Por mucho tiempo el turismo vacacional se encuentra controlado por el pensamiento netamente económico y las investigaciones sociológicas. En esta página web se mantiene una visión más balanceada: los turistas mismos y el encuentro con su destino vacacional. Los turistas toman lo que se les ofrecen y lo usan para sus propios propósitos; son precisamente estos propósitos los que nos interesan y más que 25 artículos en esta página web tratan de eso: el turismo de los turistas. Agregué un artículo nuevo sobre "el cambio climático" dentro del rubro "Turismo" (julio 2020).

En febrero 2020 agregué un artículo nuevo en el rubro "Turismo" con el título "La Fenomenologia y el Turismo".

Decisiones

Todos los derechos son del autor Marinus C. Gisolf. Se prohíbe la reproducción total o parcial sin mención de la fuente.

 

La Elección.

El turista toma vacaciones simplemente porque puede y quiere tenerlas. Con esta sencilla afirmación llegamos a la conclusión de que el turismo se basa en una escogencia voluntaria. El suministro de información es inherente a la actividad turística, y para que ese viajero pueda elegir libremente su destino vacacional, va a necesitar, de hecho, bastante información. A partir del momento en que involucramos el desarrollo turístico sostenible dentro del concepto de vacaciones se hace realmente imperioso conceptuar todo el proceso desde su inicio básico: el momento en que un turista comienza a componer en su mente que destinos y opciones vacacionales le son asequibles. Abajo expondremos algunos argumentos principales que hacen posible la toma de decisiones, así como las fuentes informáticas que él o la turista necesitara para ejecutar tal acción.

Establecer que es lo que el turista desea hacer con su tiempo de vacaciones es un asunto complicado y es tan solo una de las muchas decisiones que tendrá que tomar durante el proceso. Primero que nada debe preguntarse a si mismo donde desea ir, qué ideal de vacaciones visualiza y qué tipo de calorías de primer impacto (calprim) está dispuesto a consumir. ¿Serán del tipo Fast Food, Haute Cuisine, Tailandesa, o de tradicional comida casera? Es decir en términos turísticos ¿está pensando en alguna playa bonita y acogedora, en un costoso safari en África, en viajar en grupo a Asia o en un pequeño hotel en su propio país? ¿Tomara la decisión con base en brillantes folletos de viajes confeccionados por los distintos operadores turísticos? ¿En qué medida un turista está siendo persuadido por las agencias de viajes? Asumimos que previo al contacto que establece con la operadora de viajes el turista tiene una idea aproximada de hacia dónde desea ir de vacaciones y si quiere hacerlo solo o en grupo. Es decir, partimos de la premisa de que las organizaciones de viajes tienen su pequeña cuota de impacto en la decisión final acerca del destino y del tipo de vacaciones que él o la turista desea, aunque vale la pena investigar un poco más al respecto.

Los factores más importantes en los cuales un turista basa su opción acerca del tipo de vacaciones que finalmente tomará se pueden dividir en dos categorías. La primera aparece conformada por los factores que están directamente ligados al destino vacacional (fuentes de calprim) y a las experiencias previstas. Estamos hablando de prerrogativas tales como si el viajero desea ser un aventurero en sus propias vacaciones o un miembro más de un grupo que solo quieren experimentar las fuentes primarias de calprim. ¿Desea viajar a troche y moche, o prefiere una serie de experiencias estructuradas? Antes de tomar la decisión final sobre el tipo de vacación, el turista tiene ciertas ideas y expectativas alrededor de las cuales comienza a construir una imagen completa; o sea, entre mas información se adquiere más crecen las expectativas.

La segunda categoría de factores de escogencia está relacionada con la situación doméstica del turista: ¿Cuánto tiene que gastar y cuan larga debe ser su vacación? ¿Hizo sus reservaciones vía Internet por falta de tiempo? Otras preguntas serian ¿De cuánto tiempo dispone para la preparación de su viaje? ¿Qué tan importante es para él o ella estar bien preparado con toda la información que hay disponible en guías de viajeros, programas de T.V., o el Internet? Quizás un interés especial o un pasatiempo específico jueguen una parte importante también. La razón primordial por la que quiere tener sus vacaciones es otro punto interesante. ¿Quiere apartarse de la rutina diaria, o desea ir a hacer compras en París? ¿Ha llegado a ser su vida tan insoportable que un viaje alrededor del mundo parece ser la única salida, o sencillamente quiere broncearse en alguna playa tropical? La actitud integral del turista es un factor muy importante. ¿Es del tipo de turista idealista y quiere cerciorarse de que con su presencia y aporte se ayuda a la gente que más lo necesita, o es él del tipo más egocéntrico y simplemente aspira a disfrutar y satisfacer sus deseos? (Vea la escala LT) Pero al margen de todas estas interrogantes está, quizás, la más importante de todas las preguntas: ¿Por quién o quienes desea ser acompañado en su viaje de vacaciones?

En resumen podemos establecer una lista de elementos que el turista aplica para tomar la decisión final acerca de su destino y tipo de vacación.

Comenzamos con todas las consideraciones que conciernen al medio en que usualmente nuestro posible viajero se desenvuelve:

Consideraciones económicas:

  • -Cuanto tiene para gastar
  • -Pagar todos los servicios por adelantado o pagar localmente tanto cuanto sea posible
  • -Duración de la estadía.
  • -Categoría del hospedaje (cinco estrellas o camping)

 

Recomendaciones e intereses especiales:

 

  • -Grado de dependencia hacia el consejo de amigos, familiares etc.
  • -Tiempo invertido en leer guías de viaje o navegando en Internet.
  • -Posibles intereses específicos como ornitología, jardinería, deportes extremos etc.

 

Consideraciones sociales o idealistas:

  • – Con quien viajar
  • – Viajar solo (con acompañante) o en un grupo
  • – Grado de importancia dado a protección y seguridad
  • - Grado de importancia dado a consideraciones de orden ecológico y de sostenibilidad.

Aparte de estas hay consideraciones referentes al destino y a las fuentes de calprim:

 Fundamentadas en hábitos, actitudes y marcos de referencia

  • - Viaje estructurado o viaje aleatorio
  • - Programa activo o relajado
  • - Enfocado en las fuentes de calprim primarias y/o secundarias
  • - Enfocado en fuentes de calprim compartidas o incidentales (mochileros, por ejemplo)
  • - Tipo de destino (ciudad, playa, naturaleza o parques temáticos)
  • - Desplazamiento intercontinental o local
  • - Interés o no en la población y la cultura local
  • - Inclusión de elementos idealistas (tales como el comunitarismo) o egocéntricos.

En cuanto a la elección de vacaciones, habrán diferentes fuentes de información que pueden entrar en juego, tales la información factual y la información focalizada. Otro factor a tomar en consideración está relacionado a la actitud del turista, ideas fijas o prejuicios, que pueden llevar a cierta toma automática de opciones y decisiones. El turista siempre está en posición para ver por sí mismo en qué medida deja prevalecer sus propias ideas, sus marcos referenciales y en que tanto se deja llevar por otras fuentes de información.

La Escala de Estilo de Vida del Turista

¿Se consideran los turistas a sí mismos como del tipo de personas que solamente se preocupan por ciertos actos, como por ejemplo, tomar el sol en una playa, alimentarse con buena comida o descansar con el mayor confort posible sin pensar dos veces en el impacto que provocan en el medio ambiente local? ¿O se ven mas como del tipo que desea jugar un rol activo en el destino turístico que han seleccionado? El primer tipo al que hicimos referencia pertenece al grupo de los turistas egocéntricos (tambien se usa el término psicocéntrico), mientras que el segundo corresponde al de los turistas idealistas o alocéntricos. El concepto ‘idealista’ es un poco constreñido ya que estamos pensando en todos esos viajeros que han logrado intuir lo que está detrás de lo aparente, que son conscientes de la influencia, ya sea positiva o negativa, que su presencia puede causar en el entorno y que aceptan las consecuencias de sus acciones. Hay también los idealistas más comprometidos que van un paso más allá y aportan tiempo y recursos con el fin de ayudar a las poblaciones locales en sus proyectos turísticos.

Podemos hacer una escala, con los turistas más idealistas al lado izquierda y los más egocéntricos al lado derecha. Se llama la escala LT en referencia al estilo de vida (lifestyle) del turista (también vea el artículo http://www.tourismtheories.org/?cat=105&lang=es .

Separar a los turistas en estos dos grupos, aunque tal vez parezca un poco arbitrario, nos ayudará cuando analicemos algunas de las elecciones antedichas. ¿Deben los factores ser solamente sopesados contra las propias expectativas (como lo harían los egocéntricos) o debe el turista explorar las diferentes opciones que toman en cuenta factores ecológicos y de sostenibilidad?

Ilustremos este tema con un simple ejemplo: si miramos la lista de consideraciones podemos destacar aquella en que el turista pagara todo por adelantado (generalmente a las organizaciones de viajes en el país de origen) o de si intentara comprar localmente, en el destino, tanto cuanto sea posible desde hoteles, operadores turísticos locales etc. Si decide por la alternativa de pagar directamente en la fuente de calprim o en el sitio donde se localiza la infraestructura (hoteles, restaurantes etc.) podría estar aportando una ayuda extra al desarrollo de proyectos locales y seria esta, por lo tanto, una opción más sostenible.

El nivel de comodidad es otro tema en que el turista más idealista puede pensar detenidamente para empezar a comprobar por sí mismo cuan dañino o beneficioso pueda ser con respecto al entorno. A este respecto vale el observar la existencia de un malentendido muy común que le asigna a un hospedaje de connotación ecológica un menor nivel de comodidad. El hecho de que una habitación de hotel sea espaciosa y con una confortable cama no tiene nada que ver con prácticas sostenibles. Sin embargo, el tipo de jabón usado en el cuarto de baño, el mecanismo que se use para calentar el agua o la frecuencia con que se lave la ropa de cama, si tienen una verdadera influencia de consideraciones ecológicas, así como la proporción de cloro usada en la piscina o la cantidad de agua utilizada para irrigar los jardines.

Conseguir la información sobre los varios destinos turísticos ya sea en el Internet o en las guías de viajes requiere tiempo y el nivel de profundidad a que el turista quiera llegar en su búsqueda dependerá de la cantidad de tiempo que tenga disponible: el turista más idealista tendrá que invertir más tiempo en ella que el egocéntrico. Una persona muy ocupada, por ejemplo, puede preferir que arreglen todo por él y llame a una agencia de viajes para que se encargue de los arreglos correspondientes despreocupándose de la calidad de lo que adquiere en términos de sostenibilidad.

A la hora de tomar cualquier decisión sobre el destino final de viaje el turista idealista intentará conseguir mucho más información de fondo acerca de las distintas fuentes de calprim, poniendo énfasis en los efectos perjudiciales posibles y en qué medida su propia presencia puede ser o no dañina con respecto al entorno (pensando en áreas naturales de conservación o similares).

Aparte de consideraciones ambientales también tenemos que pensar en la parte sociocultural de turismo. Puede darse el caso de que un turista seleccione un moderno “resort” de playa (Torremolinos o Cancún) pensando en todo el tiempo que tendrá para relajarse, en tanto que otro puede preocuparse de los impactos perjudiciales que la construcción de estos sitios pudo haber tenido en el medio ambiente o sobre el hecho de que la población local pueda recibir más perjuicio que beneficio de esas atracciones turísticas.

Y finalmente cabe preguntarnos en qué medida un turista está realmente interesado en la gente y la cultura del destino en que vacacionar. Si alguien va de visita a Roma presumimos que tiene cierto interés en la historia y cultura italianas; pero cuando se trata de otro tipo de destino el razonamiento anterior no es aplicable del todo. ¿Cuánta gente que va a las playas de Turquía con el propósito de acercarse a la gente turca y su cultura? La cultura es una manifestación diferente de las actitudes sociopolíticas. Prodigar deliberadamente parte de la estadía en el destino vacacional ayudando a la población local, así como cualquier otra acción que se realice durante la estancia y que favorezca a las personas más necesitadas, se puede enmarcar dentro de los preceptos del “turismo en contra de la pobreza” (‘pro-poor tourism’).

Hemos estado hablando hasta ahora de la larga lista de decisiones que un turista tiene que tomar antes de seleccionar que tipo de vacaciones desea y adonde las va a realizar. Entonces precisamos que hay dos tipos principales de turistas – los egocéntricos y los idealistas – y la mayoría de los turistas se encuentran entre estos dos extremos. Las selecciones que un turista tiene que hacer están fundamentadas en la información disponible y para tal efecto existen diversos tipos de Infofuentes. Una vez que el turista ha tomado la decisión de a donde ir durante su tiempo libre, entran en funcionamiento una gran cantidad de factores, que tienden a multiplicarse si hay consideraciones de sostenibilidad de por medio. Lo que pondera nuestro interés es analizar la manera en que estas infofuentes reaccionan ante temas relacionados con la sostenibilidad, independientemente de la actitud, expectativas o argumentaciones del turista. Además, si un turista idealista toma en consideración factores sostenibles, en qué medida la práctica demostrará que los beneficios prometidos se están concretando realmente. Obviamente, las fuentes de calprim y la infraestructura turística estarán de alguna forma ligadas a consideraciones de sostenibilidad, independientemente del hecho de si el turista las solicita o no: la sostenibilidad es una cuestión que nos concierne a todos por igual. ¿Qué puede un turista esperar en el campo de la sostenibilidad, qué nivel de información puede manejar al respecto y qué parte es lo suficientemente tangible como para ayudarle a seleccionar un destino vacacional?

» Este sitio no es comercial y no genera ingresos, por lo tanto se agradezca a las personas que lo usan activamente por hacer una donacion, pequeña y simbólica como sea, por medio del botón DONATE (sistema Paypal) al final de este página «

Todos los derechos son del autor Marinus C. Gisolf. Se prohíbe la reproducción total o parcial sin mención de la fuente.

Deja un comentario


+ 5 = 8