han convertido en un fenómeno que va en aumento, impulsado en gran parte por la tendencia de la gente a preguntar a través de Internet en lugar de tratar de encontrar respuestas por ellos mismos. Un número cada vez mayor de personas parecen pensar “¿por qué molestarme en tratar de encontrar una respuesta determinada, cuando a través de Internet me es posible contactar a las personas que la conocen?” Esta dinámica de preguntas y respuestas también está creciendo rápidamente en foros y plataformas de comunicación similares.

Las posibilidades que estos sitios proveen a los involucrados en el turismo son enormes, inclusive estos cQA pueden proporcionar el vínculo necesario entre los pre- turistas y las personas o comunidades en el sitio vacacional. A través de las técnicas que proporciona los Motores Optimizados de Búsqueda (SEO en inglés) los turistas potenciales pueden encontrar mucha más información directamente de Internet que a su vez será cargada en distintos sitios cQA llevando los datos y conceptos aún más allá, a lo largo de una nueva vía de intercambio informacional. Obviamente esto funciona no solamente para el ámbito del turismo, sino para el mundo en general

Aparte del papel mayor que juega el Internet, tambien existe un marcado desarrollo a nivel de la responabilidad social. No fue sino hasta el año 2010 que altos ejecutivos como Paul Polman, directivo de Unilever, una de las comercializadoras más importantes del mundo, empezaron a decir que “Hoy en día el concepto de valor se asocia cada vez más con aquellos productos que demuestran tener responsabilidad social” o ”Un producto exitoso no solo debe aportar utilidades, sino exhibir, si se quiere, conciencia social” y ”Cada marca debe tener una misión social y el consumidor debe ser parte integral en la definición de ella” (http//www.warc.com/LatestNews/News/Unilever 20 finds%20%%%22.news22purpose ID = 27928?)

Es interesante observar que conceptos como el de la responsabilidad social han empezado a ganar terreno a nivel mundial, en tanto que las políticas y estrategias basadas en criterios puramente económicos están siendo cuestionadas

Durante mucho tiempo las organizaciones de viajes utilizaron este suministro de información como caballo de batalla para prevalecer en el negocio, mas hoy en día vemos como su importancia ha comenzado a menguar. La gran mayoría de los operadores turísticos la utilizan para encausar gran parte de los flujos de información que genera un destino, decidir sobre la imagen que un lugar debe tener en relación a las demandas de los turistas y combinar esto con el peso económico que tienen de acuerdo con en el volumen de ventas, desempeñando así un papel dominante en muchos de los destinos turísticos a lo largo de los últimos 30 años. Lo que vemos ahora es que gracias a la influencia de muchas de las aplicaciones de Internet este suministro, poco a poco, va perdiendo su rol preponderante. Son no solamente los propios turistas quienes han comenzado a mostrar el deseo de que se escuchen, sino también a los destinos como conjunto se están abriendo las posibilidades de tomar decisiones dirigidas a un desarrollo sostenible específicamente, sin que el pensamiento económico domine las acciones.

El colocar a los turistas en el centro de la actividad turística, conjuntamente con las fuentes de calprim que se hallan en el destino, vuelve a poner en relieve el carácter original del acto de viajar y hacer turismo: el aspecto socio-psicológico. Recordemos que no fue sino hasta la década de 1970 que el turismo se convirtió en una actividad económica dominante, en la cual las organizaciones de viajes se convirtieron en productores de productos turísticos que vendían a sus clientes – los turistas. Hoy en día, bajo la presión de implementar políticas urgentes que apunten hacia un desarrollo sostenible, y con las nuevas plataformas de comunicación que ofrece Internet, vemos como el tradicional enfoque economicista que conceptúa el turismo se ha vuelto insostenible.

Deja un comentario


− 8 = 1


Las Vacaciones

Todos los derechos son del autor Marinus C. Gisolf. Se prohíbe la reproducción total o parcial sin mención de la fuente

 

Las Vacaciones

El clímax de las vacaciones se ha descrito como la absorción de calorías de impacto a través de los sentidos. Estas a la vez son transformadas por el turista en experiencias.

La fuente de emisión de calorías de primer impacto se llama Fuente de Calprim y las atracciones turísticas forman parte de ella. En este punto es importante observar que el turista experimenta muchas cosas y que no todas provienen necesariamente de atracciones turísticas. Cualquier ambiente diferente de la escena doméstica (una condición del turismo) es totalmente nuevo en términos sensoriales; el gusto, el olfato, el paisaje… todo es noticia. Las experiencias del turista tienen que ver, por lo tanto, también con el ambiente, con la población local, con el color de las casas o con el olor de la comida.

Podemos dividir “las experiencias turísticas” en aquellas que son premeditadas como los museos, los “canopy tours” o una pista artificial de skies y las que son casuales, como una algarabía de ovejas que cruzan el camino, una reunión religiosa local o las que son resultado de trances desagradables, tales como un accidente o una inundación. Hay fuentes que están concebidas exclusivamente para el turista y otras que forman la parte de la vida diaria de la gente local y que están allí de todos modos.

El turista tiene su consumo de calprim de diversa naturaleza durante sus vacaciones y/o después de estas, las calprim admitidas evolucionarán en “experiencias”

Una vez de regreso a casa, luego de unas vacaciones, es posible sentir algo de la atmósfera de todos los lugares que se visitaron, pero al mismo tiempo el proceso ha comenzado a ser absorbido por la rutina cotidiana, entonces da inicio la etapa de mostrar fotos y vídeos a familiares, conocidos, colegas y amigos. Esto incluye la administración de consejos a la audiencia, se recomiendan algunas cosas, se desechan otras y la familia entera concuerda con el veredicto final: fueron unas vacaciones más o menos exitosas. El turista raramente llegará al extremo de decir: ¡nunca más! y si alguna vez piensa así no lo expresará en voz alta, pues la decisión del destino vacacional escogido fue una decisión personal de él.

Luego, todas las impresiones comenzarán a decolorarse, las imágenes y las experiencias se interpolaran, algunas cosas serán olvidadas y finalmente solo quedarán algunas impresiones generales. Debe quedar claro que este proceso puede tardar meses, incluso años. Las vacaciones han acabado y ahora vendrá una larga espera de un año para experimentar otras.

Los Primeros Impactos

La absorción de calprim puede ser el punto focal de las vacaciones, sin embargo este consumo no se limita únicamente al lugar que visitará. El turista tiene una serie de encuentros previos (fuentes de calprim) antes de arribar al lugar en que esta absorción de calprim se llevará a cabo. Imaginará estar en el área fuente durante una noche utilizando la infraestructura local, incluyendo los caminos, las tiendas o los restaurantes. Esta infraestructura que se utiliza antes de la visita al área fuente es parte de la experiencia total. Esta Fuente Principal de Calprim es la razón primordial por la que el turista escoge un destino en particular, sin embargo, hay muchas otras cosas que puede disfrutar aparte de las directamente emanadas por la fuente principal.

Aquí nos encontramos con las Fuentes Secundarias de Calprim. El turista llega a un destino para admirar alguna cascada famosa, pero al mismo tiempo otras atracciones turísticas se pueden instaurar cerca. Un jardín botánico, un viejo molino de agua restaurado, la organización de un festival cultural, de modo que existen muchas posibilidades para ofrecer calprim a cambio de la remuneración acordada. Las tiendas de suvenir u otro tipo de establecimientos son fuentes adicionales de calprim pues a la gente le gusta comprar pequeños objetos del área que está visitando, que contengan elementos autóctonos o culturales.

Una de las razones para ofrecer fuentes de calprim adicionales es el deseo de la comunidad o región de mantener al turista dentro de ella el mayor tiempo posible. Entre más cosas haya para ver, mayor será el chance de que el turista se quede una noche más en ese lugar. No estamos hablando por lo tanto del potencial de calprim de una sola fuente, sino del valor de calprim de toda una región. Un área en la cual hay muchas actividades y cosas diferentes que hacer, con un alto potencial de calprimentonces, atrae más turistas que aquella en la que se llega a ver solo una fuente calórica para luego continuar el recorrido.

Un hotel puede ser una fuente de calprim en sí mismo y no sólo servir como “campo base” entre las visitas que se hacen a las fuentes principales del área. Aún más, en un esfuerzo por conservar a los turistas por más noches existe una tendencia pronunciada para que los hoteles ofrezcan todas las clases de fuentes laterales posibles: jardines, piscinas, jacuzzi, campo de tenis, campo de golf, casinos, etc.

Están las Fuentes Principales, después las Fuentes Secundarias ofrecidas como valor adicional y existen otras fuentes de calprim que están apenas en la carretera principal y que pueden formar una experiencia potencial sin costo alguno. Las llamamos Fuentes Compartidas de Calprim, ya que la población local también puede absorberlas, aunque su experiencia resultante no tenga nada que ver con el turismo en este caso en particular.

Esta fuente compartida se definirá como tal si el turista obtiene calprim de ella o no. Algunos turistas pueden simplemente no percatarse de la presencia de esta fuente.

Existe una cuarta fuente, la cual es aleatoria, carece de infraestructura alguna y no está ideada como producto turístico: una agradable sección del bosque, un lugar que ha logrado fama repentina a raíz de un fenómeno natural o una manada de vacas que irrumpe el camino. A esta cuarta variable la llamaremos Fuente Incidental de Calprim. Un accidente, con todo lo desafortunado que podría ser, forma parte de esta fuente fortuita de emisión de calorías.

 

kudde esp

Una Fuente Incidental de Calprim: las vacas en las vacaciones dan un toque de autenticidad.

 

Otro elemento de vital importancia en la actividad turística es el suministro de información, puesto que el turista se encuentra en un entorno muy distinto al de su ambiente doméstico. Debe conseguir información acerca de dónde ir, dónde están los sitios que más le atraen y qué tipo de hotel es de su agrado; por lo tanto, el abastecimiento de información es inherente al turismo.

No hay mejor fuente de información que el destino vacacional en sí mismo. Una vez que el turista llega puede encontrar ‘in situ’ toda la información que está buscando y puede hacer las reservaciones para cualquier servicio o actividad que desee, es lo que llamamos suministro de información al detalle, y es otro tipo de información en la que apoyan muchos turistas para hacer la escogencia del destino de final de viaje. El suministro de información local se puede basar en líneas comerciales y los operadores turísticos locales, son los mejores ejemplos de ello. Trabajamos con información que está enteramente dirigida a tratar de convencer al turista para que reserve una excursión o un paquete de varios días.

En el país de destino podemos ver claramente todas las piedras angulares en las cuales el concepto de vacaciones está basado:

La experiencia

Las fuentes de calprim

La infraestructura

El transporte local

La fuente local de suministro de información

Antes de que un turista pueda comenzar con la absorción de calprim tiene que viajar al país o a la región de destino, pero el consumo de calprimpuede tener lugar en cualquier sitio, y el transporte es parte inherente del turismo. Este transporte, ya sea avión, tren o automóvil, puede ser una fuente de calprim en sí mismo y viajar puede ser del todo “una experiencia” en tanto lo notemos.

Esta absorción de calorías incidentales desemboca muchas veces en experiencias superfluas que se olvidan rápidamente. Nos referimos al transporte que les lleva del país de origen hasta el destino final, y viceversa, una parte obligatoria del turismo, puesto que las estancias de largo plazo no caen dentro de la categoría de turismo. Muchas organizaciones y compañías se relacionan con el turista dentro del país de origen. Su función es doble: obtener un beneficio comercial y abastecer de información al turista en un esfuerzo por convencerlo de viajar a un destino específico.

Vamos llegando a la razón fundamental por la que una persona decide un destino turístico en particular. Desde su país de origen tiene una gran variedad de opciones para escoger y la decisión final va a depender de si se desea hacer los arreglos del viaje de antemano, o si los hace localmente (véase el artículo sobre “El turista y La Sostenibilidad’). Antes de cualquier decisión hay que tomar en cuenta que fuente de calprim se está buscando, qué atmosfera posee el destino y qué facilidades de infraestructura puede ofrecer.

El turismo ofrece la posibilidad de estudiar con anticipación que ofrece cada quien. Esta información puede ser adquirida mediante proveedores en su país de origen, en el destino final o adquirido directamente por el interesado o la interesada en otras fuentes como el Internet o la comunicación verbal con otras personas.

TABLA 1

En Turismo; ¿qué puede ser organizado y por quién?

D- Servicios ofrecidos en el país de destino: hoteles, operadores locales, fuentes de calprim etc.)

H- servicios de calprim ofrecidos en el país de origen: agencias de viajes y otros

T- el o la turista que hace los arreglos de viaje por si mismo

Descripción D H T
Fuente Calprim 1a. Construidas para el turismo y con infraestructura x x x
1b. Ya existentes y con infraestructura x x x
1c. Ya existentes sin infraestructura x x
1d. Las compartidas con la poblacion local x
Infraestructura 2a. La desarrollada para el turismo x x x
2b. La que el turista comparte con la población del destino x
Transporte 3a. Desde el país de origen x x
3b. Dentro del país de destino y reservado de antemano x x x
3c. Transporte público no reservado de antemano x
Información 4a. A través de agencias de viaje u otras organizaciones x x x
4b. A través de familiares, amigos, conocidos o colegas x
Otros Servicios 5a. Seguros, tarjetas de crédito, pasaportes, etc. x

Esto es una vista general de lo que puede ser organizado de antemano y los servicios que el turista tendrá que reservar por sí mismo. Para las entidades que ofrecen servicios turísticos desde el país de origen es muy importante que esos servicios puedan reservarse a priori. Por tal motivo un operador turístico, o cualquier otro tipo de agente de viajes, se contacta con el hotel que suplirá el alojamiento, con la compañía que brindará el transporte o con la fuente de calprim respectiva a efecto de hacer las reservaciones necesarias y pagar por los servicios.

Los servicios que no puedan ser reservados de antemano no pueden ser vendidos por las organizaciones de viaje en el país de origen. Esta es una observación importante, porque este es el tipo de suministro que abarca las fuentes Incidentales o aquellas relativas a la vida diaria de las poblaciones locales, en otras palabras, lo que los operadores turísticos y las agencias de viajes ofrecen está básicamente circunscrito a las fuentes principales. Igual funciona en el país de destino: los dueños de hoteles o de atracciones turísticas ofrecen sus servicios al público y reciben a cambio reservaciones para hacer uso de ellas. Hay servicios que no se pueden reservar de antemano y el turista tiene que arreglarlos por sí mismo, en este caso el turista utiliza la infraestructura ya existente, usada también por la población local. Una característica importante en estos casos es el hecho de que aunque el turista no estuviese ahí, estos servicios igual se producirían (tiendas, parques o un redondel de toros).

El apartado 1a. de la Tabla 1, trata de esas fuentes de calprim que se construyen específicamente para los turistas, como Disney World. Organizaciones de viajes en todo el mundo ofrecen esta fuente principal de calprim. El apartado 1b se refiere a fuentes naturales provistas de la infraestructura necesaria para atender turismo. Por ejemplo, un Parque Nacional en donde se han hecho senderos, cabinas de información, estacionamientos y servicios sanitarios. En el 1c nos referimos a alguna pequeña y lejana playa donde no se ha construido ningún hotel hasta ahora. Por lo general es de difícil acceso o se encuentra en una comunidad donde casi no existe la infraestructura turística. Aquí las fuentes incidentales de calprim se hacen presentes. El apartado 1d abarca la cotidianeidad total de la población local; actividades que no están relacionadas directamente con el turismo; los colores del paisaje incluyendo sus casa o vestidos, los olores del ambiente o la comida, determinadas manifestaciones culturales; eventos que no son propiedad exclusiva de nadie y que existirían de todas formas con o sin turismo. Suministros que aun no han sido intervenidos por organizaciones de viajes o inversores turísticos y que conocemos; o sea, fuentes compartidas de calprim.

En lo referente a la infraestructura adyacente a la fuente de calprim, haremos distinción entre aquella que tiene propiedad definida y que puede ser reservada de antemano (2a.) y aquella que tiene que ser compartida con la población local (2b.). El apartado 2a. abarca tours, tiendas de suvenir u hoteles, en tanto que el 2b. Se refiere a almacenes y tiendas en general, hospitales o iglesias.

El transporte se puede dividir en dos categorías: el que va del país de origen al país de destino, el cual es inseparable del concepto de turismo, y que se arregla generalmente de antemano como el avión, el tren, el bus o un automóvil (3a.) Cuando se arriba al país o región de destino, en la mayoría de los casos habrá que conseguir algún otro medio de transporte para llegar al hotel. Este transporte puede ser reservado con anterioridad (3b.) o bien puede enlazar con la red de transporte público (autobús, metro o transbordador) el que debe ser negociado, en la mayoría de los casos, por el turista (3c.) Con respecto a los autos de alquiler partimos de que se ha realizado una reservación previa, por lo que entraría dentro del apartado 3b. Obviamente habrá turistas que pueden llegar a su destino vacacional usando su propio automóvil, en cuyo caso no tendrán que hacer estos trámites

Una historia diferente es la relacionada con el flujo de información, actividad que también es inherente al turismo. La información puede ser proporcionada por el sector “oficial” (instituciones gubernamentales, cámaras de turismo) o compañías en la Internet que proporcionan información general, como Wikipedia (4a) Otro caso es cuando el turista acude a sus propias fuentes de información tales como familiares y amigos (4b). En el capitulo “El Turista y Sostenibilidad” hay acercamientos y explicaciones más detalladas acerca de los flujos de información en la actividad turística.

Finalmente están los servicios generales: seguros de viaje, tarjetas de crédito, pasaportes o vacunaciones, ofrecidos por instituciones gubernamentales, bancos o similares (apartado 5)

Vemos que un turista puede solucionar muchas cosas por medio de agentes de viajes en su país de origen: fuentes principales y/o secundarias, como los hoteles u otros servicios relacionados, bajo título de ‘Infraestructura’ (1a. – 2a.). El transporte hacia el destino es otro ejemplo (3a.) y el posible transporte local hasta el último destino (3b) Información y seguros de viaje (4a. y 5) se pueden atender fácilmente en el país de origen, además, cuando se trata de 1c. – 2a. – 3b., el turista puede hacer reservaciones localmente, por el fax o en línea, a través de un e-mail. Algunos trámites deberán ser realizados directamente por el turista mismo: 1d. – 2b. – 3c. – 4b.

Con esto damos una explicación general con respecto a suministros y servicios que se ofrecen al turista tanto en el país de origen como en el destino vacacional, además de ver cuáles pueden pactarse de antemano y cuáles no. También nos referimos a las fuentes que tienen una propiedad establecida; generalmente ubicadas en las Fuentes Principales, Fuentes Secundarias e Infraestructura, y también, en el mecanismo de redes que se genera entre agencias de viajes, transportistas e infraestructura turística. Las partes se interrelacionan de manera dinámica, individualmente o colectivamente, y conforman el fenómeno que conocemos como “turismo”.

Ponemos énfasis en la capacidad proveedora del turismo, un sector al que se califica desacertadamente de “industria”, ya que no produce artefactos tangibles, sino que intenta producir experiencias potenciales.

No debemos olvidar que; es el turista quien debe asegurarse de consumir las calorías de primer impacto apropiadas y que es él, quien debe procesarlas y transformarlas en experiencias”.

El Ciclo Vacacional

Hasta ahora el turismo ha sido presentado con base en su principal fundamento; la experiencia. Veamos en la figura 1 una representación cronológica de las vacaciones.

Ciclo vacacional de un turista

El Ciclo de las Vacaciones

El turista inicia el recorrido buscando información que le ayude a encontrar el sitio donde quiere pasar sus vacaciónes, y lo que quiere hacer allí una vez que llegue. Luego de hacer las investigaciones necesarias, compra un paquete vacacional y un tiquete del transporte que lo llevará a su destino (en caso de que no viaje en vehículo propio). Una vez en el Destino Turístico, (cuadrante a la derecha abajo), podrá adquirir mas información, comprar tours o realizar algún acuerdo con una Fuente Local. Aquellos que compraron paquetes vacacionales durante la etapa anterior, (cuadrante a la izquierda abajo), obtendrán información adicional del representante de la organización de viajes respectiva: el Agente Local.

El esperado momento llega y con él la experiencia. Se leventa el telón de las expectativas y se abre un mundo de sensaciones. Por supuesto, la experiencia también hará uso de la infraestructura local.

Al final de su vacación, el turista regresa a casa lleno de historias, fotos y grabaciones de video, material que servirá a la vez como fuente de informacion y motivacion para amigos, amigas, colegas u organizaciones de viajes, ayudando de esta forma al “turista potencial” y/o “inexperto” que está a punto de inicar un ciclo vacacional.

Cada línea que sale del círculo central -TURISTA- representa alguna conexión con redes de personas y cosas. Los círculos sociales del turista los conforma una red intercomunicada, al igual que las organizaciones turísticas, la Internet, los programas de T.V. etc; redes que el turista utilizará como fuente para extraer de allí lo que necesita. Estas redes están interconectadas entre sí; el operador turístico con las aerolineas y estos con los agentes locales y/o con la fuente de calprim. Las agencias de viajes trabajan con los tour operadores o las fuentes de calprim proveen material para programas de T.V. etc. En otras palabras, el turismo es una inmensa red; una compleja relación de contactos, y cada círculito de la figura 1 está conectado de una u otra forma con los demás.

Cada cuadrado es mas que un encabezado, representa complejos enjambres de redes. La celda de Infraestructura es una de las que podemos distinguir con mayor facilidad ya que involucra hoteles, centros gastronómicos, tiendas de souvenirs y a las personas que en ellos trabajan. Cada servicio pertenece a un grupo de redes y el mismo concepto se aplica a las fuentes de calprim que mantienen contactos en toda clase de niveles.

El turista se comunica con una enorme cantidad de redes, pero generalmente es el último en darse cuenta… aunque ¿debería darse cuenta?

En la mayoría de los casos, los turistas no se percatan, pero tampoco se percatan de que en sus vidas cotidianas están expuestos a cientos de redes similares.

Hay casos en que este complejo funcionamiento se muestra claramente, la perdida de un pasaporte es uno de esos casos. Este hecho activa un complejo enjambre de acontecimientos y relaciones que empieza con los actores inmediatos -administradores, recepcionistas, choferes, representantes del orden y/o gente común- presentes en el momento, o inmediatamente después de que la persona se percata de la perdida. Luego esta el agente de viajes que explicará los pasos a seguir, el consulado que tendrá que emitir un documento temporal, la toma de fotografia de pasaporte, etc.

Un turista que compra un paquete vacacional completo activa un enjambre de transportes, hoteles y atracciones turisticas, y al momento de pagar por el, activa nuevas redes paralelas de naturaleza financiera. Un sinnumero de faxes, correos electrónicos y transacciones bancarias recorrerán el mundo para reservar y confirmar lo que ha solicitado, cientos de vías comunicantes se pondrán en acción para que todo este listo el dia en que “la función debe comenzar”.

Esta compleja interconección de redes es lo que da vida al concepto de turismo. Cada persona, institución u organización mantiene el contacto necesario con los demás. Las interrelaciones se llevan a cabo en diferentes sentidos. Los contactos pueden ser físicos, escritos, vía internet o menos tangibles y basadas en la informacion socio-cultural del lugar.

Algunas redes mantienen contactos claramente definidos y forman eficientes vías de contacto como un hotel que vende a través de un agente local, que a la vez ofrece esta infraestructura al tour operador, quien vende a través de una agencia de viajes determinada. La creacion de esta serie de redes forma la base del Turismo.

El Turismo está relacionado con actividades que existen también fuera del ámbito de ello. Incluso un hotel, no solo se encuentra alli para los turistas sino para diversa gente que no necesariamente entra en esa categoria, como personas que viajan por asunto de negocios, para visitar familiares, inspectores regionales o estudiantes. Aeroplanos y trenes son utilizados por muchos otros grupos o individuos que no necesariamente son Turistas.

Están también las fuentes compartidas que el turista disfruta al igual que cualquier otra persona puede hacerlo, como sería un paisaje o un mercado local. Nos preguntamos qué parte de las vacaciones han sido desarrolladas especificamente para turistas y que parte consiste en fuentes compartidas y entendemos que esto depende mucho del tipo de vacacion seleccionada. ¿Prefiere el turista estar una semana en la playa o un itinerario completo a traves de varios paises o “vacación multidestino”? Una semana en la playa produce menos consumo de calprim y determinados turistas pueden seleccionar estas “vacaciones bajas en calorias”. En contraste encontramos las actividades con un alto potencial de calprim como el senderismo o el turismo de aventura.

Esto aplica a vacaciones que se llevan a cabo en áreas con un alto cociente de calprim, sitios donde hay mucho para hacer a nivel de fuentes principales, secundarias y compartidas de calprim o áreas con gran potencial de fuentes incidentales de calprim.

Desde que el turista se levanta hasta que regresa a la cama nuevamente tiene la oportunidad de vivir gran cantidad de experiencias, tantas, que talvez necesite de vacaciones para recuperarse…..

Se deben tomar decisiones importantes cuando se elige un destino vacacional determinado, qué es mejor y qué dosis de calprim se requiere (ver artículo El Turista y Sostenibilidad). Cuando se desea visitar un área natural, hay que estar claro de que no se puede esperar mucha actividad social nocturna, pues el grupo, por lo general, prefiere ir a la cama temprano, cansados y contentos, con expectativas para el día siguiente o simplemente se retiran a leer un libro con el arrullo del viento o el agradable canto de los insectos nocturnos. Algunos optan por leer en sus vacaciones porque en su vida diaria no tienen el tiempo o la paciencia suficiente para hacerlo. Otros no leen del todo y piensan: “esto lo puedo hacer cuando estoy en casa”. Otros deciden aprovechar su tiempo libre en otras actividades. Hay turistas a los que les gusta estar ocupados y especialmente que los mantengan ocupados (demuestran poca iniciativa propia) en cuyo caso un área con bastantes fuentes secundarias de Calprim sería lo mejor.

Otros turistas anteponen su libertad ante todo y prefieren decidir cada mañana que van a hacer ese día. Este tipo de turista reserva pocas cosas por adelantado y dependerá básicamente de fuentes de información local. No le asigna una prioridad a las Fuentes Principales y usualmente utiliza fuentes compartidas e/o incidentales.

Un turista sueña de antemano lo que va a hacer durante sus vacaciones pero ¿realmente hay puntos de concordancia con lo que él esperaba originalmente? ¿Llenamos las expectativas con estas experiencias? ¿Fue la dosis de calprim suficiente para que podamos decir que las vacaciones fueron un éxito?

Las fuentes compartidas y/o las incidentales pueden ser una fuente de grandes y pequeñas experiencias en sí, aunque a veces son superficiales pues están basadas en rápidas impresiones o de bajo consumo calórico ya que el turista está mas ocupado dilucidando si tomó el tren correcto o si su cinturón de seguridad está ajustado correctamente. Aparte de estas fuentes superficiales de calprim, hay aquellas basadas en el hecho simple de que el turista se encuentra en una región muy diferente a su propio ambiente, principio básico del turismo. En un complejo de playa privado (‘all-in resort’) la dosis de calprim disponibles es menor de lo que sería si estuviera paseando en un auto rentado; en este caso la dosis proveniente de las fuentes compartidas es alta y puede sobrepasar la dosis de calorias emanadas de fuentes principales y secundarias. La mayor parte del día este turista se encontrará así mismo mezclándose con gente local en paisajes locales. Un turista que busca este tipo de experiencias seleccionará un destino con alto valor calórico de calprim incidental y compartido; para este individuo, un desierto no seria un buen destino, sino una ciudad sí.

Está también la posibilidad que brindan las experiencias sociales, que a menudo son de gran importancia en la evaluación final de las vacaciones. Una vacación caracterizada por las inundaciones provocadas por una lluvia contínua puede ser rescatada por las amistades que se hicieron en el camino – relaciones con camaradas viajeros o con la gente local.

Las experiencias sociales tienden a impresionar mas, debido a su elemento comunicacional, esto quiere decir que no solamente se consume una dosis de calprim, sino que, al mismo tiempo, hay una emisión de las calprim ya consumidas y/o procesadas como experiencia en frente de otras personas; o sea, se trata de un intercambio de experiencias.

Este sitio no es comercial y no genera ingresos, por lo tanto se agradezca a las personas que lo usan activamente (trabajadores en turismo, estudiantes o académicos) por hacer una donacion, pequeña y simbólica como sea, por medio del botón DONATE (sistema Paypal) al final de este página

Deja un comentario


− 3 = 4


Población local

Todos los derechos son del autor Marinus C. Gisolf. Se prohíbe la reproducción total o parcial sin mención de la fuente

 

El Encuentro

El momento sublime en el turismo es el instante donde el turista comienza a experimentar algo, o sea a absorber las calorías del primer impacto (CalPrim). La absorción y la asimilación de dichas CalPrim llevan hasta una experiencia, y esto es justo lo que el turista busca y tiene que ver en casi todos los casos con un asunto, una cosa, un animal o una planta, pero casi nunca está el ser humano como punto central en la búsqueda de esa experiencia. Usualmente las personas no van de vacaciones para ver a sus congéneres. Pero si lo hacen, es para preguntarnos si estamos hablando de turismo o de otras cosas. El visitar a unos amigos cae fuera del concepto turismo, y aunque normalmente el turista quiera conocer a personas agradables, esto no necesariamente implica que él tenga que salir de su propio ambiente, así que esto no se puede considerar como turismo tampoco.

Esto significa que el turista llegará al lugar donde posiblemente consuma sus CalPrim con una cierta actitud. Esta actitud es el estar dirigido a asuntos como la flora, la fauna, los panoramas y el esfuerzo físico. Esto puede aún llegar al punto, que el turista mire con los mismos ojos a la poblaciónlocal en las atracciones turísticas: un objeto o una atracción por los que uno ha venido y cuyas imágenes grabamos en nuestra memoria y tratamos de transformar hasta una experiencia. Inicialmente el turista no ve a los habitantes locales como a personas, sino como objetos para una posible asimilación de CalPrim, tanto como otros asuntos que el turista durante su estadía vea, oiga , huela, etc.

Lo importante de esta observación está en que el turista visita el lugar de su elección con una cierta actitud y que esa actitud no está en armonía con algunas de las ideas del turismo sostenible. Los habitantes locales juegan un papel crucial en los acontecimientos turísticos y no solamente al nivel de los Fuentes Compartidos deCalprim. Sin embargo, si el turista viene con una actitud normal, para él, a experimentar cosas o asuntos, entonces se dificultará la relación entre el turista y la población local.

 

emmer esp

 

En el artículo sobre la experiencia turística se nombró el ejemplo de una mujer que pasa meneándose con un balde con agua en la cabeza, y el turista lo ve solamente como una imagen; él no se da cuenta del trasfondo humano: un balde que simplemente es un balde, pero para la mujer es de vital importancia para su existencia, mientras que para el turista es una parte de una vuelta acrobática. La división de las realidades forma la base para la separación entre el turista y la población local, y por ende un desafío para la visión del desarrollo sostenible en el turismo.

La Población Local (PL)

La observación anteriormente mencionada es de importancia, porque si en algún lugar se encuentra una atracción turística, también esté una Población Local (PL). El producto turístico mismo puede encontrarse entonces en una zona alejada, lo que por ejemplo frecuentemente sucede en los Parques Nacionales o cerca de los volcanes, pero siempre no muy lejos de ellos se halla una infraestructura turística en forma de hoteles, restaurantes o tiendas de artesanías, lo que indica alguna presencia de PL, ya antes de que la atracción fuera declarada como un producto turístico. En otras palabras concluimos que donde se practique el turismo, hay también PL.

Además de eso llegamos a la conclusión de que una PL siempre de una manera directa o indirecta será influida por el desarrollo de los productos turísticos tanto como por el consumo de CalPrim que el turista haga en ese lugar. Entonces si hablamos de un PL, partimos desde el punto de vista de que siempre está presente, donde un producto turístico se encuentre y que ese PL siempre se verá influido por los acontecimientos turísticos. Con otras palabras, la PL forma un elemento inseparable con el producto turístico, y por eso le prestamos una atención especial. Los turistas sí pueden venir para ver cosas, eso va mano a mano con el aspecto humano que resulta en un encuentro o contacto, un coqueteo o un solo mirar entre dos realidades, dos mundos y dos maneras de vivir…

La participación de una PL en la actividad turística debería ser evidente, porque sufra las influencias directas de eso. Hay casos, donde la PL forma una atracción por sí mismo, porque es tan, pero tan diferente del mundo del turista, que el turista la ve como una curiosidad más, con poco respeto humano. Caen en esta categoría tribus exóticas, mujeres con muchos aros en el cuello, trajes típicos coloridos o con el cuerpo casi desnudos.

Lo que cuenta entonces, es que el turista ve más a la PL como a un objeto que se puede fotografiar que como a un encuentro entre dos seres humanos. Puede suceder que una PL se ponga viva y que pose para los fotógrafos, que haga bailes (guerreros) u otras cosas y que con esto gane dinero. De un contacto humano no hay lugar y consecuentemente la participación en el turismo es totalmente pasiva.

boot esp

Un bote con motor y techo contra una canoa simple. Turistas armadas con cameras contra un padre y su hijo con una caña de pescar. Para los turistas es algo auténtico, para el padre es la vida dura de sobreviviencia.

Una situación más común es la que pasa en una región donde la PL misma directa o indirectamente se involucra en las actividades turísticas, con otras palabras desempeña un papel activo. Entonces, la PL no es una atracción turística en si misma e independientemente de su estructura interna jugará su papel en el turismo. En el desarrollo de un producto turístico tal vez participen los habitantes, pero por lo general no en el papel principal, donde el desarrollo de una infraestructura turística no solamente exige grandes inversiones sino también la involucración del estado. La PL puede desempeñar un papel en la prestación de servicios o también al abrir la PL misma un canal para alcanzar a los turistas por medio de pequeños proyectos (tiendas, guías, folklor o artesanías). También aquí la PL puede formar una parte de una atracción turística.

Otro extremo del panorama es una PL que en su totalidad no participe en ningún desarrollo turístico en la región. Una PL que solamente ve pasar a los turistas por su puerta, sin tener ningún contacto con ellos o que su comunidad tampoco tenga ningún provecho de la presencia de los turistas.

Estas tres variantes principales, sobre un tema con una infinidad de variaciones, son la de la PL como ella misma como atracción turística, la de la PL que participa en uno o en otro nivel en el desarrollo turístico y la de la PL que está totalmente fuera de toda participación activa y quién más bien tiene molestias del turismo.

Con esta división en tres partes en la cabeza, podemos preguntarnos qué es lo que queremos decir con la “Población Local”. En el turismo hablamos con frecuencia sobre la población local en un destino. Pero, ¿Cuál local es esa población? ¿A cuales habitantes nos referimos exactamente? La pregunta es importante, porque para las personas que directa o indirectamente estén involucradas con el producto turístico, por lo general hay mucho en juego. ¿Dónde está exactamente esa involucración? Vamos primero a mirar de cual tipos de grupos estamos hablando.

Primero que todo podemos pensar en una PL de una composición étnica y cultural muy sólida. Esto puede referirse a tribus en zonas alejadas de África o del Amazonas. Con frecuencia se trata de personas que son totalmente diferentes del turista y que por eso forman “una curiosidad”.

Así hay también grupos de pobladores que vivieron por generaciones en algún lugar, y que al mismo tiempo están formados por una composición étnica mixta y de antecedentes socio-culturales variados. También aquí nos referimos a pueblos campesinos, pero con más experiencia con el contacto con otras culturas.

Los grupos que por mucho tiempo viven en un mismo lugar y que son de una composición mixta, forman por lo general una comunidad menos estable y algunos sufren de conflictos internos. Al lado de cuantas generaciones han vivido en un lugar, podemos considerar también los casos donde toda o una parte de la población ha vivido por corto tiempo en otro lugar – no más de 2 o 3 generaciones. El sentimiento de que la región les pertenece es menos fuerte, y vemos frecuentemente que la posesión individual de tierras está más desarrollada. También aquí el sentido comunitario no es tan sólido. Naturalmente hay grupos que son una mezcla de todo; en muchas regiones esto es lo que más se ve: los llegados recientemente, personas que salieron de la ciudad y los campesinos que han vivido allí por generaciones, – una mezcla de grupos de interés – (con frecuencia conflictiva). Hay PL que casi no tiene contacto con los turistas (grupos étnicos sólidos, grupos de campesinos tradicionales, entre otros). Hay contactos que son dirigidos por la comunidad y las ganancias van a ella, pero en el caso de la comunidad mixta, solamente aquellos que trabajan en el turismo son los que reciben ingresos de él. Esto puede ser por su trabajo, por el ofrecer medios de producción o por medio de inversiones.

A veces vemos que mientras más mixto es la PL, hay más diferencia entre los partes que sí tienen contacto con los turistas, mientras otras partes no tienen ninguno. También podemos ver que mientras más alta la educación de un miembro de la comunidad, más grande es la oportunidad de tener contacto con los turistas.

Desde luego esta categorización es arbitraria y solamente un par de variaciones sobre el mismo tema. Para completar el tema de quién pertenece a una Población Local se tiene que nombrar a un grupo más: el de las grandes ciudades. Podemos preguntarnos por ejemplo a quién consideramos en París como a un habitante local – ¿La población que más tiempo ha vivido allí? ¿Cómo la reconocemos? En algunos casos por el acento o el dialecto, como el Argot en París o el Cockney en Londres. En todo caso hablamos de una pequeña cantidad de ciudadanos y podemos ver por experiencia que esta parte de la población apenas se involucra en los asuntos turísticos. En las grandes ciudades occidentales a duras pena se habla de una participación activa en el turismo de los más tradicionales habitantes. Puede ser diferente en ciudades en Asia, África o América Latina, donde dentro de la ciudad pueden vivir grupos étnicos, claramente reconocibles por sus vestidos típicos, sus atuendos u otras cosas. La pregunta es hasta cual grado estos grupos están organizados ya que frecuentemente hay mucho movimiento migratorio, en el sentido de que muchas personas se instalan y otras salen de allí. ¿Qué tan local es esta población? Puede ser una pregunta difícil de responder, porque la inmigración a las ciudades es de fecha reciente. Estos grupos de habitantes parecer participar muy poco en el turismo, o ellos tendrían que volverse un ‘’objeto’’ atractivo para los fotógrafos.

Por la importancia en el turismo de lo que es local y lo que no lo es, y a causa de la importancia de la PL para el desarrollo de la región, es bueno que reflexionemos un poco para diferenciar cuales grupos de habitantes no consideramos como población local. Los criterios no están en el terreno de la posesión de tierra, pero más bien en cuanto tiempo los pobladores han vivido en algún lugar, y hasta cual punto ellos toman parte de una economía local, de la organización de su sociedad y en la incorporación en lo que respecta a las tradiciones culturales locales. Directamente podemos diferenciar 2 grupos: una clase de población que ambula y frecuentemente depende del período de cosecha en una región y se establece allí temporalmente. Pueden ser grupos grandes y generalmente estos grupos quedan fuera de cualquier actividad turística. En algunos países podemos hablar también de grupos que se quedan un par de años en un lugar y después se van. En la mayoría de los casos se trata de grupos con una clara identidad cultural.

De una categoría totalmente diferente son los dueños de una segunda casa, por lo general en el campo y frecuentemente en zonas turísticas. La primera casa de estas personas la localizamos en la ciudad, siendo lo más frecuente esta figura. Nos podemos preguntar hasta cual grado este grupo tiene que ser considerado dentro del concepto de población local; este grupo no tiene influencia sobre el turismo mismo, a no ser que sea en el papel de turista y no el de anfitrión donde está la conexión. Luego hay un grupo pequeño de terratenientes, que no toma parte o casi no toma parte en las actividades locales. Pueden ser también regiones donde todavía existen relaciones socioeconómicas feudales. El terrateniente puede ser muy activo en el turismo, lo puede hacer por su propia cuenta y con frecuencia sin importarle el resto de la población local. En la misma balanza están las grandes compañías de inversiones y sus empleados que tienen mucha influencia en el sector turístico, pero no se cuentan entre los locales. En la misma sección están los desarrolladores de proyectos u otros profesionales que son enviados desde fuera hacia un lugar determinado. Entonces encontramos a los empleados, frecuentemente especializados, atraído por el turismo, para buscar trabajo como cocineros, meseros, gerentes de hotel y otro tipo de personal especializado del sector hotelero. Al lado de estos están las instancias gubernamentales que envían personas a esas regiones. Estas pueden ser empleados municipales, policías o miembros del sector educativo o de la salud. Seguro, si una región continúa con un cierto desarrollo turístico, esto desarrolla una corriente de inmigrantes, y esos grupos no los podemos contar como habitantes locales.

En las páginas anteriores hemos tratado de poner en el mapa a la población local, y de dar una impresión general sobre de quién hablamos y sobre de quién no. Generalizar no es siempre necesario, pero para nuestra disertación las líneas generales ya están explicadas. Nos hemos basado en criterios, como el étnico, la homogeneidad cultural o religiosa de un grupo de habitantes, por más que la PL está arraigada en su región o que tan fuertes sean los sentimientos que les pertenezcan, que tan bien esté organizada la sociedad y en cual clase de contactos puede tener una PL con los turistas.

Aún hay una aclaración que es necesaria, y esta es que se tiene que hacer una diferencia clara entre la relación de una PL con el turismo o con el turista. En el primer caso se refiere al papel de una PL con el producto turístico y la producción de este, como también con la industria turística. En el segundo caso se trata del contacto directo o indirecto con los turistas. Primero que todo nos vamos a ocupar del encuentro entre el turista y algunos miembros de una población local, mejor dicho, la confrontación entre diferentes culturas, que al mismo tiempo tiene que dar frutos para el desarrollo turístico sostenible.

El Encuentro con la Población Local

Este encuentro puede ser dividido en dos desde el punto de vista del turista:

1. El encuentro de persona a persona: Saludar o darse la mano o lo que la etiqueta local prescriba, una conversación corta, depende del conocimiento de idiomas del turista o de la PL, pagar o recibir el cambio, o aún más humano…. intercambiar una sonrisa.

 

2. El encuentro de la persona con la cultura: Una confrontación con las casas que son construidas de una manera diferente a las del turista en su país, con los colores diferentes, con los nuevos olores y platillos, con los atuendos extraños, con la música indígena o con intrigantes reliquias religiosas.

En el encuentro de persona a persona, un turista puede vivir una experiencia social; en el caso del segundo tipo se trata de una posible experiencia cultural, gastronómica, estética o religiosa. Para el primer tipo está la barrera de la lengua y de las costumbres diferentes; para el segundo esto no se ve como una barrera, al contrario, es la razón por la cual el turista llegó: Para vivir algo “nuevo”. Esto puede significar que algunos turistas consideren a la PL más como a una cultura que como a personas o individuos, como se observó anteriormente. Las personas no van de vacaciones en primer lugar, para conocer a la población local, sino para absorber su manera, su forma de vida y sus costumbres – una fuente de CalPrim entonces.

En el caso del turista, podemos ver que las experiencias vividas pueden traer una sacudida en sus marcos referenciales y que él con estos conceptos o ideas haga un reajuste, o con otras palabras, que el turista aprende. Él se ha enriquecido, uno de los puntos importantes en el turismo, y por lo que entre otras cosas uno se va de vacaciones. Entonces este enriquecimiento es ocasionado por las experiencias vividas, donde algunas de ellas pueden ser el encuentro con la población local y con otras culturas.

Ya nos hemos preguntado anteriormente hasta cual grado el turista sí quiere tener una experiencia o aprender algo. Claro que hay muchos turistas que no van de vacaciones para aprender algo, sino para relajarse o para broncearse. Esto podría ser una gran mayoría de los vacacionistas, que con sus vacaciones no buscan más que eso, y además de esto como inspiración tienen solamente evadirse de todas sus preocupaciones domésticas. En otras palabras, aquí está una vistosa cantidad del turismo, donde los genuinos motivos egocéntricos prevalecen sobre los de más idealismo. Esto último se refiere al grupo de turistas que busca el contacto con la PL para enriquecerse y se basa en razones idealistas y que puede tener motivos en lo que respecta solidaridad política, ayudar a los pobres o combinar el turismo con trabajo voluntario, basado en la hermandad de las ciudades o por ejemplo participar en proyectos de reforestación.

El elemento egocéntrico lo tenemos todos en cuanto hablamos de vacaciones, y esto puede formar una gran barrera para el contacto con la PL. Con frecuencia podemos percibir que el interés por una PL es simplemente mínimo en un turista, porque él está muy ocupado con él mismo. A menudo el turista puede tener razones hedonísticas para ir a un destino turístico, no obstante él tomará algo de las CalPrim, y algunas experiencias le quedarán, aunque esto no venga necesariamente del contacto con una PL. Aquí juega un papel la confrontación con el otro, de modo que no importan los motivos que fueran para unas vacaciones, el turista siempre querrá otra cosa de la que normalmente vive en su propio medio ambiente.

A menudo un turista está desilusionado cuando se da cuenta de que un “verdadero indígena” anda en pantalones de mezclilla y en camiseta, tomando coca cola. ¿Qué clase de CalPrim se puede tomar de eso?, ¿Por qué no andan ellos con plumas en la cabeza? Un espectáculo folklórico organizado localmente para el turista puede ser entonces una alternativa para la absorción de CalPrim. El turista siente un rechazo seguro cuando nota que la PL también usa un celular y que anda con tarjetas de crédito. Esto no lo quiere uno, porque primero que todo un turista desea recibir un sentimiento claro de que su sociedad es mejor y más desarrollada que la del lugar turístico, para tranquilidad de su propio Yo. Existe el prejuicio de que la PL tiene que ser primitiva, y en el momento en que el turista se da cuenta de que este no es el caso, tal vez él puede tener una experiencia más, pero definitivamente también una ilusión menos. ¿Cómo se atreve alguien a poner un edificio moderno en una zona donde hay típicas casas antiguas? La posibilidad de absorber CalPrim se desaparece con esto. Y ¿Por qué no es todo como en la TV? ¿Por qué es tan grande la desilusión cuando él se da cuenta de que miembros de una PL también son personas normales?

Si vamos a mirar el encuentro entre los turistas y la PL nos encontramos en tierras movedizas: la pregunta hasta cual grado está interesado un turista en una PL y en su manera de vivir, es algo en lo que no podemos tener una respuesta unívoca. Unido a esto podemos nombrar otra gran barrera por la que el encuentro entre un turista y la PL se puede quedar de una manera superficial: Los prejuicios del turista. Cada persona dispone demarcos referenciales y de información almacenada en la memoria; los conceptos culturales se encuentran entre ellos, lo que significa que el turista lleva también en su equipaje sus ideas fijas. En las maletas se hallan muchas ideas oxidadas, como en la que la PL tiene que ser pobre y en la que el turista se tiene que sentir superior sobre la PL que se encuentre en el camino. Con esto va mano a mano el fenómeno de que el deseo de tomar tantas CalPrim como sea posible pueda conducir a malentendidos, como el de la descripción de “casuchas” como “esas típicas casas de la región” – el problema de dos realidades.

Los prejuicios, esa posición tan humana en la que uno solamente ve lo que quiere ver, la deficiencia de que las observaciones no llegan más lejos de los marcos de referencia existentes del turista y la influencia de la información adquirida de antemano (buena o mala) forman todos juntos un enorme obstáculo para el encuentro (de persona a persona) entre el turista y alguien de la PL y que este sea algo más que un saludo o una sonrisa casual.

El Encuentro con el Turista

Para el turista puede haber una cantidad de obstáculos para penetrar en la PL, además uno de estos es: ¿Hasta cual punto está dispuesta una PL a enseñarle al turista algo de ella o de su cultura? Y ¿hasta cual grado está preparada la PL para eso?

Una PL no ve a menudo cómo ha llegado allí el turista; demasiado frecuentemente se toma como un hecho que los turistas vienen como “de la nada”. De repente están allí.

El complicado engranaje de redes turísticas, para que un turista llegue a un determinado lugar, está muy lejos del mundo de la mayoría de la PL. Los habitantes locales a menudo no saben cómo llegó el turista donde ellos, ni cómo se lo ganaron, ni quién mandó al turista a allí, ni tampoco cuantos turistas se pueden esperar. Con frecuencia cuando en un pueblo llegan turistas que van a ver la iglesia vieja, la visitan y después continúan su viaje, ahí se pueden preguntar por qué los turistas solamente quieren ver la iglesia y no el resto del pueblo. ¿Por qué no se queda más tiempo? ¿Por qué no se toma él un café o algo parecido? Y ¿Quién decide lo que él debe ver?

En efecto, es una pregunta interesante, porque no podemos decir que el turista mismo decide esto ordinariamente. Primero que todo está la llamada “industria” turística que lo dirige hacia ciertos destinos. Esto puede ser por medio de un operador turístico o por medio de un guía turístico, que por coincidencia señala que en tal y tal pueblo se halla una iglesia bonita. Un elemento importante que se tiene que tener entre los ojos, es que el turista (en la mayoría de los casos) no conoce el lugar a donde él va. Lo que significa, que el turista depende de diferentes fuentes de información. La entrada a esas fuentes está por lo general en el país de origen del turista (también debido al idioma). ¿Cual influencia tiene una PL sobre la información que el turista recibe en su propio idioma? La experiencia nos enseña que por lo general ni el lugar de destino, ni la PL aportan información.

El turista visita entonces una región, basado en la información y en las expectativas que fueron creadas en su país de origen y sobre las cuales una PL no ha tenido casi ninguna influencia. Si miramos muchas de las guías de viaje que han sido escritas sobre diferentes países (Lonely Planet y muchas de sus variantes), vemos de esta manera que los autores son de procedencia occidental y no pertenecen a la PL del país o de la región sobre los que están escribiendo. Más bien, en esta clase de guías se habla generalmente de “ellos” y “su”, refiriéndose a la PL. Fácilmente esto puede tener como consecuencia que las expectativas de la PL no estén ajustadas adecuadamente. Una PL no sabe bien lo que puede esperar del turista y el turismo y la información acerca de estas expectativas es de “segunda mano”, o bien de fuentes locales que también han sido informadas indirectamente. Para la PL o una parte de ella, que toma parte en el turismo de forma pasiva o no participe en nada, esto tiene que estar claro. Para la parte de la PL que sí participa activamente es muy difícil saber cómo funciona toda la maquinaria desde donde el turista les llega. De los turistas que vienen, la PL no sabe nada, o tiene que ser de su nacionalidad donde cuelgan clisés como por ejemplo que los Norteamericanos son bulliciosos y que los Holandeses son tacaños. En lo que respecta a la PL no se puede hablar de un turismo sostenible si esta PL no tiene o tiene poca influencia en esto. Así vemos esta situación como una barrera más para el contacto entre los turistas y la PL y desde otros puntos de vista continúan saliendo más obstáculos; estos nunca se acaban.

Al carecer de suficiente información sobre el turista, lo que quiere y lo que busca, con frecuencia la PL misma llena este vacío con su propia iniciativa ofreciéndoles cosas a los turistas, de las cuales se supone que tal vez les gusten. Es lógico que si esto sucede, haya una gran posibilidad de que las expectativas de los turistas sean totalmente diferentes de las que la PL haya pensado; y esto lleva a malentendidos, como tener animales en jaulas en los restaurantes o tiendas de souvenir porque es bonito para los turistas tomar una foto del animal.

Además de esto, la PL también tiene sus prejuicios y a veces piensa que todos los turistas son ricos y por eso tienden a subirles los precios. Este fenómeno se ve sin duda en relación con grupos de la PL con una sólida estructura sociocultural, pero en la PL mixta es cierto que se puede ver que hay una oferta turística más amplia, con lo que respecta también al turismo con presupuesto limitado (low-budget). También es comprensible que se consideren ricos a los turistas, porque por lo general llegan en buses lujosos, mientras que la PL en muchos casos tiene que usar un bus destartalado para su transporte público.

Los restaurantes generalmente forman un interesante punto de encuentro entre el turista y la PL, y no solamente a un nivel personal, sino también de una perspectiva cultural. Una PL tanto como los dueños de atracciones turísticas (que no necesitan caer bajo el término de PL) tratan de complacer al turista, pero entienden que hay que conservar algo autóctono para que sea posible que el turista absorba su dosis de CalPrim. Las comidas que un turista escoge demuestran con frecuencia esta ambivalencia: el turista quiere por un lado buscar algo nuevo y vivir una nueva aventura, pero por el otro lado que no sea tan nuevo porque entonces cae fuera de los puntos de referencia de él y esto causa miedo. La comida que se le sirve al turista deja ver esa ambivalencia: platos internacionales con un olorcito local, en México menos picantes, en India con menos curry o en Egipto acompañado de papas fritas. No obstante se presenta otro fenómeno en lo que respecta a las costumbres alimenticias. El deseo de los dueños de restaurantes locales de complacer a los turistas llega tan lejos, que cada vez su cocina se vuelve más occidental. Un ejemplo de esto es el papel de la papa en el turismo occidental. En muchas partes del mundo se considera a la papa como a una verdura – también en una salsa o acompañada de otras verduras – servida al lado del arroz, por ejemplo. Sin embargo, bajo la influencia del turista occidental ahora se usa la papa como base de una comida (como papas fritas o puré) y se quita el arroz. El cambio de esta costumbre comienza desde luego, a verse más y más en la casa de la PL, por lo que así puede entrar también un cambio en la dieta de esta población. Todo esto está bien, pero el contenido del encuentro entre el turista y los miembros de la PL, las ideas que cada uno tiene del otro no se vuelven más claras.

Y hablando de restaurantes: Hay casos en donde el turista piensa conocer a un PL, pero en realidad el amable mesero no es tan miembro de la PL como tampoco lo es el turista, y lo que se le sirve en la mesa al turista como algo típico, nunca será servido en la mesa de la PL. En otras palabras, al turista se le sirve y se le presenta una falsa imagen, basada en lo que la gente piensa que el turista quiere ver, cosas por las que el turista va. Por supuesto esto sucede mucho en lugares donde la PL no desempeña ningún papel, o casi no, en los acontecimientos turísticos.

Arriba ya mencionamos que los espectáculos organizados por una PL tienen que remediar este problema para que los turistas absorben por lo menos un poco de sus CalPrim. Para finalizar con el tema de los restaurantes, también podemos nombrar el fenómeno de de los restaurantes en las carreteras, las líneas ferroviarias o en los aeropuertos, donde el personal que trabaja allí, todo el día ve pasar una interminable procesión de turistas, que con toda seguridad nunca más la vuelva a ver. Un servicio personal no tiene sentido. El personal se mantiene en su propio mundo y muestra poco interés en un contacto. No obstante, un restaurante normal tendría que trabajar muy duro para crear una clientela fija que también lo recomiende; pero el mundo de los viajes donde cada día uno ve pasar a miles de personas, el personal local muestra poco interés en lo humano, o tienen que ser compañeros de trabajo. En el turismo de la PL podemos ver el mismo fenómeno: una infinita caravana de turistas que uno no va a volver a ver nunca. ¿Cuál interés personal podrá tener una PL en un turista? Los mercados locales son también un ejemplo de esto, donde la PL actúa como vendedor, y durante todo el día ve pasar montones de caras desconocidas.

markt esp

Un mercado local donde el único contacto entre la población local y los turistas es el regateo, recibir el cambio o simplemente una sonrisa.

Lo que al principio de este artículo se anunció como “el encuentro” entre un turista y la PL y como elemento importante para el desarrollo del turismo sostenible, se ha vuelto poco a poco como un terreno de incomprensión de ambos lados.

Pensando en nuestros sueños de pueblos que por medio del turismo al fin se encuentran – la obra de Micheangelo: la punta de dos dedos que apenas se tocan – nos confrontamos con la realidad de que están separados, que para alcanzar las metas en lo que respecta un desarrollo sostenible en el turismo, nos invade un sentimiento de que todavía faltan muchos puentes por tender. ¿Están las realidades tan separadas una de otra? ¿Tenemos entonces una globalización? O justamente ¿Nos separamos cada vez más?

 

 

 

 

Los Locales encuentran a Los Locales

Antes de dar comentarios sobre estas preguntas tan complicadas, se tiene que nombrar primero un aspecto que pone el asunto bajo otra luz. Hasta ahora hemos hablado del turismo desde el extranjero (mirado desde el punto de vista de una PL). No obstante tenemos que dejar caer nuestra mirada sobre el turismo nacional. En principio este movimiento turístico no es tan fácil de definir, porque si alguien visita a sus familiares en otra ciudad o pueblo, no podemos decir que esto sea turismo, pero esa línea de división no es tampoco tan clara. Estamos hablando entonces de personas que van de vacaciones en el sentido de asimilar o tomar sus CalPrim, o bien sea que son consumidores. Además de esto ellos tienen que venir desde otra región bien distinta, porque de otra manera no lo podríamos llamar turismo. El ejemplo más popular de turismo nacional es el turismo de playa y así penamos en el jalón turístico desde las grandes ciudades hasta la playa. El turista nacional tiene desde el principio la ventaja del idioma, el que también habla la PL (aunque no siempre). También en lo que respecta al suministro de información podemos pensar que los canales son más cortos y eficientes de ambos lados, y ambos, PL y turista local, sepan que lo que se puede esperar. También aquí una PL tiene que poner mucha atención, ya que se habla de turistas que buscan algo diferente de lo que les ofrecen en su casa y en su ambiente, y que desde luego se les ofrezca algo distinto, en el sentido de sus costumbres locales, platillos y otras cosas por el estilo que deberían ser mantenidas por la PL. Eso sí, hay una probabilidad grande de que el turismo nacional traiga un turismo más egocéntrico, ciertamente en el caso de los destinos de playa. El encuentro entre turistas nacionales y una PL tiene así otra base diferente que en el caso del turismo internacional.

La barrera comparada con lo “extraño” y con lo “inesperado” del turismo internacional es más baja. Al turista nacional lo consideramos menos aventurero y el estar fuera de su ambiente habitual juega un gran papel. Este turista quiere algo diferente, pero dentro de sus propias fronteras él sabe que las cosas serán solamente un poquito diferentes. Naturalmente que hay ejemplos de países enormes con rincones muy lejanos: El Amazonas puede ser una gran aventura para personas tanto de Río como de Roma, pero esto no rompe la línea del título de esta exposición. La recreación está central en muchos casos y esto significa que la PL desarrolla toda clase de actividades ya sean grandes o pequeñas para mantener al turista nacional ocupado: las ferias, el circo, conciertos al aire libre, las discotecas, etc. Esto significa que en la gran mayoría de los casos el destino turístico sólo sirve de decoración para el turista: su diversión está de primeras y su absorción de CalPrim está dirigida para vivir experiencias sociales y corporales entre otras cosas.

Otros puntos interesantes son, que la PL tiene menos prejuicios para con el turista nacional, porque es más conocido. Una PL no piensa tan fácilmente que el turista local es rico, a veces todo lo contrario, la queja es que el turista nacional no tiene tanto dinero para gastar. Las reservaciones, el suministro de información y el transporte son partes donde el turismo nacional tiene menos injerencia en la industria turística y él no es dependiente de esta industria. Los viajes en su propio país son más sencillos y la mayoría de la gente organiza ella misma todo esto. También hay en esta clase de turismo más vinculación con el cliente, porque justamente en el turismo nacional, el turista tiene la costumbre de volver al mismo lugar y también el hecho de que un hotel o restaurante tenga cierta fama, ayuda obviamente para tener más clientela. Los niveles de servicio deberían ser también muy buenos y no tan impersonales, como es el caso del turismo internacional.

En el turismo nacional aún podemos observar otro punto interesante: hay más posibilidades para una gran mayoría de una PL de participar de una manera activa en el turismo. La accesibilidad a la información sobre el turismo en la región de origen de un turista local, el contacto directo con ellos y un extenso turismo de presupuesto bajo hacen posible que muchas personas más puedan tomar parte en esta clase de turismo. Se presentan más a menudo inversiones en pequeña escala y el negocio no solamente tiene que depender de los grandes inversionistas.

Muchos de los problemas que salieron a flote del encuentro entre los turistas extranjeros y la PL, parecen que suceden en un menor tamaño para el turismo local. Desde luego que las observaciones anteriores acerca del turismo nacional son de gran importancia, sobre todo porque finalmente podemos ampliar en algo el término del turismo nacional, y también podemos involucrar a los países vecinos, porque en muchos de los casos hay un contacto razonable entre ellos. La gente sabe mucho del otro, el turista puede arreglar muchas cosas él mismo, o bien sea que la industria turística desempeña un papel más humilde. También la clase de turistas de los países vecinos se parece más al turista nacional que al viajero internacional (occidental).

El turismo es demasiado diverso como para dividirlo en 2 partes: turismo internacional versus turismo nacional. Hay infinidad de variantes y de mezclas en este tema. No obstante por mostrar estos 2 polos opuestos se aclararán en algo nuestras preguntas sobre el turismo sostenible y sobre el papel del encuentro entre el turista y la PL en él.

Se puede aclarar algo si miramos 2 balnearios en Latinoamérica: El Mar del Plata en La Argentina y Cancún en México. El primero fue desarrollado como destino de playa para la población de Buenos Aires y el segundo en un principio para el turismo internacional. El primero tiene una fuerte participación de la PL de todos los niveles, el segundo casi no conoce más una población local original y si esta se encontrara en esta región, no participa en ninguna parte del acontecer turístico.

En otras palabras en Cancún el turismo es manejado por los inversionistas internacionales y por inmigrantes locales. El Mar del Plata ofrece primero que todo diversión hecha por los argentinos para los argentinos, y por eso el desarrollo turístico es mucho más dirigido por iniciativas locales. El encuentro en Cancún entre los turistas y lo que parece una PL, padece de todos los defectos anteriormente descritos. En el Mar del Plata un hotelito pequeño puede poner un anuncio en un periódico nacional, 2 renglones son suficientes para que el lector sepa más o menos cual clase de hotel él puede esperar. En Cancún los hoteles poseen sus enormes páginas web, que se ven preciosas, pero que no dicen nada en especial.

¿Quienes están detrás del Encuentro?

Para que quede claro que hay dos extremos y cómo trabajan ellos. Pensando en un desarrollo turístico sostenible se ofrece la opción de que el turismo nacional (con la participación de los países vecinos) tiene un futuro para la PL más fácil de manipular. No obstante aquí no se acaba el debate. El turismo internacional y sobre todo el intercontinental han tenido un auge enorme lo que también es válido para las vacaciones a lugares lejanos.

Anteriormente ya nos hemos atrevido un par de veces a decir que la “industria” turística es una importante fuente de información, lamada la información focalizada, y que el turista debe apoyarse en ella en una gran parte. El suministro de información no solamente se refiere a los datos y a los hechos de un país o de un específico destino turístico (desde el punto de vista de la industria turística) sino también a dar una dirección específica de la información suministrada hacia los determinados destinos turísticos. Esto tiene que ver entonces con la extensión de lo que llamamos la “industria” turística, y esta puede abarcar a los operadores turísticos, las agencias de viajes locales en los lugares de destino como las del país de origen; pueden ser las compañías de aviación, los trenes, los buses, los editores de guías de viajes, las compañías de seguros, etc. En este juego hay muchos actores involucrados que en cierta medida influyen en el turista para la elección de sus vacaciones, pero también influyen en la presentación de la información y en la ejecución de su viaje.

Las oganizaciones de viaje hacen estudios completos del mercado de los turistas y determinan cuales tipos de vacaciones están de moda, y que es lo mejor que se le pueden ofrecer a él. La “industria” turística mira cual tipo de experiencia busca el turista y en cual mercado. Vacaciones de playa, vacaciones de aventura, caminatas, en grupos o individuales, son todos mercados a los que los operadores turísticos, las agencias de viajes o las compañías por internet se enfocan. En algunos casos el producto deseado todavía tiene que ser creado antes de poder venderlo. Esto forma uno de los eslabones que une a la “industria” turística con el producto turístico: el dirigir el desarrollo mismo de los productos turísticos. Esto sucede en 2 niveles: Por un lado por el contacto directo con una PL o a veces con desarrolladores locales; y la otra posibilidad es que la “industria” turística tome el desarrollo de proyectos en sus propias manos. Hay por ejemplo muchos destinos de playa que son dominados por cadenas hoteleras internacionales.

Muchas instituciones de la industria turística tienen una idea clara de la clase de experiencias que se deben ofrecer y tratan de trabajar junto con las personas involucradas en el producto turístico para crear una posible absorción de CalPrim. Así nos podemos referir a grandes infraestructuras como baños termales o pistas de esquí, aunque también pueda ser en pequeña escala. Para esto último también se puede pensar en la oferta cultural y el posible consumo de CalPrim se hará posible por medio de espectáculos, presentaciones de danza, desfile de vehículos típicos, por ejemplo. Desde la industria turística pero más desde el lado del producto turístico (pero sí de los que no pertenecen a la PL) también se toman iniciativas para involucrar a la PL con el turismo. Visitar escuelitas locales para donar lapiceros y lápices se encuentra entre una de estas iniciativas. Otra oportunidad que a veces se le ofrece al turista (pagando naturalmente) es la de comer en una de las casas locales. Esto es una especie de mirar adentro, donde se espera que el turista tenga una experiencia más, igual a la PL, aunque esto no esté claro.

Otra manera de mostrarle algo típico al turista es alquilar orquestas y grupos de danza en los hoteles. Todas estas iniciativas vienen de la industria turística y por otro lado del producto turístico, pero no del lado de la PL. ¿Por qué esta afirmación categórica? Los conceptos básicos, que maneja la industria turística, son el anticiparse a los prejuicios de un turista, donde el lado egocéntrico prevalece durante sus vacaciones. Desde luego que los criterios cambian si miramos a los grupos más idealistas de los vacacionistas, de los que se espera que quieran aprender del encuentro con la PL. La importancia de este punto es, que lo que importa es saber ver cual realidad quiere ver el turista. A pesar de que un turista se deja llevar por lo que a él se le ofrezca, queda el punto que un turista ve lo él quiere ver o lo que él puede ver. Es interesante observar que lo mismo sucede por el lado de la PL: uno de ellos nota solamente las camisetas chillonas, los pantalones cortos y las gorras raras que lleva el turista, el otro se fija en el costoso carro de alquiler que el turista maneja, y el tercero ve solamente a un bullicioso y arrogante grupo de vacacionistas, mientras que el cuarto solamente ve cuanto les puede sacar a ellos.

omgekeerd esp

El Trusimo al revés: un padre local que toma una foto de una turista con los hijos de él.

También debemos mencionar lo que se llama el Turismo al Revés: la gente local que quiere tomar fotos de los turistas.

 

 

 

 

 

 

La Sostenibilidad del Encuentro

Desde el punto de vista de un desarrollo sostenible, hay diferentes factores que dificultan la participación de una PL. Como lo hemos visto, generalmente es el mismo turista quien no está listo para eso y además la industria turística con la complicidad de esta parte del producto turístico no producido por la PL, tiene algo que ver en que de ese encuentro de persona a persona no salga nada. La PL está dominada en su gran mayoría por una inseguridad en saber lo que está pasando en el turismo internacional y tiene poco control sobre los “medios de producción”, pero sí sufre de las consecuencias del turismo: contaminación, la inmigración a esa zona, el alza en los precios, la falta de agua, etc. Por el otro lado puede beneficiarse de las mejoras en la infraestructura: mejores carreteras, clínicas, bomberos, escuelas, bancos, etc. Estos son asuntos externos, que sin duda alguna son bienvenidos, pero donde la PL casi no tiene ninguna influencia. En lo que respecta a la sostenibilidad, en realidad el encuentro entre un turista y una PL no juega ningún papel. Lo que una PL necesita es una mejor entrada al suministro de información del turista, más entendimiento sobre los medios de transporte, más posibilidades para tener contacto directo con los turistas (internet), una mayor participación en el producto y aún una mayor influencia en las decisiones gubernamentales, de los inversionistas y de los desarrolladores de proyectos.

La realidad de la vida cotidiana, como el trabajo en el campo o en compañías, la visita a un templo o a una iglesia, como también casarse y tener hijos, la guarda uno para sí mismo y no la comparte con extraños. El significado del sol o de la luna en la vida y los símbolos con los que uno se rodea, todos ellos forman parte vital de una sociedad, y solamente de esa sociedad. Si queremos mirar al encuentro de la PL con el turista, los conceptos de sostenibilidad, inspirados por la conservación de nuestro planeta, el bienestar de las personas y de su desarrollo económico, todavía aplican, pero lo humano, la cultura y todo lo queremos, están en un plano mucho más amplio – están anclados en la Historia. Por eso, una de las principales conclusiones es que en todos los tiempos tenemos que dejar a todo el mundo en su propio honor y en su propio orgullo.

Regresamos a la imagen de una mujer con balde de agua en su cabeza, que nos pasa con su contoneo suave. El flash de una cámara fotográfica la hará titubear por un momento, pero ella continuará su paso. El turista se voltea satisfecho. Algún día ¿Se dará cuenta él de cómo la escasez de agua influye en la vida?

Este sitio no es comercial y no genera ingresos, por lo tanto se agradezca a las personas que lo usan activamente (trabajadores en turismo, estudiantes o académicos) por hacer una donacion, pequeña y simbólica como sea, por medio del botón DONATE (sistema Paypal) al final de este página

Deja un comentario


− 3 = 1


Conductores de grupos

Todos los derechos son del autor Marinus C. Gisolf. Se prohíbe la reproducción total o parcial sin mención de la fuente

 

Los Conductores de grupo y el Turismo de Experiencia.

Pasó un largo tiempo antes de que pudiésemos deshacernos de este fuerte sentimiento acerca de Costa Rica, no tanto por el país en si mismo, sino por la manera en que lo experimentamos”… este es el comentario de un turista explicando que la manera en que él había experimentado sus vacaciones era tan importante como el hecho de haber visitado las principales atracciones turísticas. La carta de agradecimiento que este viajero envió nos demuestra que la manera en que un turista experimenta un viaje en grupo se ha convertido en un punto de enfoque a tomar en cuenta, algo que en el pasado tendía a pasar inadvertido o no era ponderado de ninguna manera. En general podemos ver que la forma en que los turistas experimentan un viaje y viven sus experiencias ha cambiado durante los últimos años. Veamos cómo los diferentes actores están relacionados.

El Turismo y los Conductores Grupales.

La característica más importante de un producto turístico es el hecho de que se está consumiendo en el lugar de destino y no en el hogar del cliente. Esto significa que para poder consumir el producto, el cliente primero tendrá que viajar para conseguir el producto, acto este que es la base de lo que llamamos turismo: alguien que se mueve a un sitio donde hay una atracción turística de una cierta clase, siendo este destino una playa, pirámides indígenas, una reserva natural o un acontecimiento deportivo especial. El turista viaja hacia el producto que va a consumir (o experimentar, bajo nuestra terminología). El momento sublime en turismo se da cuando el o la turista comienza a vivir una experiencia, es decir, cuando inicia el consumo de las calorías de primer impacto o Calprim. El consumo y el procesamiento de Calprim llevan a una experiencia que es precisamente lo que el o la turista está buscando. El visitante desea tener una experiencia y eso es solamente posible cuando al usar sus propios sentidos absorbe el Calprim, que luego será procesado y transformado en una experiencia interna. De hecho, los turistas pagan por la posibilidad de consumir Calprim y el proceso comienza desde el inicio de su viaje, cuando cierran la puerta principal de sus casas detrás de ellos. El consumo de Calprim puede comenzar durante el viaje que los llevara al destino final, a su arribo, y finalmente, cuando llegan a la atracción turística principal (Fuente Principal de calorías de primer impacto) la cual es la razón primordial por la que se encuentran en ese destino. Cerca de la fuente principal puede haber atracciones turísticas más pequeñas desarrolladas para estos visitantes, las cuales se conocen como Fuentes Secundarias deCalprim. Aparte de estas, están los entornos en que discurre la vida diaria de la población local, los cuales pueden ser muy atractivos e interesantes y que son conocidos como Fuentes Compartidas de Calprim. Otro suplidor posible de Calprim pueden ser los encuentros casuales o los incidentes repentinos y que conocemos como Fuentes Incidentales de Calprim. A fin de crear la oportunidad para que los turistas visiten distintos lugares y digieran Calprim de cierto tipo, muchas empresas de viajes tratan de mercadear y vender posibles experiencias. En esta dinámica se pueden ver involucradas agencias de viajes, así como operadores turísticos o guías especializados. En fin, el turismo consiste de una gran cantidad de gente, organizaciones, hoteles -u otros tipos de establecimientos-, medios de transporte y muchas otras entidades, que forman un patrón complicado de redes y de relaciones. El turista forma parte de estas redes, al igual que los guías locales y acompañantes de viaje.

Cuando se viaja solo o con la familia no es necesario relacionarse con un conductor grupal, sino solamente, y en algunos casos, con guías locales especializados, que pueden ofrecer información mas amplia y detallada acerca del sitio que se está visitando, lo cual puede mejorar el consumo de Calprim y al mismo tiempo proporcionar los instrumentos para lograr un optimo procesamiento calórico y – por consiguiente – la consecución de una experiencia más amplia y permanente. Es decir, las guías pueden precisar los detalles que los turistas pudiesen no haber notado o ignorado; pueden también crear más comprensión sobre ciertos temas al explicar el trasfondo de los mismos, de manera tal que los turistas puedan apreciar la realidad desde diferentes perspectivas

Al viajar con un grupo es más probable que haya un conductor grupal (en inglés ‘tour leader), el cual fue contratado por la organización u operador que se encargó de hacer las reservaciones del viaje. Se supone que el o la conductor(a) de grupo debe proveer a su grupo de toda la información necesaria, así como explicar qué tipo de actividades son posibles de realizar u observar y también cómo vivir la experiencia; él o ella tiene que cerciorarse de que el turista esté usando la indumentaria adecuada a fin de que esté preparado para lo que va a experimentar, y así lograr una optimización en el consumo y procesamiento de Calprim. El conductor de grupo tiene que asegurarse de que todo lo que fue prometido a los turistas sea implementado (u ofrecido por lo menos). Se espera que el conductor grupal se relacione bien con el grupo, que lo mantenga con el humor adecuado y que este en capacidad de cumplir o satisfacer los deseos que los turistas puedan manifestar. Obviamente se supone que estos conductores pueden abordar o resolver cualquier problema que pueda ocurrir, sea este de naturaleza logística o psicológica. Esto es todo que la mayoría de gente espera de un o una conductor(a) de viaje. Sin embargo, cuando conceptos tales como sostenibilidad y globalización comenzaron a tener mayor desarrollo e influencia se hizo evidente que tanto las funciones como los requerimientos de los conductores grupales tenían que cambiar.

 

stadsverknening es

 

El Turismo y la Globalización.

La movilidad es inherente al turismo y eso significa que nos enfrentamos con otro sistema de conceptos: lo local versus lo lejano. La fuente principalde Calprim se halla en un sitio, región, país o continente diferente y lejano del cual los turistas provienen. La noción de que el producto turístico que está en un lugar y de que el consumidor viene de otro, así como la relación existente entre estos dos lugares, son conceptos que han cambiado drásticamente desde finales de los años ochentas hacia adelante. Desde entonces una mayor interconectividad en todos los aspectos de la vida cotidiana alrededor del mundo ha inducido la noción de la globalización – palabra contemporánea acuñada para este proceso. El turismo se considera tanto causa como consecuencia de estas transformaciones globales. Como causa, ha inducido flujos globales de gente, ideas, imágenes y capital económico. Como efecto, el turismo resulta de aumentar la interconectividad global de las transformaciones económicas, tecnológicas y socioculturales.

La mayoría de la gente sabe más o menos a qué se refieren los conceptos de globalización, pero puede ser útil resumir sus influencias más importantes:

1. A nivel de comunicaciones:

transporte aéreo transcontinental, World Wide Web, Internet telefónico, teléfonos celulares, chats, blogs, y en otro nivel, sistemas de reservación internacional tales como GRS o Amadeus. La Internet aun está abriendo más formas de comunicaciones como las reacciones del cliente en foros y blogs, por ejemplo.

2. A nivel financiero internacional:

existe ahora la posibilidad de pagar en cualquier lugar del mundo con cheques de viajero, tarjetas de crédito, cajeros electrónicos (ATM) y pagos en línea.

3. A nivel de comercialización mundial:

a través de los GATS y los acuerdos de libre comercio se han elevado los mercados internacionales. Prácticamente en todo el mundo es posible conseguir Coca-Cola o comprar productos de Kodak. Más del 75% del comercio mundial está en manos de las grandes compañías transnacionales. Muchas operadoras de pensiones y compañías de seguros internacionales son grandes inversionistas en proyectos turísticos, entre otros. Las líneas aéreas se fusionan e instauran grandes cadenas de hoteles (Air France /KLM – Hoteles Tulipán Dorado). En turismo podemos ver la misma tendencia: operadores turísticos con oficinas en diversos países (cadena Thomas Cook).

4. A nivel de organizaciones internacionales:

ahora existen mas organizaciones que nunca y su número está en aumento, tomando en cuenta el papel de cada una podemos mencionar a UNEP (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente), WTTC (Consejo Mundial de Viajes y Turismo) o WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza). A nivel de líneas aéreas esta la IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo). A nivel ambiental podemos mencionar a Greenpeace y en el campo de derechos humanos a Amnistía Internacional. En el área de la sostenibilidad tenemos a la Alianza por los Bosques Tropicales (Rain Forest Alliance) como una de las muchas organizaciones que operan a nivel global.

5. A nivel de conciencia:

hoy más que nunca existe la noción de que el mundo es una aldea global. El inglés se ha convertido en una lengua universal, cada vez mas los iconos globales provienen de los Estudios Disney, representaciones generalizadas se pueden encontrar dentro de expresiones tales como “playa tropical” o “atmósfera caribeña”. A nivel deportivo los Juegos Olímpicos son un buen ejemplo. En la televisión, cadenas como Animal Planet o Discovery son pioneras en la difusión alrededor del globo terráqueo.

En el siglo pasado Zutphen y Samara eran pueblos situados en dos continentes diferentes – uno en Holanda y el otro en Costa Rica. Ninguno sabía de la existencia del otro. Las distancias geográficas no han cambiado, pero tanto a nivel comunicacional como financiero, la distancia entre las dos aldeas se ha encogido dramáticamente. Ambas comunidades se han enganchado a las estructuras del sistema global y por lo tanto se han acercado más la una a la otra. Hoy en día, el ciudadano de Zutphen que visita Samara consigue su dinero de una máquina de efectivo, paga con una tarjeta de crédito despreocupándose del precio de las cosas en su equivalente en moneda local; sabe de antemano dónde encontrar los mejores restaurantes, revisa su correo en un café Internet o los mensajes dejados en su teléfono móvil. El turista en Samara camina alrededor del pueblo como si fuese parte de su rutina diaria puesto que hay cosas que le son comunes aunque esté en otro continente. Hay muchos destinos turísticos que hace 20 años eran apenas remotos y exóticos pero que hoy en día son bastante familiares, debido precisamente al proceso de globalización.

Hay una diferencia básica entre el proceso de globalización y del desarrollosostenible. La globalización está siendo propulsada por los principios del mercado y los patrones del consumidor, pero en el tema de la sostenibilidad no es este (todavía) el caso. La discusión alrededor de la sostenibilidad toma relevancia por el hecho de que el mundo en general está experimentando un deterioro producto de las practicas de los actuales modelos de desarrollo: la biodiversidad está disminuyendo, la capa de ozono se está degradando, el efecto de invernadero pasa de ser una noticia científica a ser un hecho evidente, los reclamos de las mayorías son ignorados, en fin, la problemática actual asemeja a los síntomas de una grave enfermedad. Los principios de la sostenibilidad están enfocados en disminuir estos efectos negativos que conlleva el desarrollo tal como hasta ahora lo concebimos. Si hacemos una lista de las pautas y conductas sostenibles que deben acatar los turistas puede que parezca más bien una enumeración de cosas negativas que no deben ser hechas o que deber ser evitadas. Sin embargo, un mejor contacto con una población local, una mejor valorización de su cultura y un mejor entendimiento acerca de cómo se formó una comunidad y su entorno parecieran ser valores adicionales que solo tomaban en cuenta los antiguos exploradores, muy diferentes al actual turismo en masa que recorre miles de kilómetros para terminar comiendo en un restaurante de comida rápida – irónica posible consecuencia de la globalización.

El proceso de un desarrollo sostenible conlleva varias consecuencias para el desarrollo del turismo y luego para el turista mismo. Aparte del hecho que las atracciones turísticas y su infraestructuras (hoteles, tiendas etc.) deben ser mas limpias el turista va a experimentar una cierta presión que él mismo tiene que comportarse de acuerdo con los principios del desarrollo sostenible.

Sin embargo, la globalización no es un concepto bien definido y realmente hay gente que se pregunta si este concepto existe en realidad. Hay quienes piensan que la globalización es tan antigua como la humanidad, solo que hoy esta globalización es más acelerada. Por otro lado se dice que gracias a las modernas tecnologías es posible que las relaciones entre las personas se hayan intensificado, pero esto no quiere decir que se sientan más cerca. Un buen ejemplo de esto es la relación que se da entre los turistas y las poblaciones locales (vea el artículo El Encuentro http://www.tourismtheories.org/?cat=23&lang=es )

El turista de los primeros días a hoy

Veamos en qué medida los conceptos de globalización y de sostenibilidad han modificado el comportamiento de los turistas. Bien, aparte de estas dos macro-influencias han habido otras, también importantes. En el mundo Occidental, especialmente, los ingresos medios han aumentado y en la mayoría de los casos la gente dispone de más tiempo libre que antes. Durante la segunda mitad del siglo XX la gente tenía unas largas vacaciones una vez por año (generalmente 2 – 3 semanas), pero para finales de ese siglo ya la mayoría de la gente, al menos en Europa Occidental, gozaba de dos periodos cortos y uno largo de vacaciones por año. Otro factor que influencia el comportamiento turístico es la edad de retiro, la cual ha disminuido, y la expectativa de vida, que ha aumentado, lo cual significa que están viajando más personas mayores que antes.

Otro cambio externo es la presión cada vez más alta del factor trabajo dando por resultado la tensión física y psicológica que afecta a la fuerza laboral.

Con base en todas estas consideraciones podemos tener un panorama para dilucidar que tanto se ha modificado la conducta del o la turista desde la década del 70 en adelante. Sin embargo, puesto que nuestro interés principal se enfoca en el papel que deben desempeñar los guías de grupo, nos limitaremos a analizar estas variables en los turistas que viajan en grupo y que se conoce como turismo grupal.

1. Hasta inicios de 1990 el turismo grupal se concentraba más que nada en viajes dentro del país de origen de los turistas. Ya fuera del país de origen la mayoría de los grupos se limitaban a visitar aéreas que ofrecieran playa y sol, destinos como España, por ejemplo. En México el desarrollo de grandes complejos de playa había comenzado durante la de 1970. Este tipo de vacaciones eran sumamente específicas ya que consistían únicamente del transporte al sitio y la reservación de un solo hotel. Un acompañante de viaje a tiempo completo no era, por lo tanto, necesario. Al mismo tiempo, siempre ha habido un grupo seleccionado de viajeros interesados en destinos lejanos los cuales por sus características de exotismo y complejidad exigían del turismo grupal como única forma de afrontar tan aventurada. Para estos grupos que viajaban a continentes lejanos el factor aventura era de suma importancia, ellos no viajaban para reforzar sus contactos sociales con el grupo. Cada persona quería probar individualmente la experiencia de respirar lo exótico de la atmosfera, y la maximización del consumo de Calprim era esencial. Esos viajes estaban siempre llenos de situaciones inesperadas, no existía seguridad de que el hotel iba a estar disponible para el grupo al final del día y muchas veces el itinerario de viaje debía de ser acomodado y variado según las condiciones locales. Cada turista se imaginaba así mismo como un verdadero explorador. Es decir, los turistas tuvieron que ser flexibles. Las Calprim mas comunes eran las que provenían de las Fuentes Compartidas y Las Fuentes Incidentales de Calprim, en parte por el uso que había que hacer del transporte público, pero también por la falta de infraestructura e información disponible. Este tipo de turista venia de los estratos económicamente más altos y la mayoría había hecho su “tarea” recolectando de antemano toda la información pertinente al destino que visitarían. Estos turistas tenía a menudo una visión más idealista que aquellos que se contentaban con ir a tomar el sol en España. Vea el artículo sobre la escala de Estilo de Vida: http://www.tourismtheories.org/?cat=105&lang=es )

2. Durante los años noventa surgió una ecuación diferente que definió las características del turismo grupal: alto volumen, precios bajos, un número limitado de atracciones turísticas y un estricto programa de viaje. El elemento incidental e imprevisible que marcaba la jornada desapareció y con él cierto romanticismo. Los agentes locales tuvieron que perfeccionar su sistema de transporte y reservaciones a fin de que el servicio fuese impecable. Una consecuencia importante de esto fue que el conductor grupal pudo concentrarse en la relación intrasocial del grupo al disponer de más tiempo para compartir con los turistas. La mayoría de los viajeros decantaban por esta modalidad de viaje ya que decían sentirse más seguros, además de poder tener la oportunidad de relacionarse socialmente con el resto de los acompañantes. Es decir, esta modalidad abrió la posibilidad de visitar exóticos lugares en lejanos continentes, que eran considerados inseguros y peligrosos para viajeros individuales, al tiempo que se disfrutaba del placer de viajar con otras personas. Esto hizo que la relación de los turistas con las culturas ajenas fuera de carácter introvertido y que una conducta bastante egocéntrica se manifestara en la mayoría de los miembros del grupo, actitud resultante del bajo uso de las FuentesCompartidas de Calprim. Viajeros de todas las clases sociales se enrolaron en los programas de turismo grupal. El contenido calculado y exacto de estos programas permitió la apertura de nuevos espacios y formas de ventilar quejas e inclusive de exigir reembolsos, en caso de que no se cumpliera con lo prometido o publicado en los mismos.

3. Al principio del siglo XXI se puede notar un cambio con respecto a los patrones y expectativas por las cuales los turistas viajan – más consientes de los sitios distantes. Los turistas buscan destinos que cumplan sus expectativas, las cuales deben ser coincidentes con lo que han visto en la televisión, o con las recomendaciones de familiares, conocidos o colegas. El turista tiende a tener ciertas imágenes fijas acerca de qué esperar de un destino y a menudo sabe ya bastante sobre ese sitio. Un turista toma un safari a África por ya de previo ha observado bastante información al respecto ya sea a través de la televisión o el Internet (punto 5 en el nivel de influencia de la globalización). Es otras palabras, hay más fuentes disponibles de información, gracias al proceso de globalización, con base en las cuales se puede escoger un destino vacacional que se ajuste a las expectativas. Hay una demanda creciente no solo por Fuentes principalesde Calprim, sino también por una serie de nuevos y pequeños “productos” turísticos como lo son las Fuentes Secundarias de Calprim (usualmente localizadas por los turistas mismos a través del Internet). La gente parece tener más dinero para invertir en sus vacaciones y los grupos tienden a tener estancias más prolongadas o los turistas luego reservan algún tipo de extensión de las mismas. Debido a este aumento en el ingreso y a las cada vez más prolongadas permanencías es que los turistas se han vuelto más experimentados con el paso de los años. Esto no siempre se demuestra en la práctica (la gente sigue siendo gente), pero las experiencias previas tienden a fortalecer los marcos de referencia haciendo que los turistas puedan experimentar mas a partir de Fuentes de Calprim mucho mas “complejas”. Todos podemos disfrutar de la maravillosa vista que ofrece una enorme cascada, pero para poder apreciar un bosque nuboso en toda su magnitud se necesita ir mas allá del sencillo acto de simplemente observar algo, o sea, se necesita de una mayor experiencia orientada en ese sentido especifico. Con el transcurso del tiempo los turistas tienden a ser más experimentados, y a menudo las vacaciones previas son usadas como punto de comparación para juzgar y calificar el viaje que estén realizando en la actualidad. Obviamente esto puede provocar patrones de expectación que no son correctos: Tailandia no es como Ecuador, ni Kenia como Canadá. Igual sucede con patrones basados en películas naturalistas, a menudo sobre dimensionados por exageradas historias contadas por amigos o conocidos “que estuvieron allí”. Esto último se aprecia fácilmente en los foros de Internet, los cuales, aparentemente, gozan de mucha popularidad. Los antiguos prejuicios incluidos en frases como “África está llena de serpientes” o “en los trópicos se adquieren terribles enfermedades” tienden a desaparecer. Los turistas están mas preparados, tanto como la información disponible lo permita; tienen una idea más certera acerca de qué esperar, por lo que las preocupaciones y angustias relativas al viaje son cada vez menores (globalización, punto 5) Esto significa que tendrán la oportunidad de relajarse, dejar de comparar todo con su país de origen y realmente abrir los ojos para observar lo que está pasando a su alrededor (mayor uso del hemisferio derecha del cerebro). La vida en los países occidentales ha llegado a ser muy agitada, al punto de que existe una demanda creciente por programas vacacionales con un carácter espiritual y que incorporan elementos de yoga o de meditación dentro del itinerario del grupo. Esto puede acrecentar el interés por las culturas locales (Fuentes Compartidas) cuyo contacto directo atrae cada vez a los turistas que provienen de Europa y América del norte. Existe, además, la tendencia de incluir el trabajo voluntario en países en vías de desarrollo como parte de las vacaciones. Por su lado, los operadores turísticos se han insertado dentro de esta tendencia al programar visitas a escuelas y asociaciones locales, o al organizar actividades para la recaudación de fondos destinados a proyectos comunitarios que pueden ser visitados por los turistas.

Hablando de este tipo de desarrollo, el turista mismo va a sentir al presión de asegurar que su propio compartimiento sea más de acuerdo con los líneas de la sostenibilidad, primero que todo tratando de mitigar los efectos dañinos que su visita a un área turística puede causar y también por medio del reciclaje o reuso de materiales. Hoy en día, la elección del destino vacacional puede depender de consideraciones de sostenibilidad por parte del turista.

Hemos delineado hasta ahora algunos aspectos referentes al comportamiento de los grupos de viaje. Es hora, por lo tanto, de volver al origen de este capítulo en donde anotamos el papel que deben jugar los conductores de grupo y de cómo sus funciones han debido ajustarse a las exigencias del cambio.

El conductor de grupo – desde sus primeros días a hoy.

1. Durante las décadas del 70 y 80 los conductores grupales o tour leaders trabajaban sobre todo autobuses o ferrocarriles que hacían su recorrido hacia destinos de playa y solo una pequeña parte de ellos se dedicaba a guiar grupos que buscaban turismo de aventura. Y es que estos viajes eran una verdadera aventura, imaginen a estos conductores grupales viajando con 20.000 dólares en sus bolsillos para pagar todos las cuentas de los hoteles al arribar y hacer las reservaciones para el próximo grupo confiando en que los hoteles lo recordaran y mantuvieran los espacios apartados. Todos los recorridos locales, transporte, tiquetes de entradas y contratación de guías locales debían hacerse “in situ” y allí mismo pagar por ellos. Cerciorarse de que los turistas tuvieran agua potable todo el tiempo era todo un trabajo, y en general la logística de la gira consumía la mayor parte del tiempo del que estos gruías grupales disponían. Adicionalmente en aquellas épocas la mayoría de comunidades no dependían directamente del turismo, el cual únicamente veían como una simple posibilidad de ganar un dinero extra. Hacer arreglos y reservaciones a largo plazo era por lo tanto muy difícil, esto obligaba, tanto al guía grupal como a los turistas, a tener paciencia y flexibilidad. El conductor de grupo influía también en el itinerario del grupo, en que lo que se debía incluir y en los hoteles que se debían utilizar. El chofer del autobús (o cualquier otro ayudante) era por lo general un amigo de confianza que tenía que lidiar con todo tipo de situaciones inesperadas y que también tuvo que ocuparse de todas las clases de situaciones inesperadas. Aparte de esto, el transporte público se utilizaba con frecuencia. El conocimiento de la lengua y de la cultura del país visitado era de suma importancia. Lo que la gente experimentaba al final del viaje era un asunto personal que dependía de cada uno.

2. Durante los años noventa el número de grupos que viajaban a otros continentes creció considerablemente y los agentes locales fueron utilizados en mayor escala para que se encargaran de manejar las reservaciones, pagos de hoteles y demás tramites permitentes a la permanencia del grupo en el lugar de destino. Las tareas del conductor grupal fueron simplificadas tanto como la logística lo permitiera, pero esta simplificación hizo desaparecer el factor de impredictibilidad, el cual era un elemento que le confería cierto grado de romanticismo al viaje. El conductor grupal mismo se transformó en un experimentado viajero, orgulloso del hecho de haber visitado más de 20 países en distintos continentes. Al principio de este capítulo hemos dado ya un esquema acerca de lo qué se esperada de estos conductores de grupo. Una de las diferencias más notables entre estos nuevos grupos de viaje y los mencionados en el punto anterior, estribaba en la circunstancia de que el programa de viaje debía ser cumplido al pie de la letra, condicionando así las visitas e inflexibilizando los itinerarios, lo cual redondo en la posibilidad de que los turistas pudiesen elevar criticas y quejas ante el incumplimiento o insatisfacción por alguno de los puntos o ítems ofrecidos en dichos programas (en Holanda, por ejemplo, se estableció una comisión especializada en recibir y procesar las quejas de los turistas). Esto hizo que el conductor de grupo trabajara bajo una presión que antes no experimentaba, pues ahora no tenía ninguna injerencia en la elaboración y disposición de los programas e itinerarios. La interacción y relación social dentro del grupo llegó a ser más importante y el conductor debió de invertir más tiempo en este aspecto como parte de su trabajo. Otro detalle importante para el conductor grupal era la práctica de ganar una comisión sobre las excursiones o actividades locales vendidas directamente al turista, la cual era un ingreso significativo adicional con el que contaba tanto él como el chofer del autobús. Con la nueva modalidad de viajes grupales el chofer pasó a desempeñar un rol más sencillo y el alto volumen de trabajo hizo que esto cumplió su labor de forma sistemática y rutinaria, llevando al mínimo su contacto con los turistas. Para los conductores grupales ser capaz de hablar el lenguaje local dejo de ser relevante desde que en las Fuentes Principales de Calprim se contaba con guías locales especializados. Las Fuentes Secundarias de Calprim debieron entonces ser promovidas forzosamente pues eran sinónimo de ingresos extra (comisiones) en tanto que las Fuentes Compartidas e Incidentales de Calprim pasaron a desempeñar un papel muy pobre puesto que había muy poco tiempo para hacer paradas en el recorrido que hacia el grupo de un hotel a otro.

3. Ya a inicios del siglo XXI, y gracias a la influencia de los procesos de globalización y sostenibilidad, se empezaron a notar ciertas tendencias que hicieron que los turistas apreciaran la realidad de manera un tanto diferente. El nivel de información y preparación de los turistas gracias a la Internet, a los documentales o programas naturalistas, así como a la percepción de imaginar el bosque como un “zoológico sin barrotes” y a la demanda creciente de información especifica, no solo técnica, sino también relativa a la población local y su cultura, llevó a los conductores grupales a implementar diferentes maneras para lidiar con los patrones de expectación de los viajeros, los cuales muestran cada vez mas interés en tener un contacto cercano con las gentes que viven en los destinos que visitan, así que el conductor grupal tiene que fungir como mediador entre los turistas y locales, construyendo puentes que intersequen la actitud de los primeros con las ideas de los segundos (por lo que hablar el lenguaje local sigue siendo importante nuevamente para el conductor de grupo). Por lo tanto, podemos decir que el rol del conductor grupal retoma importancia en tanto su participación en la composición de los itinerarios sean una “herramienta” que permita lograr una mejor evaluación del desempeño de los hoteles y sus servicios, ya que esta evaluación está basada principalmente en las reacciones de los turistas; la incorporación de visitas a las poblaciones locales, que implementen proyectos turísticos o socioculturales, en los itinerarios ha abierto nuevas posibilidades de que el conductor influya en el contenido y resultado final del viaje. La necesidad del reciclaje o de mantener una conducta responsable en términos de sostenibilidad son desafíos temáticos que los conductores de grupos deben explicar a los turistas. Poco a poco los chóferes u otros miembros del equipo se muestran más interesados en participar directamente en las actividades del grupo ya que en cierta forma se ven a si mismos como representantes de la población local. Finalmente, durante las décadas anteriores la comunicación entre los agentes locales y los conductores de grupo ubicados en áreas remotas era bastante difícil, por lo que la mayoría de las veces el conductor grupal tenía que tomar sus propias decisiones, al margen de las recomendaciones o lineamientos de la agencia de viajes. También hay el punto de la creciente noción de la importancia de un desarrollo sostenible dentro de un país o región. El conductor grupal puede jugar un papel de suma importancia y no solamente por medio de brindar la información adecuada, sino también tomando una actitud fuerte y forzar al turista de tomar ciertas medidas sostenibles.

Hoy en día los teléfonos móviles con tecnología GSM permiten una comunicación fluida y constante entre los conductores grupales, las oficinas centrales y su próxima parada o alojamiento. Los dispositivos de posicionamiento global a través de satélite (GPS) le permiten al guía o líder saber su ubicación exacta, lo cual hace casi imposible que el grupo se llegue extraviar durante el recorrido.

Cambios requeridos para los Conductores Grupales.

Los conductores de grupo y el turismo de experiencia es el título de este capítulo. Dado que tanto las expectativas como las experiencias del recorrido tienden al cambio, es menester de los conductores grupales adecuarse a este cambio y modificar la forma en que se manejan los grupos. Ahora se hallan conectados a una amplia red que incluye al tour operador, al agente local, a los varios hoteles que usará durante el recorrido (especialmente con los departamentos de recepción y reservaciones), a las compañías de transporte, a los restaurantes, a los contactos turísticos de Internet, a los miembros de los distintos parques nacionales, a otros integrantes de la compañía o del grupo mismo, etc. El número de contactos con los que el conductor grupal tiene que relacionarse está en crecimiento y son cada vez más intensos y constantes. Muchos de los contactos se llevan a cabo con organizaciones que arreglan vacaciones enteras o venden excursiones, así como con las Fuentes Principales, con la infraestructuraturística (hoteles, restaurantes, comercios, etc.) y por supuesto con el grupo, tanto a nivel individual como grupal, durante y después del recorrido.

Debemos tener siempre presente que el proceso de la experimentación es algo muy personal y por lo tanto cada turista experimentará las cosas diferentemente de como las vivirán otros. Esto significa que la misma fuente de calprim puede generar diversas experiencias dependiendo del público. También significa que esa misma fuente puede ser ofrecida a los turistas de manera diferente por parte del conductor grupal. Lo anterior también aplica no solo para conductores grupales, sino también para las distintas dependencias gubernamentales. Cuando el ministerio o el instituto de turismo de un país deciden enfocar su campaña publicitaria hacia un grupo meta específico (Estados Unidos, por ejemplo) todas las descripciones que se hagan de las Fuentes de Calprim deben estar adecuadas para ese mercado en particular. Los procesos de globalización han facilitado el acceso a una variedad creciente de mercados, lo cual implica que las Fuentes de Calprim se pueden ofertar o mercadear según las características del público al que se dirijan. Igual sucede con los conductores de grupo que pueden presentar, describir o escoger las Fuentes de Calprim según sean las características del grupo que en ese momento lideran. Una excursión a los Amazonas se puede ofrecer haciendo énfasis sobre una visita a alguna tribu local; sin embargo, para algunos turistas esto puede sonar un poco intimidante; esta misma excursión puede ser vendida como un tour para observadores de aves. Los operadores, guías y conductores grupales que pertenecen al mismo país del que son originarios los turistas tienden a ser bastantes creativos en este aspecto. No debemos olvidar que cualquier cosa que se ofrezca a los turistas trae implícita solamente la posibilidad de consumir calorías de primer impacto, lo cual le da a los tour operadores un amplio espacio de maniobras para ofertar las atracciones turísticas según las características del potencial consumidor.

El puente entre los turistas y la población local se puede cruzar en ambos sentidos. Explicando las costumbres y forma de vida de una población local, o aun más específicamente, mostrando los inconvenientes de la mala disposición de desperdicios o de cómo manejar una situación cuando hay escasez de ciertos productos, los conductores grupales pueden involucrar a los turistas al invitarlos a aportar posibles soluciones que mejoren las condiciones de estas comunidades. Para efectuar esta función de puente, los conductores grupales deben estar bien informados acerca de la flora, fauna, cultura, realidad, problemática y entorno que envuelve de las poblaciones locales. Este conocimiento es fundamental pues sin el difícil construir este puente. Si bien es cierto que en las Fuentes Calprim se hallan guías especializados que pueden proveer de información mas profunda acerca de estas atracciones locales (y por lo tanto maximizar el consumo de calprim) es igualmente evidente que hay una tendencia a prescindir de ellos ya que mucha de la información pertinente está disponible en Internet, o porque el conductor grupal tiene el conocimiento y maneja el tema a la perfección. Igualmente importante es el hecho de que el conductor grupal habla el idioma natal de los turistas en tanto que, por lo general, los guías locales no. Sin embargo, cuando el grupo muestra un interés especial en cierto tema (orquideofilos, granjeros, ornitólogos, etc.) es imprescindible la participación de especialistas locales.

Otra función de puente es la de servir de traductor. Esta era una de las tareas originales del conductor del grupo, solo que actualmente esta función a cobrado nueva importancia ya que el conductor grupal debe promover un mejor entendimiento entre los turistas y los habitantes de las comunidades visitadas, no solo en términos lingüísticos sino también en cuanto a visiones, ideas y conceptos, facilitando la comprensión de los viajantes acerca de las costumbres y las manifestaciones culturales de las poblaciones locales. Mucha gente piensa que en aras de hacer funcionales los principios de sostenibilidad, y de fortalecer el contacto con entre turistas y locales, se debe obligatoriamente emplear guías locales para que conduzcan los grupos de viaje (como es el caso de Cuba, por ejemplo), pero la barrera del idioma no debe ser subestimada, existen muy pocos Japoneses capaces de comunicarse cabalmente con Nigerianos, o Suecos con Surafricanos.

Otra de las labores del puente es la eliminar los estereotipos y prejuicios existentes. Los populares programas televisivos acerca del medio ambiente y la naturaleza han eliminado varias de estas ideas fijas y viejos prejuicios, pero han creado otros nuevos. Los turistas modernos pueden sentirse decepcionados al descubrir que no hay hipopótamos en Sur América o que la población autóctona no es tan exótica como esperaban, sobre todo si estos pobladores indígenas llevan puestos jeans de marca o pagan con tarjetas de crédito. Como vimos en el punto 5 de los efectos de la globalización, existen muchas ideas universalizadas, las cuales el conductor grupal tiene que ir refutando diplomáticamente.

Cuando los conductores de grupos viven y se relacionan socialmente en el país en cual trabajan tienen la poderosa ventaja adicional de poder transmitir de mejor manera el sentimiento de localidad a los turistas. Así, aquel conductor de grupos que había trabajado en 20 países distintos (y de lo cual se sentía muy orgulloso), tiende a desaparecer, los conductores grupales que se especializan en un destino especifico son los preferidos hoy en día. Además, la relación entre los agentes locales, y mas específicamente entre los conductores grupales y las infraestructuras locales, es de gran importancia a fin de mantener los niveles de servicio lo más alto posible. Aunque actualmente el conductor grupal no necesita hoy en día hacer las reservaciones si tiene que cerciorarse de que a los turistas se les estén asignando los cuartos correctos y tiene que establecer el puente correcto entre los miembros de su grupo y el resto de departamentos del hotel (servicio de habitación, recepción, etc.). Es importante que el personal del hotel conozca al conductor del grupo y que tenga un buen concepto de él o ella.

Tener conciencia de la diferencia que existe entre lo que es local y lo que es ajeno (del país de origen del turista) ha llegado a ser de mucha importancia, sobre todo en los últimos cinco años en que el papel que juegan los locales se ha incrementado considerablemente. El cambio que estamos experimentando hoy en día es delicado. Las tendencias globalizantes afectan a algunos turistas en tanto que otros se sienten bien participando del debate en torno a la sostenibilidad, mientras aun habrá turistas que se sientan como viajeros exploradores de los años setenta todavía. El espectro conductual del turista se ha ensanchado, la globalización ha modificado las distancias en tanto que la sostenibilidad intenta balancear los impactos negativos y positivos de los tradicionales modelos de desarrollo. El conductor de grupos se encuentra hoy en día en una posición mucho más interesante, ya que él o ella tiene la enorme responsabilidad de hacer que el turista tome conciencia de que tenemos que manejar nuestros recursos a tal grado que tanto los niños de los turistas, así como los de los pobladores de las comunidades locales, puedan seguir disfrutando de una mejor calidad de vida.

» Este sitio no es comercial y no genera ingresos, por lo tanto se agradezca a las personas que lo usan activamente (trabajadores en turismo, estudiantes o académicos) por hacer una donacion, pequeña y simbólica como sea, por medio del botón DONATE (sistema Paypal) al final de este página «

Deja un comentario


3 + = 7


Atracciones Turísticas

Todos los derechos son del autor Marinus C. Gisolf. Se prohíbe la reproducción total o parcial sin mención de la fuente

Las Atracciones Turísticas

El clímax de las vacaciones se ha descrito como la absorción de calorías de impacto (calprim) a través de los sentidos. Estas a la vez son transformadas en experiencias por el turista.

La fuente de emisión de calorías de primer impacto se llama Fuente de Calprim y las atracciones turísticas forman parte de ella. En este punto es importante observar que el turista experimenta muchas cosas y que no todas provienen necesariamente de atracciones turísticas. Cualquier ambiente diferente de la escena doméstica (una condición del turismo) es totalmente nuevo en términos sensoriales; el gusto, el olfato, el paisaje… todo es noticia. Las experiencias del turista tienen que ver, por lo tanto, también con el ambiente, con la población local, con el color de las casas o con el olor de la comida.

Podemos dividir “las experiencias turísticas” en aquellas que son premeditadas como los museos, los “canopy tours” o una pista artificial de ski y las que son casuales, como una algarabía de ovejas que cruzan el camino, una reunión religiosa local o las que son resultado de trances desagradables, tales como un accidente o una inundación. Hay fuentes que están concebidas exclusivamente para el turista y otras que forman parte de la vida diaria de la población local y que están allí de todos modos.

El turista tiene su consumo de calprim de diversa naturaleza durante sus vacaciones y/o después de estas, las calprim admitidas evolucionarán en “experiencias”

La absorción de calprim puede ser el punto focal de las vacaciones, sin embargo este consumo no se limita únicamente al lugar que visitará. El turista tiene una serie de encuentros previos (fuentes de calprim) antes de llegar al lugar en que esta absorción de calprim se llevará a cabo. Imaginará estar en el área fuente durante una noche utilizando la infraestructura local, incluyendo los caminos, las tiendas o los restaurantes. Esta infraestructura promocional que se utiliza antes de la visita al área fuente es parte de la experiencia total. Esta Fuente Principal de Calprim es la razón primordial por la que el turista escoge un destino en particular, sin embargo, hay muchas otras cosas que puede disfrutar aparte de las directamente emanadas por la fuente principal.

Aquí nos encontramos con las Fuentes Secundarias de Calprim. El turista llega a un destino para admirar alguna cascada famosa, pero al mismo tiempo otras atracciones turísticas se pueden instaurar cerca. Un jardín botánico, un viejo molino de agua restaurado, la organización de un festival cultural, de modo que existen muchas posibilidades para ofrecer calprim a cambio de la remuneración acordada. Las tiendas de souvenirs u otro tipo de establecimientos son fuentes adicionales de calprim pues a la gente le gusta comprar pequeños objetos del área que esta visitando, que contengan elementos autóctonos o culturales.

Una de las razones para ofrecer fuentes de calprim adicionales es el deseo de la comunidad o región de mantener al turista dentro de ella el mayor tiempo posible. Entre mas cosas haya para ver, mayor será la oportunidad de que el turista se quede una noche mas en ese lugar. Por lo tanto no estamos hablando del potencial de calprim de una sola fuente, sino del valor de calprim de toda una región. Un área en la cual hay muchas actividades y cosas diferentes que hacer, con un alto potencial de calprim entonces, atrae más turistas que aquella en la que se llega a ver solo una fuente calórica para luego continuar el recorrido.

Un hotel puede ser una fuente de calprim en sí mismo y no sólo servir como “campo base” entre las visitas que se hacen a las fuentes principales del área. Aún más, en un esfuerzo por conservar a los turistas por más noches existe una tendencia pronunciada para que los hoteles ofrezcan toda clase de fuentes secundarias posibles: jardines, piscinas, jacuzzi, cancha de tenis, campo de golf, casinos, etc.

Están las Fuentes de calprim Principales, después las Fuentes Secundarias ofrecidas como valor adicional y existen otras fuentes de calprim que están apenas en la carretera principal y que pueden formar una experiencia potencial sin costo alguno. Las llamamos Fuentes Compartidas de Calprim, ya que la población local también puede absorberlas, aunque su experiencia resultante no tenga nada que ver con el turismo en este caso en particular.

Esta fuente compartida se definirá como tal si el turista obtiene calprim de ella o no. Algunos turistas pueden simplemente no percatarse de la presencia de esta fuente.

Existe una cuarta fuente, la cual es aleatoria, carece de infraestructura alguna y no está ideada como producto turístico: una agradable sección del bosque, un lugar que ha logrado fama repentina a raíz de un fenómeno natural o una manada de vacas que irrumpe el camino. A esta cuarta variable la llamaremos Fuente Incidental de Calprim. Un accidente, con todo lo desafortunado que podría ser, forma parte de esta fuente fortuita de emisión de calorías.

 

olifant es

Dentro de las ciudades de la India el elefante es un habitante más y no lleva ninguna relación con el turismo, a pesar que forma una Fuente Compartida de Calprim muy bonita para el turista.

 

En este punto es necesario hacer un alto para entender que estas Fuentes de Calprim existen porque los seres humanos las han etiquetado como tales. Un paisaje se convierte en un paisaje porque la gente lo está mirando. Una cascada puede haber caído ruidosamente durante miles de años pero únicamente se transforma en Fuente de Calprim cuando alguien tiene la idea de llevar gente allí para observarla. En este sentido podemos decir que una Fuente de Calprim es siempre una invención humana aunque ésta haya existido desde mucho antes.

Cuando miramos los efectos que el turismo puede tener sobre las fuentes de calprim – siendo este la base de ellas – y cuando partimos desde el punto de vista de la sostenibilidad, tenemos que hacer una diferenciación entre los diversos niveles distinguibles. Mencionamos entonces 4 tipos de Fuentes de Calprim:

FUENTES PRINCIPALES DE CALPRIM:

Son la razón principal por la que un turista va a cierto destino. Este tipo de fuente usualmente es de gran envergadura. Como ejemplo podemos mencionar las cascadas de Iguazú o el parque Kruger.

FUENTES SECUNDARIAS DE CALPRIM:

Se ubican cerca de las fuentes principales; aprovechan la presencia de los turistas en un destino. Por lo tanto son de una escala más pequeña y están desarrolladas especialmente para los turistas. Podemos pensar en el spa de un hotel, en los llamados canopy tours o en una compañía de bailes folclóricos.

FUENTES COMPARTIDAS DE CALPRIM:

esta fuentes son utilizadas por otras personas además de los turistas; es decir esta fuente ha existido y continuará existiendo independiente del hecho si hay turistas o no. La presencia de estas no significa que los y las turistas tengan que usarlas, pueden incluso no notarlas o no reconocerlas como tal. Puede tratarse de una antigua iglesia, una feria de pueblo o un romántico sendero que recorre el bosque.

FUENTES INCIDENTALES DE CALPRIM:

circunstancias repentinas que nunca fueron pensadas para los turistas. Un animal que cruza repentinamente el camino o simplemente conocer a gente agradable pueden ser ejemplos de este grupo. Esta fuente nunca fue construida o concebida como tal y no tiene dueño alguno. Pueden también ser de una naturaleza negativa: accidentes, perturbaciones atmosféricas o actos delictivos, por ejemplo.

En este punto es necesario hacer un alto para entender que estas Fuentes de Calprim existen porque los seres humanos las han etiquetado como tales. Un paisaje se convierte en un paisaje porque la gente lo está mirando. Una cascada puede haber caído ruidosamente durante miles de años pero únicamente se transforma en fuente de calprim cuando alguien tiene la idea de llevar gente allí para observarla. En este sentido podemos decir que una fuente de calprim es siempre una invención humana aunque ésta haya existido desde mucho antes.

La influencia que el turismo puede tener en estas fuentes se puede advertir, como anotamos, en diversos niveles. Tenemos los impactos físicos (la contaminación es uno de ellos) y los socioculturales (la discriminación es un ejemplo). Aparte de esta distinción, hay un grupo de fuentes que no muestran cambio alguno cuando están siendo utilizadas (una balsa que baja por los rápidos no altera el curso del río de ninguna manera), o que no sufren menoscabo por la presencia de turistas: un bosque, por ejemplo. Finalmente podemos distinguir aquellas fuentes que causaron cierto daño durante su desarrollo de aquellas que no causaron perjuicios significativos.

En el caso de las fuentes principales podemos ver que es absolutamente probable que un cierto daño sea causado durante su instauración, tanto a niveles físicos como socioculturales, debido más que nada a la gran escala de su construcción. Asimismo pueden ser causantes de polución ambiental o de daños por visitación excesiva. Hay casos en que las fuentes principales estaban allí previamente (las cataratas del Iguazú p.e.), pero la infraestructura enorme creada alrededor de ellas ha tenido su impacto en el ambiente. Este fenómeno es un tanto diferente en relación a las fuentes secundarias de calprim, ya que están construidas en una escala más pequeña, por lo que el nivel de impacto es menor durante su construcción y posterior uso. Los impactos de orden sociocultural se relacionan con el medio de la misma manera. Bastante diferente es el caso de las fuentes compartidas que nunca se desarrollaron específicamente para el turismo y por lo tanto no deben causar mayor daño; igual consideración se aplica a las fuentes incidentales de calprim. Asumimos que el deterioro causado por el uso de las fuentes compartidas es prácticamente el mismo que provoca la población local cuando las utiliza, como serian las emisiones de gases de los autobuses locales, por ejemplo. Hay sin embargo daños particulares provocados por las fuentes secundarias como es el hecho de concentrar gran cantidad de personas en un solo sitio, sobre todo cuando están ubicadas en áreas naturales (canopy); la contaminación sónica es otro elemento desfavorable que acarrean dichas fuentes. Una localidad se puede ver sofocada por una gran afluencia de turismo, resultando que las fuentes que se supone deben ser compartidas terminan siendo de uso exclusivo de los visitantes, dejando a los locales con la sensación de que su lugar se ha convertido en un pueblo extranjero.

El impacto de las fuentes en el ambiente puede ser resumido en el cuadro siguiente:

CONSTRUCCION

USO

Físico

Sociocultural

Físico

Sociocultural

Fuentes Primarias

D

D

D

S

Fuentes Secundarias

D

N/D

N/D

N/D

Fuentes Compartidas

N

N

N/D

N/D

Fuentes Incidentales

N

N

N

N

D: causa daño. N: no causa daño; N/D: daño no claramente establecido.

La tabla anterior nos muestra que el turista de tipo idealista reparará en que tanto las fuentes compartidas como las incidentales son las que causan menos daño al ambiente. Esto debido al carácter y a la pequeña escala de estas fuentes. Los proyectos turísticos concebidos a gran escala son los que causan la mayoría del daño ambiental, aparte de acarrear otros problemas relacionados, como el congestionamiento y ruido excesivo (fácilmente observable en nuestras playas durante la temporada alta). Desafortunadamente no todo en el mundo del turismo puede ser construido a pequeña escala, aun menos si tomamos en consideración que el número de viajeros aumenta año con año a un ritmo impresionante.

Hay diferentes modos de vacaciones que el turista puede eligir. Puede viajar en grupo o individualmente, puede reservar los hoteles y transportes de antemano o puede viajar al hazar. Dependiendo del modo de viajar que ha eligido el turista, podemos distinguir las diferentes formas de uso de las fuentes de calprim:

Vacaciones tipo “Todo Incluido”

La fuente primaria de calprim es el hotel mismo. Se encuentran algunas fuentes de calprim secundarias tambien, que son facil de experimentar (spa, cabalgatas en la playa o una cancha de golf, para mencionar algunas). Es dificil para el turista salir de las instalaciones del hotel, lo que significa que las fuentes compartidas de Calprim no pueden ser utilizadas y no se puede sacar experiencias de ellas. Las fuentes incidentales de calprim no se van a presentar tampoco en un ambiente tan controlado. El personal del hotel – por ser lujoso – proviene normalmente de las ciudades y no de la zona misma.

Todo lo que se ha expuesto en este rubro se puede aplicar tambien al caso de los cruceros.

Viajes grupales (3 o mas estrellas)

Este tipo de vacaciones normalmente visita algunas fuentes de Calprim principales (los llamados highlights) y brinda la oportunidad a los vacacionistas de visitar las fuentes de Calprim secundarias. Los hoteles son cómodos, lo que significa que gran parte del personal proviene de las ciudades grandes del país. La cantidad de fuentes de Calprim compartidas es limitada, pero existe, porque durante el día los turistas viajan a través del país en bus de lujo y en el camino pueden hacer paradas. Existe una tendencia de aumentar el número de fuentes de Calprim compartidas en el sentido de que los tour operadores organicen visitas a escuelitas locales o a los hogares de la población local.

Viajes grupales (de bajo presupuesto)

A veces visitan algunas fuentes de Calprim principales (no necesariamente) y algunas fuentes secundarias también. El número de fuentes de Calprim compartidas es bastante elevado, más que todo por el uso del transporte público. Por la misma razón los turistas pueden encontrar mucho mas fuentes de Calprim incidentales porque este tipo de viajes depende bastante de las circunstancias locales del momento.

El contacto con la póblación local puede jugar un papel importante.

Viajes individuales en carro (alquilado)

Depende del turista individualmente cuantas fuentes de Calprim principales y secundarias quiere visitar. Aparte de estas están las fuentes compartidas, porque viaja todos los días en su carro por los pueblos y paisajes del país de destino. Por la misma razón va a tener las fuentes incidentales (ojala las positivas….) que pueden formar una parte importante de las experiencias obtenidas, aunque depende del turista mismo hasta cual punto está abierto al consumo de Calprim de este tipo de fuentes.

Viajes individuales con transporte público o transfers

Lo más problabe es que este tipo de turista visita muy pocas fuentes de Calprim principales, y tambien vale en el caso de las fuentes secundarias. Parte del problema está en el transporte y las limitaciones del transporte público. La mayoria de las experiencias obtenidas proviene entonces de las fuentes de Calprim compartidas e incidentales.

Los mochileros

Este tipo de turista no visitan fuentes de Calprim principales ni secundarias, porque no quieren pagar por ellas. Los mochileros se concentran más que todo en las fuentes incidentales y luego en las fuentes compartidas, obviamente. Específicamente cuando una persona viaja y deja el curso del viaje a la suerte de lo que se encuentra en el camino, el énfasis está en las fuentes de Calprim incidentales. Los mochileros entre ellos hablan mas que todo de los encuentros repentinos y amistades espontáneas que han ocurrido durante sus viajes.

Hay mucho modos más de viajar, y pueden ser en velero (muy poco fuentes de Calprim compartidas en alta mar, pero si existen en los puertos) los viajes a caballo en las montañas, o las excursiones en grupo a una ciudad, por ejemplo. Cada uno tiene sus caraterísticas en términos del tipo de fuente de Calprim que predomina.

Cada destino turístico tiene varios fuentes de Calprim principales y segundarias y además cuenta con las fuentes de Calprim compartidas y incidentales. Podemos decir que cada región tiene un cierto valor de Calprim a base de la suma de sus fuentes de Calprim principales y secundarias independientes. Las fuentes compartidas y incidentales son otra forma de attribuir al nivel de Calprim de una región por medio de pueblos pictorescos o ciudades antiguas. Aparte de las fuentes de Calprim hay la infraestructura, consistiendo de hoteles, restaurantes, tiendas o oficinas de información. En algunos áreas turísticas la infraestructura es mucho más amplia que en otras. Podemos hacer una lista por destino del potencial turístico que tiene un destino. Como ejemplo tomamos el pequeño pueblo Tortuguero en la costa caribeña costarricense. Solamente se puede llegar en lancha o en avioneta.

Destino: TORTUGUERO

Fuente de Calprim Principal: Parque Nacional de Tortuguero

Fuente Secundaria: Caminita al cerro de Tortuguero, canoas, desove de tortuguas

Fuente compartida: poca población local y la mayoria trabaja en turismo. Todo es en lancha entonces en el camino poca Calprim compartida.

Fuente Incidental: Aparte de ver los animales, muy poca por todo es en lancha.

Infraestructura: Holeles de 1-3 estrellas, no mas de 2 pisos de altura, 10-70 habitaciones. No hay caminos, todo va en lancha. Casi ninguna infraestructura adicional.

» Este sitio no es comercial y no genera ingresos, por lo tanto se agradezca a las personas que lo usan activamente (trabajadores en turismo, estudiantes o académicos) por hacer una donacion, pequeña y simbólica como sea, por medio del botón DONATE (sistema Paypal) al final de este página «

 

 …

Deja un comentario


7 + 8 =